>
Compartir
WhatsApp

Así puedes usar el ajo para mejorar la circulación en las piernas y evitar los coágulos

Ristra de ajos
NOTICIA de Jessica Pascual
03.02.2024 - 11:26h    Actualizado 03.02.2024 - 11:26h


¿Piernas hinchadas? Una mala circulación sanguínea es la responsable de la inflamación de determinados puntos del cuerpo, así como del malestar general y el hormigueo de estas zonas. Una situación que puede tener diferentes causas y para la que existen distintos tratamientos. Y remedios naturales que permiten mejorar la circulación de la sangre, reducir la formación de plaquetas y reducir así el riesgo cardiovascular y los niveles de colesterol.

¿Quieres saber cuáles son? Se trata de un alimento tan versátil y usado en la cocina de la dieta mediterránea como el ajo. Un producto que tiene enormes beneficios para el organismo, gracias a la alicina y al grupo de vitaminas tipo B.

Por qué el ajo es bueno para la circulación sanguínea

El ajo tiene un sinfín de propiedades que son beneficiosas para la salud. Ya en la antigüedad este alimento se usaba como remedio natural por su poder curativo y hoy es un imprescindible en la cocina mediterránea. Entre sus principales propiedades, destacan su poder antiséptico, antibiótico, antioxidante y antiinflamatorio.

¿Pero, cómo sacarle el máximo partido a estas propiedades? Hay que tener en cuenta que el mayor potencial nutritivo y curativo del ajo se obtiene al cortarlo, triturar o masticarlo, porque se desprende en este momento un componente que en contacto con el oxígeno se convierte en alicina, un compuesto de azufre que tiene enormes beneficios en el organismo. ¿Y, cómo influye este elemento en la circulación?

Los alimentos como el ajo, ricos en vitaminas del grupo B y la alicina, juegan un papel fundamental en el organismo, dado que gracias a su poder antioxidante contribuye a reducir los niveles del colesterol malo. Y reduce así el riesgo de la formación de placas en las arterias y coágulos.

Los expertos de MayoClinic explican que el colesterol es una sustancia que se encuentra en la sangre, pero un exceso aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. En concreto, un nivel elevado puede provocar que se formen depósitos grasos de vasos sanguíneos y dificultan la buena circulación de la sangre por las arterias. A veces, esos depósitos pueden romperse de repente y formar un coágulo que causa un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Por todo ello, mantener el colesterol a raya es crucial para garantizar la buena salud de la circulación sanguínea.

El ajo reduce el riesgo cardiovascular

El estudio ‘Ajo y riesgo cardiovascular‘ de D. A. de Luis, R. Aller, perteneciente a la sección de Endocrinología y Nutrición Clínica de la investigación en Hospital Universitario del Río Hortega, señala los potenciales beneficios del consumo de ajo en un ensayo experimental. En concreto, el análisis concluye que “el consumo regular de 5 gramos de ajo crudo dos veces al día durante 42 días disminuye los niveles de colesterol total y triglicéridos“. Aunque apunta a que la mayor parte de los estudios realizados en el campo de los lípidos han sido llevados a cabo en animales, no en personas.

Por ello, resume que los efectos del ajo sobre la disminución del riesgo cardiovascular son reseñables. “No obstante, los estudios en humanos son escasos y todavía falta por demostrar que estos efectos disminuyan los eventos cardiovasculares, así como la cantidad necesaria de ajo para obtener estos beneficios”.

Por su parte, la fundación estadounidense AARP señala que hay numerosos estudios que evidencian que “Según estudios, el ajo ayuda a evitar que las plaquetas se peguen, fortalece los vasos sanguíneos y promueve la buena circulación”. Una situación que se debe a que este alimento es rico en alicina y vitamina B.

Otro estudio publicado en Elsevier de ‘El Ajo‘, de la farmacéutica M Tránsito López Luengo, insisten en el potente poder antioxidante del ajo. Detallan que en numerosas investigaciones se ha demostrado que el ajo fresco y sus preparados cuentan con esta propiedad. Lo que es eficaz para inhibir la formación de radicales libres, así como para aumentar las enzimas antioxidantes celulares.

Causas de la mala circulación

¿Pero, por qué hay personas que tienen una mala circulación? Los expertos de Medline Plus detallan algunas de las principales causas que originan esta patología, entre las que destacan:

  • Por cuestiones genéticas
  • Por enfermedades del corazón como el colesterol alto y presión arterial alta
  • Infecciones
  • Lesiones
  • Ingesta de determinados medicamentos, incluyendo hormonas

Cómo se tratan los problemas de circulación

Los expertos apuntan a la infinidad de tratamientos que existen para tratar este tipo de problemas. Una variedad de opciones cuya elección depende directamente del origen de este problema. De manera general, se detallan las siguientes actuaciones principales:

  • Llevar un buen estilo de vida. Con una dieta saludable para el corazón que se acompañe de la práctica de ejercicio. E introducir determinados alimentos que son potencialmente beneficiosos para tratar este problema, como el ajo.
  • Con medicamentos específicos para la presión arterial, anticoagulantes, medicinas para el colesterol y para disolver coágulos. Siempre bajo la prescripción de un profesional.
  • A través de procedimientos no quirúrgicos
  • Con cirugía

Si quieres leer más noticias como Así puedes usar el ajo para mejorar la circulación en las piernas y evitar los coágulos, te recomendamos que entres en la categoría de Bienestar.