Cómo plantear una reforma y calcular su presupuesto


Cómo plantear una reforma y calcular su presupuesto

Aunque muchas veces queramos ocultar y pasar por alto algunos defectos de nuestra vivienda familiar, hay que ser conscientes de que una reforma es necesaria de vez en cuando. Y es que decidirse por reforma el hogar no es una tarea fácil, puesto que genera mucho estrés y comederos de cabeza. No saber por dónde empezar, elegir qué partes reformar y cuáles dejar tal y como están… o dudas sobre cómo saber hacer un presupuesto para una reforma son solo algunas de las situaciones que echan para atrás a la hora de plantearse si hacer una reforma o no hacerla.

5 puntos clave para calcular el coste de una reforma

Tener claro el gasto máximo que se está dispuesto a asumir y repartir el dinero disponible entre los diferentes puntos de una reforma es una situación un poco confusa para cualquier persona, pero con estas claves que os mostramos a continuación resultará mucho más sencillo:

Tener claro qué reforma necesita tu hogar

Antes de decidir de forma precipitada qué partes de la vivienda reformar, lo primero que debes hacer es un análisis de cada estancia para valorar qué actuaciones son necesarias y en el caso de comprobar que efectivamente una reforma es la única solución, empezar a buscar ideas de reforma.

En plataformas como Instapro puedes obtener muchas ideas relacionadas con la reforma del hogar y que incluyen guías de precios para empezar a hacerse una idea del coste aproximado de la reforma.

Decidir materiales

Una vez decidido el tipo de reforma necesaria, hay que empezar a plantearse qué tipo de materiales se necesitan y cuál es el precio medio por el que pueden encontrarse en el mercado. Eso dependerá de la cantidad de dinero que se esté dispuesto a emplear, pudiendo optar por materiales básicos y de marcas baratas o por materiales de calidad de marcas de cierto prestigio.

Precio por unidad

Con los materiales ya decididos, el siguiente paso consiste en elaborar un desglose por unidad de los materiales que se van a adquirir para la reforma. Es un paso que requiere de mucho detalle ya que al terminarlo se puede conseguir una idea bastante fidedigna del coste final de la reforma.

Acabados finales

Una vez está decidido el grueso de la reforma y todos los detalles de importancia hay que considerar en elegir qué acabados finales necesita la estancia tras la reforma realizada. Optar por unos acabados que encajen con la decoración y la estética del resto del hogar es una decisión que siempre será acertada.

Ayuda profesional

En caso de que haya partes de la reforma en la que no te sientas capacitado para tomar decisiones sobre qué productos o materiales son necesarios, recurrir a un profesional de confianza que aclare ciertos puntos para rematar el presupuesto y darlo por finalizado puede resultar imprescindible.

Siguiendo los puntos descritos en esta guía llevar a cabo una reforma se hace mucho más llevadero. Pero no por ello se debe de dejar de prever otros gastos imprevistos que pueden surgir durante el transcurso de la misma, ya que puede ocurrir que cuando se empiece surjan complicaciones que dificulten la reforma y que requiera de más tiempo y dinero.

Sea cual sea el caso, siempre resulta de utilidad contar con un buen presupuesto bien ejecutado y desglosado para una reforma sin sobresaltos.

Cómo plantear una reforma y calcular su presupuesto

Aunque muchas veces queramos ocultar y pasar por alto algunos defectos de nuestra vivienda familiar, hay que ser conscientes de que una reforma es necesaria de vez en cuando. Y es que decidirse por reforma el hogar no es una tarea fácil, puesto que genera mucho estrés y comederos de cabeza. No saber por dónde empezar, elegir qué partes reformar y cuáles dejar tal y como están… o dudas sobre cómo saber hacer un presupuesto reforma son solo algunas de las situaciones que echan para atrás a la hora de plantearse si hacer una reforma o no hacerla.

5 puntos clave para calcular el coste de una reforma

Tener claro el gasto máximo que se está dispuesto a asumir y repartir el dinero disponible entre los diferentes puntos de una reforma es una situación un poco confusa para cualquier persona, pero con estas claves que os mostramos a continuación resultará mucho más sencillo:

Tener claro qué reforma necesita tu hogar

Antes de decidir de forma precipitada qué partes de la vivienda reformar, lo primero que debes hacer es un análisis de cada estancia para valorar qué actuaciones son necesarias y en el caso de comprobar que efectivamente una reforma es la única solución, empezar a buscar ideas de reforma.

En plataformas como Instapro puedes obtener muchas ideas relacionadas con la reforma del hogar y que incluyen guías de precios para empezar a hacerse una idea del coste aproximado de la reforma.

Decidir materiales

Una vez decidido el tipo de reforma necesaria, hay que empezar a plantearse qué tipo de materiales se necesitan y cuál es el precio medio por el que pueden encontrarse en el mercado. Eso dependerá de la cantidad de dinero que se esté dispuesto a emplear, pudiendo optar por materiales básicos y de marcas baratas o por materiales de calidad de marcas de cierto prestigio.

Precio por unidad

Con los materiales ya decididos, el siguiente paso consiste en elaborar un desglose por unidad de los materiales que se van a adquirir para la reforma. Es un paso que requiere de mucho detalle ya que al terminarlo se puede conseguir una idea bastante fidedigna del coste final de la reforma.

Cómo plantear una reforma y calcular su presupuesto-1

Acabados finales

Una vez está decidido el grueso de la reforma y todos los detalles de importancia hay que considerar en elegir qué acabados finales necesita la estancia tras la reforma realizada. Optar por unos acabados que encajen con la decoración y la estética del resto del hogar es una decisión que siempre será acertada.

Ayuda profesional

En caso de que haya partes de la reforma en la que no te sientas capacitado para tomar decisiones sobre qué productos o materiales son necesarios, recurrir a un profesional de confianza que aclare ciertos puntos para rematar el presupuesto y darlo por finalizado puede resultar imprescindible.

Siguiendo los puntos descritos en esta guía llevar a cabo una reforma se hace mucho más llevadero. Pero no por ello se debe de dejar de prever otros gastos imprevistos que pueden surgir durante el transcurso de la misma, ya que puede ocurrir que cuando se empiece surjan complicaciones que dificulten la reforma y que requiera de más tiempo y dinero.

Sea cual sea el caso, siempre resulta de utilidad contar con un buen presupuesto bien ejecutado y desglosado para una reforma sin sobresaltos.

Cuánto cuesta reformar una vivienda – Guía de precios

Si te estás planteando hacer una reforma y te preguntas cuánto cuesta reformar una vivienda, ahora podrás salir de dudas con esta detalladísima guía de precios. Y es que hacer reformas en el hogar es cada vez una opción más replanteada por los españoles, bien tras comprar una vivienda o para renovar la que ya tienen, porque realmente sabes ¿cuánto vale reformar una casa?

Guía de precios para reformar una casa

No disponer de la información más o menos correcta puede que muchas personas echen para atrás la idea de hacer una reforma al desconocer cuánto puede costar. Por eso, para que todo el mundo conozca los precios aproximados de las diferentes opciones a la hora de reformar una vivienda y se trate del baño, la cocina, el salón o un arreglo de fontanería, a continuación recogemos los datos del portal habitissimo.

Según la web de reformas y servicios para el hogar, el coste medio de hacer una reforma es de 450€/m2. Los precios varían en función de las estancias a reformar o si se quiere pintar o cambiar un plato de ducha, pero sin duda alguna, esta guía de precios por reformas es clarificador a todos los que vayan a planterse iniciar una reforma en su piso, se trate de una reforma de una casa de 80m2 o de 150 metros.

Reformar una casa vieja

Invertir en una vivienda de obra nueva puede ser muy costoso y no siempre tiene porque cumplir nuestras expectativas, por lo tanto la opción de reformar una vivienda antigua se está volviendo más habitual. Además de menos costoso, puedes adaptarla a tus gustos, ya sea tirando un muro y creando un espacio más diáfano o reformando la cocina y poniendo esa isla que siempre deseaste.

Aunque el precio pueda variar en función de la comunidad autónoma, la calidad y el precio de la mano de obra, siempre es útil saber un coste aproximado para empezar a ahorrar. Así que para poder empezar a hacer números no te pierdas la siguiente guía de precios y reformas que te ponemos en esta infografía:

Cuánto cuesta reformar una vivienda - Guía de precios

Consejos que debes tener en cuenta antes de reformar tu casa

¿Sabías que dispones de ayudas económicas, de considerables beneficios fiscales de hasta el 10% o de que puedes necesitar una licencia de obras si vas a hacer una reforma en tu casa? Aunque sea pequeña, hay ciertas consideraciones que debes considerar antes de mover un sólo dedo. Los expertos en ayudar a los consumidores de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destacan que es clave trabajar con profesionales —lo barato puede salir caro—, así como dejar por escrito en contratos tanto los plazos de ejecución como los precios que acuerdes con las empresas de reformas.

A continuación destacamos ocho consejos que siempre tendrás que tener en cuenta para las reformas que quieras realizar en tu hogar.

1. Busca profesionales con referencias
Aún cuando sea una pequeña reforma, busca profesionales acreditados e, idealmente, con referencias. Es importante que además cuenten con un seguro de responsabilidad civil profesional que les cubra en caso de accidente. Tú, por tu parte, comprueba que tienes un seguro del hogar que cubra los posibles daños que se pudiesen producir en la vivienda y en la comunidad de vecinos.

Pide siempre que te facturen con IVA. Así podrás deducirte por las obras, solicitar ayudas públicas y, lo más importante, reclamar si la reforma se terminó mal.

2. Solicita tres presupuestos
Una vez tengas clara la reforma, pide, al menos, tres presupuestos diferentes. Solicita que estén detallados por partidas (albañilería, electricidad, fontanería…) y que especifiquen la calidad de los materiales a utilizar. Así podrás compararlos punto por punto y negociar la rebaja de algún apartado concreto.

Respecto a los materiales de la reforma, salvo que tengas la posibilidad de obtenerlos a buen precio, déjalo en manos del profesional, ya que puede obtener importantes descuentos de los proveedores.

3. Fija, por escrito, una fecha de finalización
Una vez seleccionado un presupuesto, inclúyelo como anexo en el contrato de obras. Es vital que este contrato fije una fecha de finalización de la reforma, superada la cual el profesional deberá pagar una penalización (por ejemplo, 60 euros por día de retraso).

Es habitual pagar una entrada que cubra la compra de los materiales, pero no debería superar el 30% del presupuesto total. Asocia el resto de los pagos a la realización de determinadas obras: albañilería, fontanería… Y deja siempre una cantidad pendiente para el final de la reforma.

4. Avisa a tus vecinos
Si la reforma es importante tendrás que pedir permiso a la Comunidad. Y necesitarás su apoyo unánime cuando las obras afecten a la estructura del inmueble (muros de carga), a la fachada o a los elementos comunes; así como cuando se produce una segregación de la vivienda buscando efectos jurídicos.

Si la reforma es de pequeña entidad (pintar, cambiar las ventanas…) no es preciso pedir permiso a la comunidad. Pero conviene avisar a los vecinos que comparten pared sobre el horario y los plazos de las obras. Tampoco está de más dejarles un número de teléfono por si se produce algún incidente.

5. Comprueba si necesitas una licencia
Hay reformas que precisan de una licencia de obra mayor, en cuyo caso hay que presentar en el Ayuntamiento un proyecto firmado por un arquitecto. Nos referimos a obras que afecten a la estructura del inmueble (muros de carga), a la fachada o a los elementos comunes; así como las que amplíen el volumen del inmueble o impliquen un cambio de uso (un piso que se transforma en un local, por ejemplo).

El resto de las reformas se consideran de obra menor. Algunas pueden precisar de una licencia de obra menor o, simplemente, de un acto comunicado. Infórmate en tu Ayuntamiento.

6. Aprovecha el Plan Renove
Al coste de los materiales y la mano de obra, deberás sumar el de las licencias y tasas del Ayuntamiento. Y también deberás pagar el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que supone el 4% del presupuesto.

Pero también existen ayudas de las Comunidades Autónomas (promovidas por el Ministerio de Industria y el IDAE) para la sustitución de la caldera, el aparato de aire acondicionado, los electrodomésticos o las ventanas, siempre y cuando mejoren la eficiencia energética de la vivienda. La mejor forma de informarse es dirigirse a la Consejería de Economía.

7. Pide ayudas directas en tu Comunidad Autónoma
Otras ayudas directas, que pueden cubrir hasta el 40% del presupuesto, son las concedidas por el Ministerio de Fomento y las Comunidades Autónomas para reformas que:

-eliminen barreras arquitectónicas.

-contribuyan a ampliar la superficie útil.

-mejoren el aislamiento térmico y acústico.

-promuevan la eficiencia energética.

-renueven las instalaciones de agua, gas y electricidad y favorezcan el ahorro.

Eso sí, las viviendas deben tener más de 12 años de antigüedad. Infórmate de los detalles en la Consejería de Vivienda de su Comunidad Autónoma (deberás solicitarlas antes de empezar la obra).

8. Y benefíciate de las ventajas fiscales
Las obras de mejora y rehabilitación de la vivienda pueden beneficiarse de la aplicación de un IVA reducido del 8% hasta 2012.

Además existe una lista de gastos deducibles en 10% en el IRPF en los ejercicios de la renta de los ejercicios 2010 (aunque sólo por las cantidades satisfechas entre el 14 de abril y el 31 de diciembre), 2011 y 2012. Las condiciones para beneficiarse de ello son similares a las ayudas directas mencionadas; así como en las reformas que favorezcan la seguridad del inmueble o permitan el acceso a Internet y a servicios de televisión digital (infraestructuras de telecomunicaciones). El contribuyente debe tener una base imponible inferior a 53.007 euros anuales y no haber pagado los conceptos deducibles en metálico.

Manual práctico para reformar la vivienda

En España, casi el 50% de las viviendas tienen más de 30 años. Este dato induce a pensar en la necesidad de mejorar el parque inmobiliario y adaptarlo, además, a las nuevas necesidades energéticas y funcionales. En el primer cuatrimestre del año los visados han aumentado un 9,3% respecto al mismo periodo de 2009, según Ministerio de Fomento. Para abordar una rehabilitación sin complicaciones, el Colegio de Aparejadores de Madrid propone diez pasos:

1. Lo primero… ¡prevenir!

Realizar un control constante de la vivienda nos ayudará a evitar sorpresas de última hora sobre las necesidades de acondicionamiento necesarias. Las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE) son obligatorias para viviendas de más de 30 años en aquellas ciudades que ya tienen aprobadas sus respectivas ordenanzas. Sin embargo, el buen uso del edificio y su mantenimiento periódico permitirá mantener las condiciones de seguridad, estabilidad y habitabilidad de acuerdo con lo establecido en la normativa urbanística aplicable y en la ordenanza municipal. El incumplimiento de estas garantías nos supondría una inspección desfavorable.

2. Aunque a veces lo olvidemos, la ley nos hace responsables
La Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) especifica que son obligaciones de los propietarios «la conservación en buen estado de la edificación mediante un adecuado uso y mantenimiento». Además, la LOE señala que «son obligaciones de los usuarios, sean o no propietarios, la utilización adecuada de los edificios o de parte de los mismos de conformidad con las instrucciones de uso y mantenimiento, contenidas en la documentación de la obra ejecutada».

Esta normativa nos responsabiliza, así, del estado de nuestras viviendas y de su correcto mantenimiento, algo que sin duda deberemos acostumbrarnos a tener en cuenta.

3. No te olvides de solicitar una licencia urbanística

Toda tipología de rehabilitación precisa la preceptiva licencia urbanística y demás autorizaciones administrativas según la normativa aplicable. Un sistema que en casos como el de Madrid se puede gestionar a través de las Entidades Colaboradoras de Licencias Urbanísticas (ECLU), lo que nos permitirá reducir el tiempo de espera para su obtención, así como una reducción de los costes de hasta el 15%.

4. Contrata a un técnico facultativo si después no quieres sorpresas

La Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) establece que el arquitecto técnico es profesional habilitado para dirigir la ejecución de la obra. Entre los servicios que asumen estos profesionales se encuentra la elección y verificación de la correcta recepción de productos a la obra, la dirección de la ejecución material de la misma o la gestión de las certificaciones correspondientes.

Si lo que queremos es mantener un control exhaustivo y preciso de la rehabilitación, los aparejadores nos facilitarán un diagnóstico apropiado de la situación del inmueble y nos darán a conocer las necesidades existentes, así como el proceso que debemos seguir para la correcta ejecución de la obra.

5. La redacción de un proyecto técnico y el control de gastos

Otra de las labores que nos facilitará un profesional habilitado es la redacción de un proyecto técnico que contemple todas las fases de ejecución de la obra. Un documento obligatorio en toda rehabilitación, excepto en los casos en que no se actúe sobre elementos estructurales de la vivienda o en aquellos en que no se altere la configuración de la fachada.

Por otro lado, es preciso mantener un control sobre el ajuste de los tiempos planificados y de los gastos realizados.

6. El Libro del Edificio, el gran desconocido

Una vez finalizada la obra, el Libro del Edificio nos servirá de manual de conservación del inmueble ya que recogerá el proceso técnico de la ejecución de obra y los intervinientes en la misma, además de darnos claves para el correcto uso y mantenimiento de las instalaciones y de los materiales aplicados a la construcción.

7. Consulta las ayudas existentes

Beneficiarse de las subvenciones que Gobierno central, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos ofrecen para procesos de rehabilitación puede sernos de gran ayuda en la cuenta final.

Recientemente, el Gobierno aprobó las ayudas fiscales a la rehabilitación de viviendas, elevando el límite de renta a los 53.000 euros anuales. Este respiro fiscal nos permite beneficiarnos de una deducción de hasta el 10% del importe de las obras realizadas hasta el 31 de diciembre de 2012.

8. Controla la gestión de los residuos producidos

Debemos tener en cuenta que el uso de contenedores para la recogida de los residuos de demolición y construcción conlleva el pago de las correspondientes tasas al Ayuntamiento por invadir parte de la vía pública.

La correcta gestión de estos residuos producidos es responsabilidad del propietario o usuario de la vivienda.

9. Incluye la eficiencia energética en tu proyecto

Es un hecho que el empleo de la eficiencia energética y su aplicación en el urbanismo se ha convertido en el presente y futuro del nuevo modelo constructivo. En este sentido, las energías limpias se presentan como la mejor alternativa para reducir los consumos y mejorar la eficiencia energética del edificio y, por ende, para disminuir nuestra factura mensual.

La aplicación de este tipo de sistemas, sumado a soluciones tan prácticas como la mejora de los aislamientos de la vivienda, puede suponernos un ahorro de entre el 40 y el 70% de la factura energética.

Además, hay que tener en cuenta que el Real Decreto 47/2007 de la Eficiencia Energética expone que «el propietario del edificio de nueva construcción es responsable de la renovación o actualización del certificado de eficiencia energética» y que éste tendrá una vigencia máxima de diez años. En breve se regulará mediante otro Real Decreto el proceso a seguir en los edificios ya construidos.

10. ¡Disfruta de tu vivienda!

Realiza inspecciones rutinarias que aseguren el correcto funcionamiento del edificio y ten en cuenta un Plan de Mantenimiento para disfrutar de tu vivienda en las mejores condiciones.

Consejos para reformar tu casa: planifícate y pide presupuestos

¿Cómo librarnos de esos innecesarios quebraderos de cabeza cuando planeamos reformar algo en casa? Entre los aspectos más importantes a tener en cuenta está el tiempo de duración de la obra, el presupuesto final o las condiciones de pago, que deberemos especificar en el presupuesto, para lo que es aconsejable consultar a varios profesionales. Sólo si conocemos qué se oferta en el mercado, podremos valorar qué es lo que más se ajusta a nuestras necesidades.

«La elaboración de un plan de ejecución detallado no tiene por qué estar ligado a una obra de gran envergadura, pero es fundamental a la hora de conocer el tiempo que necesitaremos; además no sólo nos ahorrará sorpresas e innecesarios dolores de cabeza, sino que puede suponer un ahorro de hasta un 30% en el coste de la reforma», asegura Luis Sancho, director general de Tenders.es. A lo que añade, «nos facilitará mucho todo el proceso concretar de qué dinero disponemos y qué queremos conseguir: si quieres una reforma rápida o prefieres invertir en buenos materiales».

En este contexto, Tenders.es, una plataforma online que permite solicitar y comparar presupuestos de reformas de forma gratuita, puede servir de gran ayuda. Para aquellos que no saben dónde buscar al profesional más indicado ni cuál escoger, en esta web no sólo podrán encontrar información detallada de más de 5.000 profesionales registrados en cerca de mil localidades distintas, sino también conocer las valoraciones y experiencias de otros usuarios. Para esos otros que lo que no tienen claro es qué les gustaría hacer en su hogar, Tenders.es cuenta con un blog con consejos de decoración y gestiona en Facebook ‘Me gusta mi casa’, una de las mayores comunidades de decoración e interiorismo de España, donde compartir ideas y soluciones a buen precio.

Decálogo para realizar una reforma sin preocupaciones
1. Elegir una empresa de nuestra confianza nos permitirá olvidarnos un poco de la reforma. Y ¿cuál es esa compañía perfecta? Aquella que cuenta con un equipo de profesionales serios y bien preparados. Hasta hace poco tiempo lo más habitual era dejarse aconsejar por las experiencias de familiares y amigos. Hoy en día el método ha cambiado un poco y muchas empresas de reformas disponen de una reputación online basada en los trabajos que ya han realizado, que nos puede dar pistas de cómo trabajan.

2. Todo depende de la envergadura de la reforma que se vaya a realizar, pero en la mayoría de ellas se deben tener en cuenta una serie de trámites legales y de convivencia. Si necesitas contar con una licencia de obra deberás concretar si los propios profesionales serán quienes la tramiten, mientras que si es una obra pequeña que no requiere ningún tipo de permiso, recuerda comunicarlo a la comunidad de propietarios, ahorrarás molestias y malentendidos con los vecinos.

3. Las comunidades de decoración online te pueden aportar muchas ideas para sacar el máximo partido a tu hogar y rentabilizar la inversión prevista. Nadie conoce mejor que tú qué es lo que necesitas o cuál es el objetivo que quieres lograr con la obra, pero Internet te puede dar esas claves creativas con las que conseguirás sacar los puntos fuertes de tu hogar.

4. Un trastero de alquiler puede ser la mejor solución para guardar los muebles y bártulos mientras duran las obras. En los últimos años ha aumentado notablemente la oferta de este tipo de servicios, que cuentan con una gran variedad de precios y un acceso fácil (al disponer de tu propia llave), además de las facilidades que te da poder elegir el tamaño que más se amolda a tus necesidades.

5. Si la reforma va a ser integral, necesitaremos retirar los residuos de nuestra vivienda. Las opciones más habituales son los sacos de escombros o los contenedores en los que los almacenaremos para retirarlos después. En cualquier caso, debemos pactar con el profesional quién se va a hacer cargo de su gestión para conocer cuántos días nos van a hacer falta y la capacidad de la que deben disponer.

6. El ahorro de energía en el hogar es muy importante y más si va a suponer una reducción de costes en las facturas. Aprovechando la reforma podemos incorporar en nuestro hogar sistemas que se valgan de energías renovables o colocar aislantes para paredes y ventanas, para ahorrar en calefacción y aire acondicionado.

7. Una cosa es la idea que tenemos en la cabeza y otra la infraestructura del inmueble. Para librarnos de sorpresas, como tuberías que desconocíamos o tabiques de los que no se puede prescindir, lo más fácil es analizar la estructura de la vivienda en un plano. Sobre todo si se trata de construcciones antiguas que a menudo contienen numerosas paredes maestras con una función estructural en el edificio.

8. Las diferentes administraciones están apostando fuerte por subvencionar la reforma de la vivienda. Pregunta en el órgano correspondiente en materia de vivienda de tu Comunidad Autónoma y allí te darán a conocer los pasos que debes seguir para solicitar estas ayudas y dónde tramitarlas.

9. La empresa que contrates para la reforma puede ser la más profesional del mundo, pero sólo tú sabes qué es lo que quieres. Nada mejor para conocer cómo avanza el trabajo y tenerlo todo bajo control, que hacer un seguimiento diario de la obra.

10. En la actualidad existen nuevos materiales que te permiten realizar reformas mucho más rápidas, como las paredes de pladur o los suelos de vinilo adhesivo. Resistentes y duraderos, se colocan en mucho menos tiempo que muchos de los materiales tradicionales. En el caso de la pintura, existen marcas en el mercado que ofrecen tinturas aromáticas, que sustituyen el tradicional mal olor de los primeros días por uno no tóxico con aroma a frutas, permitiendo habilitar mucho antes la habitación recién pintada.

Si quieres leer más noticias como Cómo plantear una reforma y calcular su presupuesto, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies