Cómo sobrevivir a la cena de empresa en Navidad


Cómo sobrevivir a la cena de empresa en Navidad

La cena de Navidad en las empresas es importante para fomentar las relaciones entre los trabajadores. Los empleados se sientan, muchas veces por primera vez, a compartir mesa con sus jefes. Pero sin saber verdaderamente cómo actuar. A continuación ofrecemos una serie de consejos no sólo para sobrevivir al momento, sino para sacar el mayor provecho posible a nivel profesional, y no acabar como en la película Fiesta de empresa, de la que puedes ver una escena en la imagen superior, y en la que la fiesta se acaba desmadrando más de la cuenta…


Ya llega la época de las cenas de navidad en las empresas. Para la mayoría, supone un compromiso al que se deben enfrentar cada año y superar el trance de la mejor forma posible. Mucha comida, compañeros de trabajo y unas copitas de vino, pueden no ser la combinación perfecta para una gran noche. Las cenas de Navidad de las empresas son una extensión de la jornada laboral y, por eso, se deben seguir unas pautas de comportamiento para dejar nuestra mejor imagen.

Cómo comportarse en la cena de Navidad del trabajo

1. Casi «obligatorio»

Estas comidas no son precisamente el mejor momento para tomarse la tarde libre o inventarse excusas. Como su propio nombre indica, son eventos de empresa y se espera que todos los empleados, salvo causas de fuerza mayor, acudan. La ausencia al evento se interpretará como una señal de falta de responsabilidad, dejadez o prepotencia.

2. Beber con moderación

Es una cena y habrá alcohol. Sin embargo, pasarse con las copas no es nunca la mejor opción. Los empleados conocen esta regla de oro pero suelen ignorarla en el último momento. Se debe controlar siempre la cantidad de alcohol ingerida porque éste desinhibe y provoca comportamientos poco adecuados para un evento laboral.

4. Fotos «comprometidas»

No es muy recomendable dejarse fotografiar en según qué ocasiones… Si no quieres salir en el Facebook de tus compañeros de oficina evita los flashes y conserva tu reputación.

5. Dress Code

La ropa es también importante. Aunque ha llegado quizás el momento de dejar el atuendo de trabajo en casa, tampoco es el día adecuado para ir con vaqueros rotos o un escote de vértigo. Jefes y directivos estarán presentes y una imagen correcta es siempre la mejor carta de presentación.

6. Hay que relacionarse

Las cenas de empresa son el momento perfecto para conocer gente nueva o, al menos, hablar con todos. No es recomendable cerrarse en banda y entablar conversación únicamente con los colegas que mejor nos caen. Los organizadores de estas comidas saben que esto suele pasar y por eso propician una colocación específica para que la gente no se siente al lado de los mismos de siempre. El objetivo es conocer a gente nueva.

7. Evitar los temas polémicos

El alcohol, que como se puede apreciar es el peor enemigo de los trabajadores en las cenas de empresa, puede provocar problemas con algunos temas por las opiniones encontradas que puedan surgir. Es mejor evitar las conversaciones sobre religión, política o dinero porque sólo crearán conflictos. Se debe tener en cuenta que a estas comidas acuden muchas personas con personalidades y puntos de vista muy distintos así que antes de que estalle la guerra, lo mejor es ser diplomático. Tampoco será el mejor momento para los cotilleos…mejor déjalo para el día siguiente en la oficina.

8. No hablar más de la cuenta

El exceso de confianza puede crear problemas, así que lo mejor en estos eventos es no ser demasiado abierto ni hablar más de la cuenta. Hay que recordar que, salvo excepciones, nos encontramos con colegas, no entre amigos, así que hay que ser prudente con todo lo que se dice.

9. Ser agradecido

Siempre se debe dar las gracias a los organizadores de la cena. Y si hubiese ocasión, también es recomendable agradecer con amabilidad la velada a los directivos.

10. Retirarse a tiempo

Seguramente algunos compañeros seguirán la fiesta hasta altas horas de la madrugada pero probablemente al día siguiente hay que trabajar, así que aquí se podría seguir la máxima de «una retirada a tiempo es una victoria».

El 22% de los trabajadores acude obligado a la cena de Navidad

En esta época del año, muchas empresas suelen promover cenas para los trabajadores de su plantilla buscando un momento de distensión en las relaciones laborales. Sin embargo, los trabajadores encuestados prefieren que su empresa les obsequie con dinero o tarjetas regalo que con la tradicional cesta de Navidad, según una encuesta de Alta Gestión elaborada entre 1.155 de sus empleados.

El 22% de los encuestados asistiría a la cena de navidad de su empresa por «compromiso», ya que preferiría no hacerlo, por lo que aseguran que tratarían de irse lo más pronto posible. Otro 9% de los trabajadores pondría directamente una excusa para no acudir a la cena.

En el lado contrario encontramos a los trabajadores afines a este tipo de eventos, de este modo, el 69% de los encuestados valoran positivamente las cenas de navidad que organizan sus empresas para celebrar las fiestas navideñas. De estos, un 37% apunta que si su empresa organizara una cena de navidad para todos sus empleados iría y se quedaría hasta el final de la fiesta.

Por otro lado, un porcentaje algo menor, el 32%, asegura que se apuntaría el primero cada vez que en su empresa organizara un evento de este tipo. Entre hombres y mujeres las opiniones respecto a las cenas de empresa en Navidad están muy igualadas, quizás el porcentaje de hombres (33%) que se apuntaría el primero a este tipo de eventos es ligeramente superior al de las mujeres (31%), siendo también algo superior el porcentaje de hombres que pondría cualquier excusa para no acudir a la cena (23% de hombres frente al 21% de mujeres).

Por el contrario, las mujeres parecen ser más afines a estas celebraciones, ya que aseguran que en estas situaciones irían y se quedarían hasta el final de la fiesta (39%). Según ha podido constatar Alta Gestión, a medida que aumenta la edad de los trabajadores encuestados, aumenta también el porcentaje de personas que aseguran que pondrían cualquier tipo de excusa para no acudir a la cena de su empresa.

De este modo, los más jóvenes, de 18 a 25 años son los primeros en apuntarse a celebrar la Navidad con sus compañeros de trabajo. También se ha preguntado acerca de los regalos que las empresas dan a los empleados llegadas estas fechas navideñas. Así, a un 83% de los entrevistados le gusta que su empresa tenga con ellos un detalle en Navidad frente a un 16% que se muestra indiferente ante este hecho.

En este aspecto, la mayoría de los trabajadores (46%) preferirían que su empresa les hiciera entrega de dinero o de una tarjeta regalo como detalle de Navidad, frente a un 37% que sigue optando por la tradicional cesta de productos navideños.

Los trabajadores prefieren dinero o tarjetas regalo a la cena de Navidad

Un año más, los trabajadores encuestados por Alta Gestión prefieren que sus empresas les obsequien con dinero o tarjetas regalo que con la tradicional cesta de Navidad. A pesar de los recientes estudios que apuntan que estas Navidades, debido a la actual situación de crisis, las empresas están reduciendo el presupuesto con el que contaban años anteriores para las tradicionales cenas de Navidad, los trabajadores siguen valorando positivamente este tipo de eventos, que según parece les ayuda a relajar el habitual ambiente de trabajo con sus compañeros.

Según una encuesta realizada por la empresa de recursos humanos Alta Gestión entre más de 1.100 de sus trabajadores a nivel nacional, tan sólo un 12% de los encuestados dice poner cualquier excusa para no tener que asistir a la cena de navidad organizada por su empresa, frente a un 70% de ellos que asegura no dudar en acudir y disfrutar del evento con sus compañeros. Por su parte, el 18% restante reconoce ir, pero por compromiso.

Los datos del estudio no reflejan demasiadas diferencias entre las opiniones de hombres y mujeres respecto a las cenas de Navidad. Ambos sexos aseguran acudir a ellas sin dudarlo, si bien es cierto que el porcentaje de mujeres trabajadoras que apunta esta opción es algo mayor que el de los hombres, un 71% frente a un 68%.

El mismo porcentaje de hombres y mujeres dice intentar poner una excusa para librarse de ir a la cena de su empresa (9%), mientras que un porcentaje mayor de hombres (23%) que de mujeres (21%) reconoce que acude por compromiso.

Por edades, se constata que a medida que aumenta la edad de los empleados entrevistados, va disminuyendo el número de personas que dice acudir a la cena de empresa sin dudarlo y disfrutar de ella, por lo tanto, a medida que avanza la edad, los trabajadores ponen más excusas para evitar tener que celebrar este tipo de eventos con sus compañeros de trabajo.

Preguntados también por su opinión acerca de los diferentes regalos que las empresas suelen realizar a su equipo de trabajo con motivo de las fiestas navideñas, un 85% de los encuestados afirma que les resulta muy agradable que su empresa les obsequie con algún detalle, frente a tan sólo un 2% que dice no estar de acuerdo con este tipo de obsequios y a un 13% que se muestra indiferente.

En este sentido, la entrega de un dinero extra o de una tarjeta regalo (45%) gana terreno a la tradicional cesta de navidad, que sigue siendo preferida por el 41% de los trabajadores.

Por edades, podemos observar que frente a las preferencias de la mayoría de empleados de obtener como obsequio de su empresa dinero o una tarjeta regalo, los mayores de 45 años se decantan por la típica cesta de productos navideños.

Las empresas de tecnología hacen las mejores fiestas de navidad

Los trabajadores de las empresas de tecnología serán los que mejor se lo pasen en las fiestas de Navidad, según el último estudio de Holiday Inn. A pesar de la crisis económica, más de la mitad de los informáticos disfrutará de una comida de Navidad pagada por la empresa y un tercio de ellos incluso tendrá de barra libre gratis durante toda la noche. Además, una de cada cinco empresas tecnológicas ameniza sus fiestas de navidad con espectáculos en directo, utilizando desde grupos de música en vivo, atracciones de feria o la aparición de un personaje famoso. Los datos del estudio revelan que el 11% de los trabajadores de empresas tecnológicas consideran las fiestas de empresa navideñas como la mejor noche del año, y un 23% afirma que son siempre realmente buenas.

Los consultores de reclutamiento aparecen en el segundo lugar del ránking de los profesionales que disfrutan de las mejores fiestas, seguidos por los investigadores y los profesionales de la publicidad y de la contabilidad. Sin embargo, los conductores de camiones no tienen tanta suerte, ya que ellos son los que disfrutan de las peores fiestas de empresa. Un asombroso 29% de ellos afirma que sus cenas de navidad son «basura». Más del 42% de los transportistas admite que son ellos mismos los que se tienen que pagar la fiesta y otro 42% afirma que no se les permite llevar a su pareja.

Por su parte, los dependientes y trabajadores del sector de la hostelería también se sienten muy a disgusto con las fiestas navideñas que les ofrecen sus empleadores.

Esta encuesta, realizada entre 3.000 trabajadores, revela que un tercio de ellos está impaciente por asistir a su fiesta de empresa esta navidad, y casi un cuarto está incluso planeando asistir con un nuevo modelito.

Eleanor Conroy, portavoz de Holiday Inn explica: «La cena de empresa navideña es la única noche del año en la que nos desmelenamos delante de nuestros compañeros. La mayoría de las personas ve esta celebración como una recompensa por el duro trabajo llevado a cabo durante todo el año y dedica meses a planear la ropa que se va a poner y cómo evitar las típicas y vergonzosas bromas navideñas. Pasar tiempo con los compañeros de oficina puede resultar espantoso para algunos, pero si se consigue que los empleados disfruten de un buen ambiente, estarán cómodos toda la noche», concluye.

Muchos trabajadores utilizan esta cena de empresa para poder impresionar al compañero o compañera más atractivo de la oficina: un 22% admite haber tenido algún coqueteo con un colega en fiestas pasadas. Pero no todo es diversión, según el estudio, el 21% de los trabajadores ha terminado alguna vez la cena de empresa navideña diciéndole a sus compañeros lo que realmente piensa de ellos.

Y mientras un afortunado 20% recibe de la empresa la siguiente mañana libre para recuperarse, un 45% asegura que acaba yendo con resaca a su puesto de trabajo.

Los profesionales que disfrutan de las mejores fiestas de empresa en Navidad:
Empresas tecnológicas
Consultores de reclutamiento
Investigadores
Publicidad y márketing
Contables
Sector de los viajes
Bibliotecarios
Granjeros
Recursos Humanos
Trabajadores de ONG´S

Los profesionales que disfrutan de las peores fiestas de empresa en Navidad
Conductores de camiones
Dependientes Chefs, camareros y camareras
Electricistas
Abogados
Agentes inmobiliarios
Representantes
Trabajadores de servicio al cliente
Profesores
Secretarias

Si quieres leer más noticias como Cómo sobrevivir a la cena de empresa en Navidad, te recomendamos que entres en la categoría de Trabajos.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp