¿Cuáles son las diferencias entre la jubilación anticipada y la prejubilación?

¿Cuáles son las diferencias entre la jubilación anticipada y la prejubilación?
NOTICIA de Jessica Pascual
17.10.2022 - 16:07h    Actualizado 17.10.2022 - 16:07h

La jubilación anticipada, ya sea voluntaria o forzosa, así como la prejubilación, son las dos formas que los trabajadores tienen en España para dejar de trabajar antes de la edad legal. Pero a un precio. En esta otra información puedes consultar cuánto se reduce la pensión si te jubilas antes de la edad legal mediante cualquiera de las tres fórmulas.


Mejores ofertas Black Friday durante el sábado 26 en Amazon

Ofertas de hoy

REGALOS

JUGUETES

HOGAR

SALUD Y BELLEZA

TECNOLOGÍA


En la práctica, ambos conceptos se refieren al hecho de jubilarse antes de tiempo, pero el procedimiento para hacerlo, los requisitos y condiciones de cada uno de ellos varían. Para saber cuál de estas opciones puede interesarte más, a continuación puedes consultar las principales diferencias que hay entre jubilación anticipada y prejubilación.

Cuál es la principal diferencia entre jubilación anticipada y prejubilación

La principal diferencia entre las personas que acceden a una jubilación anticipada y los que se encuentran en situación de prejubilación es que estos últimos, a ojos de la ley, están desempleadas y no jubiladas. Mientras que las personas que han accedido a la jubilación anticipada son pensionistas y legalmente jubilados, porque esta es una modalidad regulada en la Seguridad Social.

Esta es la diferencia más notable entre ambos conceptos, puesto que en la prejubilación el trabajador no tiene ni la edad legal ni el tiempo cotizado suficiente para jubilarse. La empresa le ofrece llegar a un acuerdo, le indemniza y este pasa a recibir una prestación o subsidio por desempleo hasta que alcance la edad legal para acceder a la jubilación ordinaria. Mientras que en la jubilación anticipada el trabajador sí accede a una pensión de jubilación, pero con una reducción de la cuantía.

Otras diferencias entre prejubilación y jubilación anticipada

Además de la principal diferencia explicada en el apartado anterior, hay otros rasgos que distinguen a estas dos formas de jubilarse antes de la edad legal. Estas son las siguientes:

  • La jubilación anticipada se encuentra regulada por la Seguridad Social, motivo por el que parra acceder a ella es necesario ajustarse a unos periodos mínimos de cotización y otros requisitos. En cualquiera de las dos modalidades.
  • La prejubilación no está regulada en este organismo público y no hay una modalidad única. Por el contrario, esta es un acuerdo privado entre empresa y trabajador que puede tener unas condiciones específicas.
  • En cualquiera de las dos modalidades de la jubilación anticipada se produce una reducción de la cuantía de la pensión al aplicar un coeficiente reductor según los años cotizados. Mientras que la prejubilación no influye en la pensión de jubilación ni se aplican los coeficientes reductores.
  • Las personas que optan por la jubilación anticipada no siguen cotizando a la Seguridad Social, mientras que las que se prejubilan sí.
  • Para optar a la jubilación anticipada, las personas interesadas deben haber cotizado durante un número mínimo de años, mientras que para la prejubilación no se fija un mínimo de años.
  • Por el contrario, en lo único en lo que hay coincidencia en ambas modalidades es que en ambas situaciones se deja de trabajar antes de llegar a la edad legal de jubilación.

En qué consiste la jubilación anticipada

La jubilación anticipada permite a los trabajadores jubilarse antes de la edad legal y empezar a percibir la pensión correspondiente siempre que el solicitante se ajuste y cumpla una serie de requisitos.

Jubilación anticipada voluntaria

La jubilación anticipada voluntaria es la que solicita el propio trabajador por propia voluntad. Los requisitos para acogerse a esta modalidad son:

  1. Tener cumplida una edad inferior en dos años como máximo a la exigida en cada caso.
  2. Encontrarse en un periodo asimilado de alta.
  3. En cuanto a los periodos de cotización, es necesario haber cotizado como mínimo 35 años de los cuales dos deben estar comprendidos en los 15 inmediatamente anteriores.
  4. Los trabajadores incluidos en el sistema especial por cuenta ajena agrarios será necesario que de los 35 en los últimos 10 un mínimo de seis correspondan a periodos de actividad efectiva.

Jubilación anticipada forzosa

La jubilación anticipada forzosa es una modalidad que permite y a la vez obliga a jubilarte a los 61 años. En concreto, esta es una situación que se produce cuando el trabajador sufre un cese no voluntario del trabajo.

Los requisitos para poder acceder a esta modalidad son:

  1. Tener cumplida una edad inferior a cuatro años como máximo de la edad exigida en cada caso.
  2. Estar inscrito como demandante de empleo en los seis meses antes de la fecha de solicitud.
  3. Acreditar un periodo mínimo de cotización de 33 años, de los cuales dos deben estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores.
  4. En el caso de trabajadores del sistema especial por cuenta ajena agrarios, es necesario que en los últimos 10 años, seis se correspondan a periodos de actividad afectiva en ese sistema.
  5. Que el cese de trabajo se haya producido como consecuencia de situación de reestructuración empresarial que impida la continuidad de la relación laboral. Se contemplan los siguientes casos:
  • Despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción
  • Despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción
  • Extinción del contrato por resolución judicial
  • Muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual
  • Extinción del contrato de trabajo por causa de fuerza mayor.

Qué es la prejubilación

La prejubilación es otra posibilidad que tiene cualquier persona en España para dejar de trabajar antes de la edad legal. Aunque en este caso no está regulado por la Seguridad Social, sino que se trata de un acuerdo privado entre una empresa y un trabajador. Motivo por el que las condiciones específicas de la prejubilación dependen de la negociación que se produzca entre las partes.

De hecho, incluso una misma empresa puede ofrecer distintos modelos de prejubilación a sus trabajadores en función de su edad, antigüedad o situación de la empresa en el momento en el que se ofrece.

En la práctica, cuando un trabajador acepta prejubilarse, la empresa le indemniza y le abona un sueldo mensualmente (inferior al que recibía hasta la fecha) hasta que llegue a la edad legal para jubilarse. Durante este periodo el empleado puede recibir el sueldo que le ingresa la empresa, así como compatibilizarlo con el paro. Porque, legalmente, una persona prejubilada está desempleada.

La principal ventaja de la prejubilación para el empleado es que, aunque deja de trabajar antes de la edad legal permitida para jubilarse, sigue percibiendo una parte de su salario y sigue cotizando a la Seguridad Social.

El requisito fundamental para que se pueda realizar la prejubilación es el entendimiento mutuo completo entre trabajador y entidad. En ocasiones la prejubilación se ofrece a algunos de los empleados por parte de la empresa dentro de un plan de despidos con el objetivo de reducir o renovar la plantilla. En estos casos es el trabajador el que, tras recibir la oferta, decide de forma voluntaria si acepta suscribir esta prejubilación o no.

Lo más importante en estas situaciones es que el trabajador revise de forma exhaustiva los años que ha cotizado y que se asegure de percibir un salario adecuado a sus necesidades y expectativas.

Si quieres leer más noticias como ¿Cuáles son las diferencias entre la jubilación anticipada y la prejubilación?, te recomendamos que entres en la categoría de Jubilación y Pensiones.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >