Cuánto se tarda en amortizar las placas solares

Cuánto se tarda en amortizar las placas solares
NOTICIA de Jessica Pascual
07.08.2022 - 08:50h    Actualizado 08.08.2022 - 10:13h

¿Es rentable instalar placas solares? ¿Cuánto tiempo hay que esperar para amortizar la inversión y empezar a ahorrar? En esta guía puedes consultar algunos ejemplos del tiempo que se tarda en amortizar las placas solares en función del gasto de la luz de los hogares.

Son cálculos muy sencillos que puedes seguir y hacer las cuentas para tu situación personal. De esta manera, puedes valorar si merece o no la pena la inversión para tu vivienda. Aunque te adelantamos, que según estos cuentas, la amortización de esta inversión en una vivienda con un gasto de luz de 80 euros al mes puede llegar en torno a los 7 años.

Cuándo se amortizan las placas

La inversión de las placas solares se amortiza cuando hay un ahorro real en la factura de la luz. Es decir, que una vez que un cliente termina de pagar la instalación y el ahorro mensual de la luz cubre este pago (es decir, que has ahorrado en las facturas de la luz la misma cantidad de dinero que ha supuesto la inversión de las placas), empiezan a amortizarse. Porque es, en este momento, cuando existe un ahorro mes a mes que no tiene que destinarse a pagar las placas, sino que va directamente al bolsillo.

Cómo calcular cuánto se tarda en amortizar las placas

Para hacer el cálculo, hay varios aspectos a tener en cuenta y algunos datos que debes tener a mano:

  • Desembolso inicial de la compra e instalación de las placas solares. Esta cifra debe ser lo más cercana a la realidad. Para ello, incluye aquí, por ejemplo, los intereses asociados a la financiación de las mismas en el caso de que decidas fraccionar el pago.
  • Precio de la tarifa de la luz antes de poner las placas
  • El precio que se paga con las placas instaladas
  • El ahorro mensual en la factura de la luz
  • Posibles ayudas que pueden pedirse al instalar las placas solares

En los ejemplos que hemos realizado no están incluidas las ayudas porque estas son de carácter autonómico y cuya cantidad varía de una localidad a otra. Con las cifras que se obtienen en esta guía, puedes hacerte una idea aproximada de la amortización media. Si, además, puedes ahorrarte algo más de dinero por estas ayudas, la amortización llegará meses antes.

¿Es rentable poner placas solares?

Vamos a explicar con dos ejemplos a partir de qué momento las placas solares permiten ahorrar y en cuánto tiempo puedes amortizar la inversión. Te explicamos cómo hacer los cálculos para tu vivienda, tomando como referencia los siguientes valores. En el primer caso, planteando que inversión media en la instalación es de 5.000 euros para una vivienda con un coste medio de 80 euros de la factura de la luz. Y otro ejemplo de una inversión inicial de 8.000 euros para una casa con un consumo mayor, de 200 euros de factura de luz.

Amortización de las placas con una factura inicial de 80 euros al mes de luz

Vamos a tomar como referencia un ejemplo con un coste en la factura de la luz que coincide con la media de gasto de muchos hogares.

Un usuario que pague 80 euros al mes por la factura de electricidad, paga al año un total de 960 euros por la factura de la luz. Para igualar el desembolso inicial de la instalación de placas (5.000 euros), deben pasar aproximadamente 5 años (60 meses). Porque si multiplicamos 60 meses por 80 euros mensuales de gasto nos da una cantidad de 4.800 euros, próxima a los 5.000.

Tras instalar unas placas solares, este usuario consigue rebajar la tarifa de la luz y solo paga 20 euros al mes, es decir, que se ahorra 60 euros al mes por tener las placas.

Si dividimos los 5.000 euros de inversión de las placas entre los 60 euros de ahorro, nos da como resultado 83 meses, o lo que es lo mismo, unos 6,9 años, prácticamente 7. Esto quiere decir que en este caso concreto el usuario amortiza el dinero invertido en las placas solares en 7 años. Y a partir de este momento, con la inversión ya pagada y amortizada, se ahorrará 60 euros al mes.

Teniendo en cuenta que la vida útil de las placas es de 25 años, el ahorro total en la factura sería el siguiente: Restamos los 7 años de amortización de los 25 de la vida útil. En este caso, tenemos 18 años para disfrutar del ahorro sin invertir dinero. Si multiplicamos 60 euros de ahorro mensuales por 18 años (216 meses), el ahorro total por instalar placas es de 12.960 euros.

Estos 25 años a los que se hace referencia de vida útil de las placas es porque el fabricante ofrece una garantía por este mismo periodo de tiempo y garantiza su funcionamiento y eficiencia inicial al 80 %.

Estos plazos de amortización pueden reducirse si solicitas las ayudas para instalar placas solares en tu comunidad autónoma o si el ayuntamiento de la localidad en la que vives cuenta con bonificación del IBI. En estos supuestos, el plazo en el que puedes amortizar la inversión de las placas solares se acorta más.

Amortización de las placas con una factura inicial de 200 euros al mes de luz

Vemos ahora otro ejemplo con un caso más extremo. Una vivienda que tenga una factura de electricidad muy elevada porque, por ejemplo, tiene una casa con piscina, aire acondicionado, electrodomésticos poco eficientes y muchos ordenadores o dispositivos que tiran de la luz. Una situación cuyo resultado es un gasto de 200 euros en la factura de electricidad. En este caso, la inversión inicial de las placas asciende a unos 8.000 euros, porque al tener un mayor consumo, es necesario instalar más módulos en la vivienda.

Siguiendo con el ejemplo, un usuario que pague 200 euros al mes en la factura de la luz, tarda algo más de tres años en pagar la misma cantidad que supone la inversión de las placas (8.000 euros). Si multiplicamos 200 euros al mes por 40 meses (tres años y tres meses) nos da como resultado 8.000 euros.

Con la instalación de las placas, el usuario consigue reducir su factura de la luz a 35 euros al mes. Es decir, que se ahorra un total de 165 euros mensuales.

Si dividimos la inversión total del dinero que le ha costado la instalación entre el ahorro mensual que le supone (8.000 entre 165) nos da como resultado 48,48, que son los meses que va a tardar en amortizar el desembolso inicial. En este caso, la amortización de las placas tardaría mucho menos que en el caso anterior, solo en un plazo de 4 años. Pero como hemos detallado, es un caso extremo para viviendas que pagan una cantidad muy elevada de luz. Es decir, que a partir del mes 49 este usuario va a ahorrarse cada mes 165 euros en la factura de la luz.

Si la vida útil de las placas solares es de 25 años, en total, en este periodo puede ahorrarse un total de 41.550 euros. Resultado de multiplicar 165 euros de ahorro mensual por los 25 años de vida útil, sin contabilizar los primeros 48 meses de amortización.

Hay que tener en cuenta que este plazo de amortización puede reducirse si se aplican las ayudas para instalar placas de la comunidad autónoma en la que se encuentra la vivienda. O de si el ayuntamiento de la localidad en la que resides cuenta con bonificaciones del IBI. En este supuesto, los meses en los que un usuario tardaría en amortizar la inversión se reduciría en función de la cantidad de ayuda que reciba.

Estos dos ejemplos no están sujetos a las posibles subidas o bajadas del precio de la luz. Esto quiere decir que si el precio de la luz sube, el ahorro será mayor y viceversa.

Por tanto, a la pregunta de si es rentable instalar placas solares, hemos comprobado que en los dos casos es posible ahorrar más de 10.000 euros en un plazo de 25 años. Así que si tienes liquidez para hacer la inversión, a la larga, es una buena opción, sobre todo con las tendencias actuales de la compra de vehículos eléctricos o el aumento de las temperaturas que provoca que usemos más el aire acondicionado en verano o la calefacción en invierno. En estos casos el ahorro mes a mes puede acabar ofreciéndote un colchón económico bastante amplio para invertirlo en otras cosas.

Además, con las nuevas tarifas del mercado regulado de la luz, los usuarios que tengan instaladas placas solares no tendrán que modificar los hábitos diarios de consumo, puesto que las horas más caras (tramo hora punta) coincide con las horas de mayor producción de energía solar. Lo que significa que podrán hacer uso de la energía renovable en las horas más caras del coste de la luz sin notarlo en la factura.

Conclusión

Los dos ejemplos utilizados dan resultados muy dispares. Lo que significa que, la realidad, es que cada casa tendrá un tiempo de amortización determinado para las placas solares. Aunque la media pueda situarse en torno a los 7 u 8 años, habrá hogares que puedan amortizar la instalación en cinco años y otros que tarden 15 en hacerlo. Todo depende de los factores que hemos incluido al principio de esta guía.

Si quieres leer más noticias como Cuánto se tarda en amortizar las placas solares, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >