Desde hoy se incrementan los controles de alcoholemia y drogas por las comidas de empresa


Desde hoy se incrementan los controles de alcoholemia y drogas por las comidas de empresa

Conductor, si quieres pasar una estupenda comida de empresa esta Navidad sin que el coche te amargue la fiesta, debes saber que Tráfico intensifica desde hoy los controles de alcoholemia y drogas entre los conductores para prevenir el consumo de alcohol y drogas al volante. Cada año, 100.000 conductores dan positivo en los controles de alcohol.

Casacochecurro.com El consumo de alcohol y drogas sigue siendo uno de los principales riesgos que provocan accidentes en carretera. Por eso la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo una nueva campaña de vigilancia y de intensificación de controles de alcoholemia y drogas entre los conductores, cuyo objetivo principal es evitar que los conductores que hayan ingerido estas sustancias se pongan al volante, más si cabe en una época del año en la que se incrementan las comidas y cenas con amigos y familiares y en las que el alcohol y/o drogas suele estar presente.

Controles de alcohol en la semana de comidas de empresa
Durante esta semana especialmente, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías autonómicas y municipales que se sumen a la campaña, incrementarán la vigilancia y realizarán, a cualquier hora del día, más de 20.000 controles diarios de alcohol y drogas, tanto en carretera como en zona urbana.

La realización de estos controles preventivos por parte de las autoridades competentes (solamente la DGT el año pasado realizó 6 millones de pruebas de alcoholemia) junto con la concienciación de la mayoría de los conductores que el alcohol es incompatible con la conducción han llevado a que el porcentaje de positivos en controles preventivos de alcoholemia haya descendido del 5% en 2001 al 1,7% en 2012. Aún así, más de 100.000 conductores al año dan positivo en estos controles.

Datos sobre el alcohol y la conducción

  • Según la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología, el 47% de los conductores fallecidos y analizados (615) por dicho organismo tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos. En el caso de los peatones analizados (164), este porcentaje asciende al 51%.
  • El porcentaje de casos analizados con resultados positivos, a alcohol y/o drogas, de conductores fallecidos ha aumentado en más de 7 puntos entre 2008 y 2012.
  • El alcohol es absorbido rápidamente en sangre y afecta al cuerpo de diferentes maneras tales como reacciones y movimientos más lentos; problemas de coordinación, dificultades de concentración, incremento de la somnolencia…
  • La ingesta de alcohol multiplica hasta 9 veces el riesgo de provocar un accidente.
  • A mayor concentración de alcohol en sangre, el índice de accidentes también se incrementa.
  • Los falsos mitos y creencias sobre los trucos para no dar positivo de tráfico han sido testados dentro de un informe realizado por Línea Directa en colaboración con Fesvial, donde se demuestra que ninguno de dichos trucos (tomar azúcar, almax, hielo, hacer deporte…) sirven para engañar al alcoholímetro y no dar positivo. Lo único que de verdad funciona es no conducir después de haber ingerido alcohol o drogas.

Penas y multas por conducir bajo los efectos del alcohol
El consumo de alcohol y drogas en la conducción está ampliamente regulado en nuestra legislación. La Ley de Seguridad Vial tipifica en el artículo 65 como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas. Para estas infracciones muy graves, la Ley prevé la sanción de multa de 1.000 euros.

Consultar multas de Tráfico << AQUÍMiles de ciudadanos ya son conscientes de que conducir un vehículo después de haber ingerido alcohol o drogas multiplica el riesgo de provocar un accidente. Pero aunque la mayoría de los usuarios de la vía adopta un comportamiento responsable, todavía queda un reducto de conductores que se pone al volante con las facultades físicas y mentales mermadas por el consumo de drogas o alcohol.Esta afirmación viene avalada por las cifras recogidas en la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, relativas a los análisis toxicológicos realizados a las víctimas mortales de accidentes de tráfico del año 2011 y en la que se constata que el año pasado, el 45% (316) de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.Más alcohol y drogas con las cenas navideñas

Por este motivo y por encontrarnos en una época del año en el que el consumo de alcohol y de otras sustancias aumenta debido a las comidas y cenas navideñas, la Dirección General de Tráfico pone en marcha una campaña de vigilancia y concienciación sobre el riesgo que supone el consumo de drogas y alcohol en la conducción. Dicha campaña comienza hoy lunes 10 de diciembre y se prolongará hasta el domingo 23 del mismo mes.

Durante estos catorce días, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles sobre este factor de riesgo causante de casi un tercio de los accidentes mortales. Se establecerán puntos de control donde se realizarán aproximadamente 20.000 pruebas diarias de alcoholemia y drogas a los conductores que circulen por las carreteras.

Con el objetivo que la campaña se generalice también en las vías urbanas, Tráfico ha invitado a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos.

Con este tipo de campaña se quiere crear una mayor concienciación entre los conductores de que no solamente el alcohol y la conducción es un binomio peligroso, sino que también las drogas y la conducción son en muchas ocasiones sinónimo de muerte.

Todos los días y a cualquier hora

La realización de un control de drogas es similar a la que ya se realiza con el alcohol. Los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuando ordenan la detención de un vehículo para que su conductor se preste a realizar la prueba de control de drogas, le informarán de la obligatoriedad de someterse a dicha prueba, ya que en caso de negarse incurriría en delito.

El agente encargado tomará una muestra de saliva del conductor que introducirá en un dispositivo que analizará la muestra. Si el resultado es positivo, se obtendrá una segunda muestra de confirmación, que se enviará directamente a un laboratorio para su posterior análisis, sin perjuicio de que el conductor pueda solicitar una prueba de contraste en sangre.

En caso de que la prueba de detección de drogas resulte positiva, el conductor será sancionado administrativamente con una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Si además de dar positivo, el conductor presenta una sintomatología evidente de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas el conductor será puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.

El Código Penal establece en el artículo 379.2 penas de prisión de tres a seis meses o multa económica de seis a doce meses (en función del salario personal) o bien la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso la privación de conducir vehículos a motor por tiempo superior a un año y hasta cuatro años para aquellos conductores que condujeren un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas.

Además, el Código Penal estipula que el conductor que se niegue a someterse a estos controles de drogas será castigado con penas de prisión de seis meses a un año y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Tolerancia cero a las drogas y el alcohol

Conducir tras haber ingerido alguna sustancia psicoactiva afecta a las capacidades físicas y mentales del conductor e incrementa entre 2 y 7 veces la probabilidad de provocar o sufrir un accidente de tráfico respecto a quienes no consumen ninguna sustancia.

Distorsión de la atención, dificultad en la coordinación, aumento del tiempo de reacción, velocidad excesiva y euforia son algunos de los efectos que produce el consumo de drogas como el cannabis, éxtasis, cocaína, opiáceos y anfetaminas o alcohol sobre la conducción.

El consumo de alcohol o drogas durante la conducción no sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

El peatón como usuario más débil de la vía, necesita también estar en pleno uso de sus facultades físicas o mentales para no correr riesgo. Según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología, el año pasado el 42,19% (81) de los peatones fallecidos en accidentes de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

La responsabilidad es de todos, por tanto, hay que ser consecuente e impedir que otras personas que hayan bebido o consumido algún tipo de sustancia psicoactiva cojan el coche.

Lo que dice la Ley

El pasado año, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó más de 5,5 millones de pruebas en controles preventivos, resultando positivas más de 130.000, el 1,8%. Pese a que este porcentaje se está reduciendo año a año, todavía son muchos los conductores que conducen tras haber ingerido alcohol.

Ley de Seguridad Vial

– En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

– También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas.

– Para estas infracciones muy graves, la Ley prevé la sanción de multa de 500 €.

TASAS MÁXIMAS DEL ALCOHOL PERMITIDAS PARA CONDUCIR
CONDUCTORESLÍMITE EN SANGRELÍMITE EN AIRE ESPIRADO
(1) GENERAL0’5 gr./l0’25 mg/l
(2) PROFESIONALES0’3 gr./l0’15 mg/l
(3) NOVELES0’3 gr./l0’15 mg/l

En el Permiso por Puntos

El sistema de Permiso por Puntos fija la pérdida de puntos en función de:

La tasa de alcohol:

– Para tasas de más de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán 6 puntos.

– Para tasas superiores a 0,25 hasta 0,50 (profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30 mg/l). Se restarán 4 puntos.

Drogas: Los conductores que dan positivo al test de drogas pierden de su permiso de conducción 6 puntos.

En el Código Penal:

El capítulo IV tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico, y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas

DELITOPENAS
ALCOHOLTasas superiores a:

  • 0.60 mlgr/l en aire.
  • 1,2 gr/l en sangre.
Prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

Negativa a someterse a las pruebas.

Prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

DELITOPENAS
DROGASConducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

Prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

Negativa a someterse a las pruebas.

Prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

DROGAS: Conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupe- facientes o sustancias psicotrópicas
Prisión de tres a seis meses o  multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30  a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

Negativa a someterse a las pruebas
Prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

Si quieres leer más noticias como Desde hoy se incrementan los controles de alcoholemia y drogas por las comidas de empresa, te recomendamos que entres en la categoría de Multas.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies