La instalación de los sensores de radar en los coches no ha hecho más que empezar


La instalación de los sensores de radar en los coches no ha hecho más que empezar

Los sistemas de asistencia al conductor como los sensores de radar que miden la distancia con el vehículo precedente ya están implantados en muchos coches nuevos, pero su generalización no ha hecho más que empezar. Además, las prestaciones y los costes de fabricación de estos sensores de radar han mejorado mucho, por lo que en los próximos años estarán en prácticamente todos los coches para mejorar la seguridad vial dentro de los sistemas de asistencia al conductor.

Fábrica de Bosch de sensores de radar.

El punto de referencia más importante en el tráfico vial es el vehículo precedente. ¿A qué distancia se encuentra y a qué velocidad circula? El conductor solo puede calcular estos datos de forma aproximada, pero los sensores de radar los miden con total exactitud hasta 20 veces por segundo. Por esta razón, se han convertido en el componente principal de un gran número de sistemas de asistencia al conductor.

Estos sensores mantienen automáticamente la distancia de seguridad previamente preseleccionada y, en situaciones críticas, avisan al conductor y frenan el vehículo automáticamente. Bosch acaba de alcanzar la cifra de un millón de sensores de radar de 77 GHz de banda de frecuencia fabricados. Después de 13 años, se ha alcanzado el primer millón de estos sensores y Bosch, como desarrollador y fabricante, confía en alcanzar en tan solo un año el segundo millón. «Los sistemas de asistencia al conductor vivirán en los próximos años un boom importante», asegura Wolf-henning Scheider , miembro de la Alta Gerencia de Bosch. «En el año 2016, Bosch habrá fabricado ya 10 millones de sensores de radar.»
Gran crecimiento del mercado de sistemas de asistencia al conductor

Los fabricantes de automóviles aprovechan el creciente número de funciones de asistencia como elemento diferenciador. Otro revitalizador muy importante es el futuro sistema de clasificación de seguridad de EuroNCAP, por el que, a partir de 2014, solo aquellos vehículos que dispongan, al menos, de un sistema de asistencia al conductor, recibirán 5 estrellas. Además, a partir de 2016 será obligatorio disponer de una amplia protección para peatones.

Los conductores valorarán, cada vez más, estas funciones de seguridad y confort. «El mercado de los sistemas de asistencia al conductor crecerá en los próximos años a un ritmo superior a un 20 por ciento anual», asegura Scheider.

Bosch dispone de amplios conocimientos sobre sistemas

Los sistemas de asistencia al conductor eficientes requieren la interconexión en red de varios sistemas del vehículo. Reúnen los datos de los distintos sensores para formarse una imagen del entorno del vehículo y el motor, los frenos y la dirección implementan las órdenes de conducción calculadas.

Bosch quiere formar parte del futuro de la automoción mediante nuevas tecnologías y nuevas funciones. En estos momentos, se empieza a fabricar en serie el nuevo sensor de radar de alcance medio que es mucho más compacto y económico que su predecesor, y que dispone de variantes para suinstalación en la parte frontal y en la parte trasera del vehículo.

En 2014, Bosch iniciará la fabricación en serie de un sensor de video estéreo que puede ver en 3-d y medir distancias de hasta 50 metros. De esta manera, será posible, por primera vez, utilizar un solo sensor para realizar una frenada de emergencia automática que proteja de los peatones. En el futuro, las nuevas funciones ayudarán más en la conducción de los automóviles. Por ejemplo, estos sistemas pueden aparcar de forma totalmente automática con la ayuda de sensores de ultrasonido, incluso estando el conductor fuera del coche. También podrán maniobrar por zonas de obras estrechas en las autopistas. «Con cada innovación se acerca un poco más la conducción libre de accidentes y automática», confirma Gerhard Steiger, presidente de la división Chassis Systems Control de Bosch.

El grado de automatización aumentará primero, y paso a paso, en las autopistas. A partir de 2014, los conductores dispondrán de un asistente para atascos desarrollado mayoritariamente por Bosch. A baja velocidad, esta función conduce de forma completamente automática, si bien el conductor seguirá manteniendo la responsabilidad final. De forma sucesiva, será posible la conducción con mayor automatización en autopistas a velocidades cada vez más elevadas, hasta que el «Highway Pilot» asuma la conducción desde la entrada hasta la salida de la autopista.

Un amplio catálogo de sensores de radar

Desde el inicio de la fabricación en serie de la primera generación de sensores de radar, Bosch ha ido mejorando continuamente estatecnología. En la segunda generación se duplicaron el alcance y el ángulo de apertura. La tercera generación, el LRR3, que actualmente se fabrica en serie, ofrece un ángulo de apertura mayor de hasta 30 grados y un alcance ampliado hasta los 250 metros. Además, Bosch utiliza, por primera vez, la tecnología de silicio-germanio para el módulo de alta frecuencia del sensor de radar, con lo que se han reducido considerablemente los costes de fabricación. «Con cada generación hemos podido reducir a la mitad los costes de fabricación y duplicar sus prestaciones», dice Bernhard Lucas, director del departamento de desarrollo de sensores de radar.

Evolución de los sensores de distancia de radar.
Actualmente, se va a iniciar la fabricación en serie del sensor de radar de medio alcance. Este sensor tiene un ángulo de apertura de 45 grados y un alcance de hasta 160 metros. Con él se pueden realizar todas las funciones de frenada de emergencia y una regulación inteligente de la distancia y de la velocidad hasta 150 km por hora, suficiente para casi todos los países del mundo. Una variante para su uso en la parte trasera se fabricará a partir de 2014. Este sensor detectará, por ejemplo, los vehículos que se acercan por detrás a gran velocidad, por lo que podrán avisar cuando se quiere cambiar de carril y evitar así una posible colisión. Con un ángulo de apertura de 150 grados, este sensor cubre un amplio campo visual.

Para todos los sensores de radar, Bosch utiliza la banda de frecuencias de 77 GHz, que ofrece más prestaciones que un sensor de 24 GHz. Dispone de una separación de objetos hasta tres veces mayor y puede medir la distancia y la velocidad con una exactitud de tres a cinco veces superior. Como esta banda de frecuencias ha sido homologada de forma permanente en todo el mundo para aplicaciones de automoción, resulta muy adecuada para plataformas globales de vehículos.

Si quieres leer más noticias como La instalación de los sensores de radar en los coches no ha hecho más que empezar, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies