Qué es retrofit o cómo convertir tu coche en un vehículo eléctrico

Qué es retrofit o cómo convertir tu coche en un vehículo eléctrico
NOTICIA de Jessica Pascual
30.03.2022 - 09:43h    Actualizado 31.03.2022 - 12:38h

Sí, es posible convertir tu coche actual de gasolina o diesel en uno eléctrico. ¿Cómo? Gracias a un proceso de conversión que cambia por completo la mecánica y el motor de los vehículos. Más conocida como retrofit, esta práctica ofrece una segunda vida a los vehículos de combustión para transformarlos en coches de bajas emisiones, ya sea en eléctricos o en híbridos.


NOTICIAS DESTACADAS

Pisos Servihabitat

Puente diciembre con niños

Chalets en venta desde 23.000 euros

Solicitar el mini paro

Ventajas pago contrarrembolso


Esta transformación se lleva a cabo a través de la instalación de kits de conversión, que incluyen todas las piezas necesarias para realizar este cambio. Desde el motor, las baterías y todos los componentes eléctricos que intervienen en el proceso.

En esta guía te damos todos los detalles sobre esta nueva práctica de “reutilización” de los vehículos para aprovechar al máximo la inversión y reducir el impacto medioambiental de los más contaminantes. También te dejamos algunas empresas que realizan estos procesos, así como sus precios y características.

En qué consiste retrofit

Retrofit es el proceso mediante el cual un vehículo con una mecánica y motor antiguo pasa a convertirse en otro moderno, en este caso, electrificado y de bajas emisiones. Es decir, que es una manera de dar una segunda vida útil a un vehículo.

Esta es una alternativa para aquellos vehículos a los que les queden pocos años de vida. De esta manera, puedes ampliar notablemente el tiempo de durabilidad de tu coche y, además, disminuir el impacto medioambiental que genera.

Por otra parte, también es una fórmula a través de la que los vehículos sin etiqueta o más contaminantes pueden hacer para circular libremente por el centro de las grandes ciudades. Y conseguirlo a un precio más bajo que si tuvieras que comprar un vehículo eléctrico o híbrido.

En estos casos, en lugar de tener que invertir de nuevo en la compra de un coche, puedes renovarlo. Así, además de aprovechar al máximo la compra, puedes disfrutar de una tecnología completamente nueva.

Qué coches pueden someterse a esta transformación

Cualquier vehículo puede convertirse en eléctrico a través de esta técnica. El problema es que, en España, el proceso de homologación de esta transformación es muy elevado y apenas hay oferta de este servicio.

En el caso de otros países, como en Francia, hay empresas que sí ofrecen este proceso de transformación, pero en modelos concretos de vehículos que además se ajusten a una serie de requisitos.

A nivel legal, lo único que necesitas para hacerlo es un vehículo que tenga la documentación en regla. Porque a pesar de que no hay una regulación específica en España, sí es una práctica contemplada en la ley y permitida.

En resumen, retrofit es una técnica que, de momento, tiene poco recorrido, sobre todo en países como España. Por este motivo es una práctica algo limitada, pero puede que en el futuro, si el Gobierno y empresas apuestan en este sector, se convierta en una de las principales opciones para “cambiar de coche”.

Empresas que hacen retrofit y precio

Esta tecnología está empezando a desarrollarse por algunas empresas como Transition One, Elektrun Cars y eCoche.

Transition One es una empresa francesa que ofrece la conversión de un coche en eléctrico a un precio competitivo. En concreto, tiene kits a la venta preparados para seis modelos específicos de vehículos, todos por 5.000 euros. Además, la empresa señala que es capaz de realizar esta conversión en solo cuatro horas, es decir, en una mañana o tarde de trabajo.

Los modelos de coches para los que tiene preparados los kits de conversión son Renault Clio 3, Renault Twingo 2, Mini, Fiat 500, Renault Kangoo 2 y Volkswagen Polo 4.

Transition One transformación de vehículos en eléctricos

Estos kits de conversión instalan motores eléctricos de 50 kilovatios que le permite una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora. En cuanto a la capacidad de las baterías, los coches tienen una autonomía de hasta 100 kilómetros. Y con posibilidad de añadir una batería extra. Como requisito, para que el coche pueda inicia este procedimiento tiene que tener la ITV favorable y una antigüedad de, al menos, 5 años.

Empresas diferentes son otras que hay en España como Elektrun Cars y eCoche. En estos casos y, a diferencia del anterior, no tienen kits de conversión prefabricados que instalan en ciertos tipos de vehículos. En estos casos, se trata de un servicio especializado en cualquier vehículo y a un precio más elevado.

En cualquiera de las dos empresas tienes que contactar con la compañía para obtener un presupuesto de la conversión del vehículo. Y no tener prisa para hacerlo, porque el tiempo de la transformación es mucho más amplio que en la empresa francesa.

En cuanto a los precios de este servicio, en España son más caros que la empresa francesa, puesto que la homologación de estos coches es una partida de gasto importante que deben asumir las empresas españolas. Costes que en otros países son más reducidos. Motivos por los que en las empresas españolas esta conversión puede superar los 10.000 euros.

Cómo se hace la transformación

La transformación de un vehículo en eléctrico es un procedimiento que consiste en cambiar por completo la mecánica interior. Pero antes de llegar a la parte práctica, es necesario llevar a cabo un estudio e investigación para saber qué tipo de motor y piezas son las más adecuadas para un vehículo concreto. No vale cualquier motor ni sistema electrificado, sino que para que el coche funcione correctamente, debe haber un análisis previo para escoger la mejor opción.

Con el proyecto planteado, los profesionales proceden a vaciar y desmontar la estructura interior del vehículo. En concreto, hay que desmontar el motor, el depósito de combustible y todas las piezas que formen parte de este proceso.

A continuación, los profesionales proceden a integrar y colocar el nuevo sistema eléctrico. Y después comienza un proceso de pruebas en el que tienen que asegurarse de que todo funciona correctamente. No solo lo relativo a la nueva instalación, sino todas las funciones del vehículo.

Los coches que pasen por este proceso de retrofit también deben seguir unos trámites legales para conseguir su homologación. Para ello, la empresa tiene que redactar un proyecto bajo la supervisión y firma de un profesional. Esta es la única manera en la que puede certificarse que toda la instalación se ha realizado conforme a la ley. Homologar la transformación en España es un proceso lento y costoso.

Si quieres leer más noticias como Qué es retrofit o cómo convertir tu coche en un vehículo eléctrico, te recomendamos que entres en la categoría de Eléctricos.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >