Si quieres alquilar tu casa, este es el impuesto que deberás pagar

Si quieres alquilar tu casa, este es el impuesto que deberás pagar
NOTICIA de Jessica Pascual
08.01.2022 - 11:52h    Actualizado 09.01.2022 - 11:53h

¿Quieres alquilar un piso que tienes en propiedad? Si estás planteándote esta opción para obtener ingresos, debes saber que tienes que incluir estos beneficios en la declaración de la Renta y pagar un impuesto por ello. A continuación te explicamos cómo tributa una vivienda que tienes alquilada en el IRPF y te dejamos un ejemplo para que puedas hacer tus propias cuentas.

Cómo tributa un piso que tengo alquilado en la Renta

Los propietarios que tienen una vivienda en alquiler tienen que tributar a Hacienda por los beneficios obtenidos. Es decir, por la cantidad que resulte de la diferencia entre los ingresos que recibe de la renta y los gastos que asume por el alquiler.

Este beneficio económico debe incluirse en la renta como rendimiento del capital inmobiliario y debe tributar por el IRPF, según los tramos establecidos para cada año. Esto quiere decir que el único impuesto que tiene que pagar el dueño de una vivienda alquilada es el IRPF de los beneficios que obtenga.

Cuánto tiene que pagar un propietario a Hacienda por un piso en alquiler

Para saber la cantidad de dinero que un propietario tiene que pagar a Hacienda por el alquiler hay que hacer una cuenta sencilla: Ingresos que recibe de la renta menos los gastos que puede deducirse. La cantidad que resulte de esta operación es por la que tiene que tributar en el IRPF.

Pero ojo, porque un propietario solamente puede deducirse los gastos durante los meses que haya tenido la vivienda en alquiler. Esto quiere decir que si durante dos o tres meses no has alquilado tu casa y ha permanecido vacía, no puede deducirse ningún gasto en este periodo.

Y, además, en estos meses en los que la casa ha estado sin inquilino, el propietario debe pagar a Hacienda una cantidad por lo que conoce como ‘Imputaciones de Renta Inmobiliaria’.

Cómo calcular la cantidad que hay que pagar por una vivienda de alquiler

Para saber lo que un propietario tiene que pagar a Hacienda hay que hacer tres cuentas:

  1. Calcular los ingresos obtenidos
  2. Sumar los gastos que puede deducirse
  3. Restar los gastos deducibles a los ingresos que ha obtenido. La cantidad que resulte de esta cuenta es la que un propietario debe tributar en el IRPF.

Para saber los ingresos obtenidos a lo largo de un año, tienes que multiplicar la renta que has obtenido por el alquiler por los meses que ha estado la casa alquilada.

Por otra parte, los gastos que has tenido que pagar por esta vivienda en alquiler hay que incluirlos también en la renta, pero no todos son deducibles. Los que puedes incluir en la renta son los siguientes:

  • Reparaciones y mantenimiento de la casa alquilada. En este apartado hay que tener especial cuidado porque solo podrás deducirte aquellos gastos que Hacienda considere una reparación. Hacienda permite que los propietarios se deduzcan actuaciones como por ejemplo, la pintura, la sustitución de elementos que estén dañados o el arreglo de las instalaciones. Pero no contempla la posibilidad de deducirse gastos que supongan la mejora o ampliación de la vivienda. Es decir, que si cambias un elemento por otro mejor, no puedes desgravarlo, pero si cambias una ventana en mal estado por otra similar, sí.
  • El IBI, tasas de limpieza, alumbrado o basuras también son gastos deducibles.
  • Gastos de comunidad, de la portería, cuidado o mantenimiento del vecindario o derramas, entre otros.
  • Impago. Si un inquilino no paga el alquiler o te deja deudas, puedes restar en la renta ese dinero que no has cobrado. Pero para ello tienen que haber pasado más de seis meses desde que has intentado cobrar ese dinero.
  • El propietario también puede deducirse la parte proporcional de los intereses que pagues por amortizar tu hipoteca. Es decir, que si pagas de hipoteca 500 euros, de los cuales, 100 son intereses, puedes deducirte esos 100 euros en la renta.
  • También son gastos deducibles la amortización de vivienda y bienes inmuebles del 3 % sobre el valor catastral.
  • Asimismo puedes deducirte las primas del seguro del hogar, de responsabilidad civil, de impago o de robo.
  • Los suministros como el agua, la luz, el gas o el Internet, si corren a cargo únicamente del propietario.
  • Gastos de formalización del contrato en caso de haber recurrido a abogados o agencias.

Ejemplo

Vamos a poner un ejemplo de una vivienda que ha estado alquilada los 12 meses del año por una renta de 700 euros al mes. Esto supone que un propietario ha recibido un total de 8.400 euros de ingresos por el alquiler (resultado de multiplicar 700 euros por los 12 meses). Si tenemos en cuenta las diferentes partidas de los gastos de todos los que hemos mencionado, para este ejemplo indicamos que el propietario puede deducirse un total de 2.000 euros.

Esto quiere decir que, para este caso concreto, el propietario tendría que tributar por la cantidad que resulte de restar los gastos a los ingresos: 8.400 menos 2.000 es igual a 6.400 euros.

El propietario debe incluir en la renta ese rendimiento del capital y tributar según los tramos del IRPF. Es decir, que tendría que pagar impuestos del primer tramo y aplicarle una retención del 19 % por ser una cantidad inferior a 12.450 euros. El 19 % de 6.400 es igual a 1.216 euros. Esto es lo que tendría que pagar por tener un piso en alquiler.

Deducción del 60 %

Los propietarios de las viviendas de alquiler pueden deducirse hasta un 60 % del dinero por el que tienen que tributar en el siguiente supuesto. Si la vivienda que alquilas es la residencia habitual del inquilino y que lleve viviendo en ella más de tres años, independientemente de su edad.

Siguiendo el ejemplo anterior, el propietario puede deducirse el 60 % de los 6.400 euros. Es decir, que en este caso tendría que tributar por 2.650, que es el 40 % de los 5.400. El 19 % de 2.650 es igual a 486,40 euros. Esta sería la cantidad que tendría que pagar el propietario de un piso en alquiler según el ejemplo detallado en el párrafo anterior si le correspondiera deducirse el 60 %.

Ojo porque esta deducción no está permitida si destinas tu vivienda a un alquiler vacacional. Además, si este es tu caso, en esta otra información te explicamos con detalle los impuestos que tienes que pagar y cómo tributan las viviendas de alquiler vacacional.

Si quieres leer más noticias como Si quieres alquilar tu casa, este es el impuesto que deberás pagar, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >