53.615 coches a revisión de las marcas japonesas Toyota, Nissan, Honda y Mazda


53.615 coches a revisión de las marcas japonesas Toyota, Nissan, Honda y Mazda

Toyota, Nissan, Honda y Mazda llaman a revisión a 3,4 millones de vehículos en todo el mundo Un defecto de fabricación en los airbags del acompañante suministrados a las marcas Toyota, Nissan, Honda y Mazda por la compañía Takata Corp, un proveedor japonés de componentes para automóviles, obliga a llamar a revisión a 3,4 millones de vehículos en todo el mundo, 53.615 en España.


Los fabricantes japoneses de automóviles Toyota, Nissan, Honda y Mazda han llamado a revisión en todo el mundo un total de 3,4 millones de vehículos por un posible problema en el airbag del acompañante. En España, la revisión afecta a 53.615 coches, según detallaron a Europa Press en fuentes de estas empresas.

La revisión global abarca 1,73 millones de vehículos comercializados por Toyota, 580.000 de ellos en Norteamérica y 490.000 en Europa, Honda revisará 1,14 millones de automóviles, Nissan 480.000 unidades y Mazda 45.500 coches.

Airbags defectuosos

El defecto está originado en los airbags defectuosos suministrados a las compañías por Takata Corp, un proveedor japonés de componentes para automóviles, si bien esta empresa rebaja el número de vehículos afectados a dos millones. Las acciones de Takata cayeron un 9% en la Bolsa de Tokio este jueves.

En los vehículos llamados a revisión es posible que unos componentes del airbag presenten un defecto de fabricación en el inflador, con lo que, en caso de accidente, el dispositivo podría no desplegarse correctamente o registrar una sobrecarga térmica.

En España
Por lo que respecta al impacto de la campaña en el mercado español, la revisión afecta en conjunto a 53.615 vehículos. La mayor parte, un total de 34.919 unidades, corresponde a modelos de Nissan fabricados entre los años 2000 y 2004.

En concreto, según detallaron a Europa Press en fuentes de Nissan, los modelos incluidos en la inciativa en España corresponden a los modelos Almera, Tino, Terrano II, Patrol, X-trail, Pathfinder y Navara, siempre producidos en las citadas fechas.

Toyota, de su lado, informó de que la revisión afecta en el mercado español a 16.900 unidades de sus modelos Avensis, Avensis Verso, Corolla, Yaris y a cien unidades del Lexus SC430. Los vehículos fueron fabricados entre noviembre de 2000 y marzo de 2004.

La empresa precisa que en Europa no se tiene constancia de que se haya producido esta situación ni de ningún accidente relacionado con el potencial defecto. La revisión consiste en la comprobación del airbag y, en caso de que sea necesario, en proceder a su sustitución, sin cargo para el cliente.

El vicepresidente de Toyota España, Jacques Pieraerts, declaró que la empresa ha tomado la decisión de realizar «una acción preventiva» en línea con su compromiso de «tolerancia cero y total transparencia».

Honda y Mazda

Por su parte, Honda precisó en un comunicado de prensa que la campaña de revisión afecta en España a 1.384 unidades de sus modelos Stream, Civic, Jazz y CR-v fabricados en el período comprendido entre los años 2001 y 2003.

La marca señaló que todos los propietarios están identificados y la empresa se pondrá en contacto con ellos. La compañía añade que la iniciativa no compromete la seguridad de los vehículos fabricados y comercializados por Honda.

«La propia filosofía de la empresa hace que, una vez identificados posibles defectos, aunque sean de baja incidencia, se proceda de forma inmediata a avisar al cliente y realizar la pertinente revisión y modificación con el objetivo de minimizar cualquier posible riesgo potencial», añade.

En el caso de Mazda, la compañía revisará en España 312 unidades correspondientes al modelo Mazda6, producidas entre 2002 y 2003. Un portavoz de la empresa indicó a Europa Press que la campaña ha sido reportada por parte de la marca y ya se ha comenzado a contactar con los clientes afectados para resolver la incidencia con la mayor celeridad y sin coste alguno para el cliente.

«Si bien en ningún caso se ha detectado incidencia alguna en las unidades afectadas, ni en España ni a nivel mundial, la prioridad de Mazda ha sido reaccionar ante este caso de manera inmediata con el fin de buscar la mayor satisfacción para nuestros clientes», añadió el portavoz.

¿Tienes un Prius, un Corolla o un Avensis? Toyota tiene que revisar 20.000 coches en España

Toyota Prius de 7 plazas.Toyota revisará más de 20.000 coches en España. Los modelos afectados son los Prius de segunda generación, fabricados entre agosto de 2003 y abril de 2009, y los Corolla Sedán y los Avensis con motores de gasolina fabricados entre agosto de 2000 y diciembre de 2009. Esta llamada a revisión mundial de sus modelos Prius (segunda generación), Corolla Sedán y Avensis con motores de gasolina, afecta a un total de 3,3 millones de vehículos, según ha comunicado Toyota.

Esta campaña de revisión está dividida en dos partes. La primera de ellas se produce por una holgura y un desgaste prematuro en la unión del eje intermedio de la dirección con la caja de dirección del Prius de la segunda generación, del Corolla Sedán y del Avensis de gasolina (fabricados entre agosto de 2000 y diciembre de 2009), provocados por un uso frecuente de la dirección «haciendo topes a uno u otro lado».

La segunda parte de esta acción preventiva está relacionada con un posible montaje incorrecto del bobinado de la bomba de agua eléctrica que refrigera el sistema híbrido de la segunda generación del modelo Prius. Esta medida engloba a las unidades fabricadas entre agosto de 2003 y abril de 2009.

Anclaje de la dirección
El problema con el desgaste prematuro del anclaje de la dirección afecta a 2,76 millones de unidades en todo el mundo, de las que 496.000 unidades se encuentran en el mercado europeo.

El defecto en bomba de agua del Prius de segunda generación, por su parte, provocará la revisión de 547.000 vehículos en todo el mundo. En el continente europeo se han visto involucradas un total de 83.000 unidades por este eventual defecto.

En España
Toyota España ha llamado a revisión 20.685 unidades de los modelos Prius (segunda generación), Corolla Sedán y Avensis con motores de gasolina por el desgaste en el anclaje de la dirección y por el eventual montaje incorrecto del bobinado de la bomba de agua eléctrica.

La compañía ha detectado la holgura en la dirección en 17.113 unidades de los tres modelos afectados. La firma explicó que este problema no ocasionaría «en ningún caso» la pérdida del control del vehículo, aunque resaltó que ha decidido poner en marcha esta acción preventiva, al tratarse de un elemento de la dirección del vehículo.

Por otro lado, la empresa también revisará 3.572 unidades de la segunda generación del Prius en España, a causa del posible montaje incorrecto del bobinado de la bomba de agua eléctrica que refrigera el sistema híbrido.

La marca señaló que este defecto podría ocasionar un mal funcionamiento de dicho sistema con una luz de aviso en el panel de control, lo que derivaría en una parada del sistema híbrido de este automóvil.

Toyota España, que señaló que ninguno de estos defectos ha provocado ningún accidente hasta el momento, afirmó que procederá a informar «en el menor plazo posible» a los clientes afectados por estas acciones preventivas y resaltó que la comprobación de estos componentes no supondrá coste alguno y tendrá una duración de entre 60 y 90 minutos, en función del problema a revisar.

¿Qué se puede hacer ante un defecto de seguridad en un coche?

EEUU acaba de multar a Toyota con 16,3 millones de dólares porque ocultó durante meses un fallo que provocaba el atasco del pedal del acelerador. En España, por ejemplo, entre 2002 y 2005 se recibieron más de 2.000 reclamaciones por defectos de fabricación en automóviles Peugeot 307, generalmente relacionadas con disfunciones electrónicas que podían afectar a la seguridad, sin que las autoridades competentes desarrollaran actuaciones para aclarar lo ocurrido, depurar responsabilidades ni informar a los consumidores. FACUA-consumidores en Acción demanda ante esta indefensión de los consumidores cambios en la legislación para garantizar la transparencia, el desarrollo de inspecciones y, en determinados casos, la aplicación de sanciones, ante la existencia de defectos de fabricación en automóviles que ponen en riesgo la seguridad de los usuarios.

La asociación advierte que las medidas que se llevan a cabo en EEUU para garantizar la información a los consumidores son un ejemplo a imitar por el Gobierno de España y las comunidades autónomas.

Multa a Toyota en EEUU

El Gobierno estadounidense acaba de imponer a Toyota una multa de 16,3 millones de dólares (12,1 millones de euros) por haber incumplido la obligación legal de informar de cualquier problema de seguridad en un máximo de cinco días desde su detección. La empresa ocultó durante meses un fallo que provocaba el atasco del pedal del acelerador.

Este defecto en automóviles Toyota, que trascendió hace meses y ha provocado una campaña de revisión a nivel mundial, todavía no aparece en la página web de la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos, que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC).

FACUA considera incomprensible que la Dirección General de Tráfico (DGT), que debe disponer de los datos sobre defectos de seguridad en automóviles, no esté coordinada con el INC para garantizar que esta información figure de forma inmediata en la red de alerta.

Es una de las situaciones por las que FACUA advierte que en España la regulación relacionada con defectos en vehículos y otros productos tiene importantes carencias y la actuación inspectora y sancionadora del Gobierno y las comunidades autónomas deja mucho que desear.

Denuncias por defectos en el Peugeot 307

La asociación recibió casos de conductores que perdieron la visibilidad ante la falta de respuesta del sistema de iluminación del 307 o de limpiaparabrisas que se bloquearon o accionaron solos, de elevalunas que no reaccionaron, subieron o bajaron sin motivo, motores que se pararon durante la conducción e incluso airbags que saltaron de forma espontánea o que no reaccionaron tras una colisión.

FACUA viene reclamando al INC, dependiente del Ministerio de Sanidad y Política Social, que introduzca cambios en la regulación y los protocolos de información de la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos para garantizar que la información llegue a los consumidores.

Así, FACUA demanda que las asociaciones de consumidores representativas sean informadas por las autoridades de Consumo de los productos que se incorporen a la red.

Asimismo, FACUA ha solicitado al INC que la red de alerta incorpore un procedimiento, como el existente en EEUU, por el que cualquier consumidor pueda suscribirse para recibir información por correo electrónico cada vez que un producto se incorpore a la misma.

Además, pide que los fabricantes sean también obligados a informar a las asociaciones de consumidores sobre todos los vehículos en los que detecten defectos, además de a incorporar esta información en sus páginas web, remitirla a los medios de comunicación e insertar anuncios en éstos.

Se trata de protocolos de información que sólo se producen en una minoría de casos, ya que los fabricantes se limitan a comunicar a sus clientes la necesidad de llevar a revisar sus vehículos.

Pero puede que muchos conductores no reciban estas notificaciones por haber cambiado de domicilio sin comunicarlo o que un particular compre un vehículo de segunda mano con la incógnita de si pasó una revisión de seguridad cuya existencia desconoce.

En 2009 se incluyeron ochenta y ocho vehículos en la red de alerta

A lo largo de 2009 sólo en España fueron incluidos en la red de alerta ochenta y ocho modelos de vehículos a motor por fallos de fabricación que podrían derivar en accidentes.

En el caso de los coches, fueron cuarenta y seis modelos de quince marcas. La lista fue encabezada por Volkswagen, con nueve modelos, seguida de Nissan y Renault con siete, Skoda y Mazda con cuatro, Seat y Audi con tres, Opel y Honda con dos, y cerrando la lista Dacia, Suzuki, Toyota, Jaguar, Hyundai y Mitsubishi con un modelo registrado.

A ellos se sumaron treinta y ocho motocicletas de diez marcas. KTM, con doce modelos, Honda con diez, BMW con cinco, Buell con tres, Yamaha con dos y Kawasaki, Suzuki, Derbi, Aprilia y Gilera con un caso en cada compañía.

Fallos en 25 modelos de coches y motos en menos de un mes

FACUA-consumidores en Acción reclama más transparencia a las autoridades y los fabricantes ante los numerosos casos de defectos de fabricación en vehículos. En poco más de un mes han trascendido fallos en veinticinco modelos de coches y motos. Por ello pide cambios en el funcionamiento de la red de alerta y sanciones ante determinadas irregularidades y, asimismo, la asociación advierte que la gravedad de muchos de los defectos detectados deberían llegar a las autoridades de Consumo a sancionar de forma contundente a los fabricantes.

A poco más de un mes del inicio de 2010 ya ha trascendido que unidades de veinticinco modelos de vehículos a motor deben ser revisados en España por defectos de fabricación que pueden afectar a la seguridad.

Se suman a los ochenta y ocho modelos que fueron incorporados en 2009 a la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos, cifra que el año anterior fue de sesenta y tres.

FACUA viene reclamando al Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social que introduzca cambios en la regulación y los protocolos de información de la red de alerta de productos no alimentarios peligrosos para garantizar que la información llegue a los consumidores.

Así, FACUA demanda que las asociaciones de consumidores representativas sean informadas por las autoridades de Consumo de los productos que se incorporen a la red.

Asimismo, FACUA ha solicitado al INC que la red de alerta incorpore un procedimiento, como el existente en EEUU, por el que cualquier consumidor pueda suscribirse para recibir información por correo electrónico cada vez que un producto se incorpore a la misma.

Además, pide que los fabricantes sean también obligados a informar a las asociaciones de consumidores sobre todos los vehículos en los que detecten defectos, además de a incorporar esta información en sus páginas web, remitirla a los medios de comunicación e insertar anuncios en éstos.

Se trata de protocolos de información que sólo se producen en una minoría de casos, ya que los fabricantes se limitan a comunicar a sus clientes la necesidad de llevar a revisar sus vehículos. Pero puede que muchos conductores no reciban estas notificaciones por haber cambiado de domicilio sin comunicarlo o que un particular compre un vehículo de segunda mano con la incógnita de su pasó una revisión de seguridad cuya existencia desconoce.

Once modelos de coches y catorce de motocicletas en poco más de un mes

Un fallo en el pedal del acelerador obligará a revisar ocho modelos de Toyota de los que unas 145.000 unidades fueron vendidas en España. Se trata del Aygo (fabricados entre febrero de 2005 y agosto de 2009), IQ (entre noviembre 2008 y noviembre de 2009), Yaris (entre noviembre de 2005 y septiembre de 2009), Auris (octubre de 2006 y 5 de enero de 2010), Corolla (octubre de 2006 y diciembre de 2009), Verso (febrero de 2009 y 5 de enero de 2010), Avensis (noviembre de 2008 y diciembre de 2009) y Rav4 (noviembre de 2005 y noviembre de 2009).

El mismo defecto en el acelerador también afecta a 1.417 unidades vendidas en España del Peugeot 107 (entre 2005 y 2009) y 689 del Citröen C1 (del primer semestre de 2005 al verano de 2009).

Asimismo, un problema en los frenos obligará a revisar unidades de la tercera generación del Toyota Prius (vendidos entre junio de 2009 y enero de 2010).

En el caso de las motocicletas, se trata de catorce modelos de cuatro fabricantes: unidades de la Yamaha YBR250 (5D11/5D13), la Peugeot Satelis (once unidades), la Buell XB12SS y once modelos de Harley-davidson de la gama Touringlas, FLHT, FLHTCU, FLHRC, FLHX, FLHTP, FLHP, FLHTCUSE4, FLTRSE3, FLHTK, FLHTCUSE5 y FLHXSE (197 unidades en España).

Ochenta y ocho modelos en la red de alerta durante 2009

Durante 2009 sólo en España fueron incluidos en la red de alerta ochenta y ocho modelos de vehículos a motor por fallos de fabricación que podrían derivar en accidentes.

En el caso de los coches, fueron cuarenta y seis modelos de quince marcas. La lista fue encabezada por Volkswagen, con nueve modelos, seguida de Nissan y Renault con siete, Skoda y Mazda con cuatro, Seat y Audi con tres, Opel y Honda con dos, y cerrando la lista Dacia, Suzuki, Toyota, Jaguar, Hyundai y Mitsubishi con un modelo registrado.

A ellos se sumaron treinta y ocho motocicletas de diez marcas. KTM, con doce modelos, Honda con diez, BMW con cinco, Buell con tres, Yamaha con dos y Kawasaki, Suzuki, Derbi, Aprilia y Gilera con un caso en cada compañía.

Si quieres leer más noticias como 53.615 coches a revisión de las marcas japonesas Toyota, Nissan, Honda y Mazda, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies