Cómo calcular la indemnización al ser despedido

Cómo calcular la indemnización al ser despedido
NOTICIA de Javi Navarro
17.01.2022 - 10:00h    Actualizado 15.11.2022 - 16:03h

¿Te han despedido y no sabes cuánto dinero te corresponde? Te contamos cuáles son los tipos de indemnización que existen y te damos las claves para que puedas calcular indemnización por despido. Por otra parte, no hay que confundir la indemnización con el cálculo del finiquito, que es el importe correspondiente al que tiene derecho cada trabajador al finalizar la relación laboral.


NOTICIAS DESTACADAS

Pisos Servihabitat

Puente diciembre con niños

Comer en Toledo

Solicitar el mini paro

Administraciones de lotería


Si tienes derecho a este cobro, no te olvides de revisar esta información sobre cómo tributa una indemnización por despido para evitar problemas con el fisco. Y si consideras que la decisión de la empresa de cesar tu actividad no está justificada, aquí te explicamos cómo reclamar un despido.

Factores que afectan a la indemnización

Para hacer cálculo indemnización despido hay que tener en cuenta tres factores diferentes.

  1. Salario del trabajador: Salario bruto anual.
  2. Antigüedad en la empresa: La antigüedad se mide por los meses trabajados. Hay que tener en cuenta que si una persona trabaja un día de un mes, es como si hubiera trabajado el mes al completo y se cuenta como tal.
  3. Tipo de despido: La indemnización por despido solo está disponible para despidos objetivos y despidos improcedentes. Si el despido es procedente, hay derecho a finiquito, pero no a indemnización.

Despido causas objetivas

Cuadro de indemnizacion por despido

En concreto, el despido por causas objetivas es aquel que responde a la necesidad de adaptar la plantilla por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. En un despido por causa objetivas (por ejemplo, por descenso en las ventas), la empresa debe cumplir varios requisitos:

* Notificar por escrito al trabajador la carta de despido, acreditando del modo más detallado posible la causa que ha determinado la decisión.

* Debe poner a disposición del trabajador simultáneamente a la entrega de la carta de despido una indemnización de 20 días por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores al año, con un máximo de 12 mensualidades.

* Debe conceder al trabajador un plazo de preaviso de 30 días. Durante este tiempo el trabajador tiene derecho a una licencia de 6 horas semanales (retribuidas) con el fin de buscar nuevo empleo. Si el empresario no cumple con este preaviso, deberá abonar los días de salario correspondientes a los días de preaviso incumplido.

Si el trabajador no está de acuerdo, siempre puede firmar añadiendo la mención “Recibido. No conforme”.

Despido improcedente

Por otra parte, en el caso contrario, si la empresa reconoce la improcedencia del despido, lo que en muchos casos se hace para evitar el pago de salarios de tramitación, preavisos, etc., bien pagará o bien depositará en el juzgado en 48 horas la indemnización correspondiente a 45 días de salario por año trabajado, con el límite de 42 mensualidades.

Tipos de indemnización

Indemnización de 20 días por año trabajado

Se trata de la indemnización por despido objetivo. Corresponde al trabajador el importe de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. Por tanto, la indemnización nunca podrá superar la cantidad resultante de multiplicar el salario mensual por 12.

Indemnización de 33 días por año trabajado

Hace referencia a la indemnización por despido improcedente. Si el contrato es posterior al 12 de febrero de 2012, la empresa deberá pagar la cantidad correspondiente a 33 días trabajados al año hasta un máximo de 24 mensualidades. Esto quiere decir que la cuantía no podrá ser mayor al resultado de multiplicar el salario mensual por 24.

Indemnización mixta 33/45 días por año trabajado

Si el contrato del trabajador es anterior al 12 de febrero de 2012, el importe de indemnización resultará de sumar dos tramos distintos. Por un lado, para los días de antigüedad anteriores al 12 de febrero de 2012, corresponderá una indemnización de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades. Por otro lado, para los días posteriores al 12 de febrero de 2012, se pagarán 33 días por año trabajado, con un tope máximo de 24 mensualidades.

Calculadora indemnización por despido: caso práctico

Te mostramos en tres sencillos pasos y con ejemplos cómo calcular la indemnización al ser despedido.

Calcular el salario diario

Lo primero que hay que hacer es calcular el salario diario. Para ello hay que recopilar las últimas 12 nóminas, incluyendo las pagas extras si no se tienen prorrateadas. Posteriormente, hay que sumar los salarios brutos de las 12 nóminas para obtener el salario bruto anual. Después se divide la cantidad entre 12 para conocer el salario medio mensual y el número resultante se divide entre 30 para obtener el salario diario.

Ejemplo
Este caso práctico es ficticio, pero igual de válido como ejemplo para calcular una indemnización. Pepe lleva cobrando en el último año, 12 meses, 1.300 euros brutos al mes, más 2 pagas extra de mil euros cada una. Su salario total es de 17.600 euros y si lo dividimos entre 12 meses, el salario medio mensual es de 1.466,67 €. Así, su salario diario (dividido el mensual entre 30 días) es de 48,89 euros diarios.

Calcular el número de años trabajados y días a indemnizar

Como hemos comentado anteriormente, hay que tener en cuenta que si un mes se trabaja un día, ese mes computa como si se hubiera trabajado entero.

Ejemplo
El mismo trabajador del ejemplo anterior ha sido dado de alta el 15 de junio de 2016 y fue despedido el 10 de julio de 2018. Para calcular su indemnización, será como si hubiese trabajado desde el 1 de junio de 2014 hasta el último día de julio de 2018, es decir, unos 2 años y 1 mes o lo que es lo mismo 760 días.

Aplicar la indemnización que corresponda

Una vez que tenemos claro el tipo de indemnización que corresponde al trabajador (20 días, 33 días o 45 días por año trabajado) solo hay que multiplicar esa cifra por el salario diario previamente calculado y los años trabajados.

Ejemplo
Como el trabajador del ejemplo ha sido despedido de forma improcedente y considerando que ha sido despedido después del 12 de febrero de 2012, momento en que cambió la Ley, le corresponde una indemnización de 33 días por año trabajado. 760 días trabajados/365 días del año y el resultado multiplicado por 33, con lo que cuenta con casi 69 días de indemnización. Como el salario que le correspondía de media diaria era de 48,89 euros, el importe total en euros de su indemnización asciende a 3.373 euros.

Recuerda que puedes consultar esta información sobre el paro, una guía completa sobre las cuantías que se cobrarán en la prestación y durante cuánto tiempo.

Simulador de indemnización

Además de los cálculos manuales que te acabamos de explicar, también puedes utilizar simuladores oficiales para echar las cuentas, como el oficial del Consejo General del Poder Judicial, para hacerte una idea aproximada de cuánto te pertenece de indemnización.

Esta herramienta es capaz de calcular el importe que les corresponde de la indemnización por extinción de contrato de trabajo tanto de trabajadores fijos, como discontinuos y de empleados del hogar. La calculadora permite introducir un máximo de 30 periodos para los fijos-discontinuos.

El funcionamiento es sencillo, tan solo tienes que introducir la fecha de inicio del contrato, la de fiscalización y el salario bruto. Si se introduce en términos mensuales, hay que prorratear las pagas extraordinarias.

Tras introducir todos los datos, la herramienta muestra un listado con diferentes supuestos junto con la cuantía de la indemnización que correspondería en cada caso. En concreto, hace los cálculos para estas situaciones:

  • Despido improcedente
  • Extinción del contrato por voluntad del trabajador en caso de incumplimiento grave del empresario
  • Extinción por causas objetivas procedente y trabajador indefinido no fijo
  • Despido colectivo procedente
  • Movilidad geográfica
  • Modificación sustancial de condiciones de trabajo
  • Extinción del contrato temporal

Cuándo hay que acudir al FOGASA

A veces es el propio trabajador quien decide poner fin a la relación laboral, por ejemplo porque el empresario no cumpla con el pago del salario. Esta situación da lugar a la extinción del contrato por voluntad del trabajador. En este supuesto, en que el trabajador insta la resolución del su contrato porque se ve obligado a hacerlo, este tendrá derecho a percibir las mismas cantidades previstas para el despido improcedente: 45 días por año de servicio, con un máximo de 42 mensualidades, pero es probable que deba acudir a los tribunales (jurisdicción laboral) para reclamar esta cantidad. Mientras no se resuelva el litigio, el trabajador debe seguir en su puesto de trabajo, para que no se considere un abandono como baja voluntaria.

Otra situación distinta es encontrar la empresa con el cierre echado sin que se nos haya comunicado previamente, nada es otra situación que se puede plantear. En este caso debe reclamar cuanto antes. ¿Pero, por dónde empezar? Si quieres saber todo acerca de las reclamaciones de sueldo que te debe una empresa, te recomendamos que consultes esta otra información sobre cuánto paga el FOGASA de indemnización por los salarios no abonados por una empresa.

Si te ha parecido interesante, aquí te dejamos más consejos para regresar al mercado laboral después de que te hayan despedido.

Si quieres leer más noticias como Cómo calcular la indemnización al ser despedido, te recomendamos que entres en la categoría de SEPE y Paro.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >