>
Compartir
WhatsApp

Cómo hacer torrijas sin azúcar y bajas en calorías

Receta de torrijas sin azúcar y bajas en calorías.
NOTICIA de Cristian Pinto
24.03.2024 - 12:07h    Actualizado 30.03.2024 - 12:29h

¿A quién no le apetece una buena torrija de leche? Esta es una de las comidas más típicas de la Semana Santa en España. Las puedes probar desde las clásicas torrijas de leche, hasta las de miel o con azúcar y canela. Menuda bomba calórica, ¿verdad? Si quieres disfrutar de esta receta tan tradicional sin saltarte demasiado la dieta, te contamos cómo hacer torrijas sin azúcar, saludables y bajas en calorías; un plato ideal para personas diabéticas. Una buena opción para hacer este plato de forma más saludable es hacer las torrijas en la freidora de aire.

Si quieres sorprender a tu familia y amigos, puedes consultar esta otra información en la que te contamos el secreto de Arguiñano para hacer las mejores torrijas caramelizadas.

Alternativa al azúcar en las torrijas

¿Es posible hacer unas torrijas sin azúcar y que estén deliciosas? Ya sea porque quieres reducir el consumo de azúcar por la dieta o porque eres una persona diabética, debes saber que es posible hacer torrijas sin este edulcorante.

Para adaptar la receta de las torrijas a los diabéticos, podemos saltarnos el paso de rebozar el pan en azúcar. Para que no queden sosas nuestras torrijas, podemos optar por usar otros edulcorantes que sustituyan al azúcar, como la estevia, el eritritol o la sucralosa.

Cómo hacer una torrija sin azúcar

Para poder elaborar este tipo de torrijas, hay que seguir unos pasos similares respecto a la receta que lleva azúcar. En esta ocasión, el paso de rebozar las rebanadas de pan por el azúcar lo eliminaremos y añadiremos el edulcorante al final.

Ingredientes

  • Barra de pan duro o pan especial para torrijas
  • Cualquier tipo de leche
  • Cáscaras de limón y naranja
  • Canela en polvo o en rama
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva
  • Edulcorante sustituto al azúcar
  • De manera opcional, unas gotas de esencia de vainilla

Preparación

En primer lugar, hay que infusionar la leche y aromatizarla con la ralladura de naranja y de limón y con la canela en rama. Para ello, hay que calentar la leche en un recipiente hondo. Si quieres darle un toque más de sabor dulce, añade unas gotas de la esencia de vainilla. Hecho esto, hay que esperar unos minutos a que la leche se enfríe antes de empapar el pan. Si no se deja enfriar, el pan se puede romper.

Cuando la leche esté fría, sumerge las rodajas de pan. Estas deben tener 2 cm de grosor como máximo. Cuanto más duro esté el pan, más leche absorberá.

Una vez el pan este bien empapado de la leche infusionada, es hora del rebozado y la fritura. Antes de nada, bate los huevos en un recipiente. A continuación, sumerge las rebanadas de pan por el huevo y añádelas a una sartén con el aceite muy caliente. Dale una fritura de unos 2 o 3 minutos a cada lado y retira la rebanada. Repite este proceso con todas las rebanadas y colócalas en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Por último, viene el paso de endulzar las torrijas. En lugar de espolvorear azúcar, puede añadir cualquier edulcorante que hemos mencionado anteriormente y un poco de canela en polvo.



WhatsApp Casacochecurro