Los 22 timos más comunes: no caigas en la trampa como un pardillo


Los 22 timos más comunes: no caigas en la trampa como un pardillo

En España, algunos recurren a la costumbre de gastar bromas el día 28 de diciembre para engañar de sus amigos y conocidos y demostrar que son unos ingenuos. Al margen de esas gracias, hay otra gente que quiere abusar de la buena fe o desconocimiento de otros para engañarles… Te recordamos algunas prácticas que, al margen de que sean delictivas o no (los timadores intentarán que no puedan ser consideradas así legalmente), debes tener en cuenta y desconfiar para que demuestres que no eres tan… inocentón y así evites las estafas por internet:

22 timos

Casting falso

– Es un truco que no es nuevo pero, desgraciadamente, sigue teniendo efecto entre las incautas víctimas: supuestos directores de casting, de contratación o dueños de productoras realizan falsos casting para supuestos programas de TV, búsqueda de modelos, el show-business… en el que los convocantes, una empresa pequeña, exigen otras cosas. El fin último, obtener dinero o favores sexuales durante un tiempo para «tener especiales oportunidades para entrar en este mundillo tan difícil y cerrado».

Productos falsos

Te ofrecen productos de marcas muy prestigiosas, a precios increíblemente baratos y fuera de su circuito habitual (tiendas y webs oficiales o con licencia de venta de dichas marcas). Lo venden gente en la calle, amigos de amigos, webs extranjeras… por supuestas excepciones en su distribución comercial o fabricación. No te dejes engañar: son réplicas… productos falsos, de ínfima calidad. No tiene ninguna otra explicación, por mucho que traten de convencerte de la racionalidad del precio y de intentar hacerla pasar por auténtica.

Productos ‘milagro’

«Productos milagro» anunciados repetidamente en diversas plataformas como grandes remedios para mejorar tu aspecto físico, cuidar tu silueta, frenar el envejecimiento, «vitaminas especiales» o cuidar tu mente, muchos de esos productos que se venden vía Internet o a través de canales de distribución tipo pirámide o muy similares, pueden no estar homologados por el Ministerio de Sanidad y ser dañinos o, simplemente, sus supuestas propiedades benéficas no están demostradas… Sean legales o no, la utilidad real de esos productos puede ser nula o, aún peor, entrañar algún riesgo para la salud.

Trabajos falsos

¿Te ofrecen un trabajo muy bien pagado, sencillo y hasta compatible con otros? Aparentemente, un auténtico chollo… pero son ofertas de trabajos en las que contactan contigo sin que tú sepas aún bien cómo han encontrado tu email… Aún así, ese empleo es tan bueno que ni te paras a pensarlo y sigues todos los pasos hasta que, de repente, te piden que adelantes una cantidad de dinero, para realizar algún trámite previo e imprescindible para empezar a ganar «una pasta» importante y de forma fácil. Obviamente, es todo un invento buscado para engañar a internautas.

Conseguir empleo llamando por teléfono a números de tarificación especiales

– Otro fraude que hacen con la promesa de un posible empleo es la de pedirte que completes la solicitud de empleo por teléfono, a través de un número de tarificación especial. «Curiosamente», ese proceso te va a llevar el máximo permitido por la Ley, porque te pedirán varios datos, preguntarán preferencias, interrumpirán el cuestionario… y te habrán apuntado un coste de llamada importante. El supuesto empleo, desgraciadamente, no existe.

Falsas ONGs y donativos

– Por la calle, chic@s con una supuesta minusvalía te piden que firmes con tu nombre y DNI tu apoyo a su supuesta ONG… Curiosamente, a continuación te pedirán que el apoyo lo reafirmes con un donativo… Y, curiosamente, esa aparente minusvalía se cura cuando creen no ser vistos por la gente…

Pulseras milagro

Las «pulseras holográficas», a pesar de la gran promoción realizada porque se la hayan puesto diversas celebridades, no tiene ningún beneficio real demostrado para el equilibrio, resistencia, fuerza o bienestar para nadie, ni su nombre original ni su infinidad de imitaciones. El plástico y el holograma pueden suponerte un efecto placebo (resultado que sólo ocurre en tu mente), nada más…

Masajistas intrusismo

Masajistas callejeros que son supuestos expertos en fisioterapia y masajes relajantes y que ni tienen ni la formación ni la higiene ni las condiciones necesarias (ni, por supuesto, la autorización) para ofrecer ese servicio a nadie.

Falsos enamoramientos

Has ligado vía Internet

Un/a chico/a guapo/a contacta contigo vía mail o redes sociales… y mira tú por donde, se muestra simpático/a, dispuesto/a a hablar contigo… y, para colmo, ves sus fotos y ¡la verdad es que es impresionante! Podría ser el Mister/la Miss de nuestra provincia, muy fácil. Chapurrea mal el español, parece que habla inglés… y vive fuera, muy lejos de España. Pero resulta que es un/a chico/a encantador/a y quedáis en volver a hablar… Al poco tiempo, sigue igual de encantador/a pero, encima, ¡le encantaría venir a España! Lo malo, que tiene una historia triste detrás de él/ella: es tan pobre como guapo/a y cariñoso/a… y, aunque ansía caer rendido/a en nuestros brazos, no puede, porque no tiene dinero para pagarse el billete a España (si intentas ir a verle/a, su vida se lo impide… sugiere que lo mejor es que venga a verte). Pero tiene una idea: para venir a España y así estar contigo, le puedes enviar dinero para pagar su billete… No te deja comprarlo tú, tienes que enviarle el dinero. Si eres tan ingenuo de hacerlo, ahí desaparecerá… Si no, insistirá durante un tiempo… por si logra engañarte. Son los scammers o estafadores del amor.

Emails falsos

No creas en «historietas raras» que te llegan a través de reenvíos masivos de mail, cuyo supuesto origen son Instituciones serias (¡por ejemplo, Policía Nacional o Guardia Civil!) 😉 o firmada por un supuesto miembro de éstas, en la que alerta ante alguna cuestión de seguridad grave o petición de reenvío de un mail de carácter solidario. Al margen de que su contenido sea falso, lo que buscan estos correos con hoax o bulos es que lo hagas circular… para obtener direcciones, con las que hacer ese spam que luego nos machaca con todo tipo de ofertas ¿Cómo saben nuestras cuentas? Pues con el pásalo de las inocentes o ingeniosas cadenas. ¡No los reenvíes!

Premios para cobrar falsos

Te envían un sms o un mail y te dicen que has ganado un premio o te ofrecen un supuesto «chollazo» en una web, indicándote que necesitas llamar a un número que empieza por empiezan por 803, 806 y 807… ¡Desconfía! (o prepárate para un intento de conversación interminable… ¡y para el disgusto cuando llegue la cuenta!) Son los conocidos como servicios telefónicos de tarificación adicional -en especial, los que tienen esos prefijos-, frecuentemente utilizados para cuestiones esotéricas y demás… ¿Sabes que son mucho más caras que el resto de llamadas? ¿Y que, al facturarte mucho por cada minuto, tratarán de mantenerte mucho tiempo en línea para aumentar el coste?

Medicinas y… dinero

Gente que contacta contigo vía internet desde la otra punta del planeta pronto te cuenta una historia muy triste: esa persona o sus hij@s necesitan para sobrevivir algo muy sencillo en tu país (medicina, tratamiento, estufa…), pero como no se lo puedes hacer llegar, mejor, envíale el dinero…

SMS Premium

¡Al loro con enviar SMS Premium! Puedes estar suscribiéndote, sin tú saberlo, a un servicio de mensajes que te costarán un dineral… Te lo solicitan para que así accedas a supuestos concursos para conseguir un atractivo móvil o tablet de última generación… Otra treta para engancharte es facilitarte a cambio de ese mensaje Premium información sobre cualquier tema, inscribirte en cualquier sorteo o informarte de determinadas noticias… Si te solicitan que envíes un SMS a un número corto, ¡atent@! Puede ser una encerrona para hacerte gastar muchos euros… hasta que logres darte de baja de dicha suscripción.

Aparentes chollos ¡desconfía!

Atento a las posibles estafas al comprar vía internet…

Cuando encuentres ofertas extrañamente atractivas de gente o empresas que no conoces, en todo tipo de productos: coches de segunda mano casi nuevos y «demasiado» baratos, pisos en alquiler -o apartamentos vacacionales-, equipos audiovisuales muy avanzados, cámaras fotográficas último modelo, portátiles de marca muy vanguardistas, modernas y caras bicicletas… y a un precio realmente increíble. Eso sí, te pedirán que adelantes dinero o envíes una señal a través de entidades de pagos internacionales… para desaparecer luego.

Escritores para pagar sus libros

Supuestas editoriales literarias en busca de nuevos talentos jóvenes contactan con nosotros, porque están impresionados…

¡ante nuestras grandes cualidades como escritores! (y nosotros, al igual que nuestros profesores, sin saber apreciarlo!) 😉 Ante «una pluma» con tanto talento, nos ofrecen la posibilidad de publicar un libro, en solitario o conjunto con otras «grandes promesas» de las Letras españolas… Cómo no, hay un pero: que los primeros ejemplares, que tú querrás tener en tus manos y mostrar y regalar a tu familia y amigos, los tienes que pagar, con lo que tendrás que adelantar cientos de euros…

SMS desconocidos

Nos envían SMS muy llamativos, incluso alarmantes, desde un teléfono…

que no conocemos… y que ni tan siquiera es localizable. Internet y algunos programas de envío masivo de mensajes de texto a un coste muy reducido lo permiten, aunque luego el contenido sea mentira y todo una broma pesada, a la que no merece la pena darle vueltas… Si tenemos un móvil antiguo (que identifica el número de origen, no como los actuales), debemos enviar a Policía Nacional o Guardia Civil el mismo, para que puedan localizarles.

Cadenas de correos

Te llega un mail a través de una cadena, recomendándote que abras el archivo anexo, por lo divertido o espectacular que es… El riesgo de que instales en tu ordenador un troyano, virus o malware es elevado… ¡Cuidado con bajarte todo tipo de archivos y abrirlos sin precaución alguna!

Llamadas a programas de TV

Concursos televisivos muy fáciles…

en la que nadie logra el premio ni supuestamente llama al plató, ¡a pesar ser un reto aparentemente tan fácil! El engaño está claro: van a tratar de mantenerte en línea telefónica de tarificación especial todo el tiempo que la Ley les permite… y no te llevarás el premio.

Ganas un premio… si lo reservas

Falsos sorteos (premio: vacaciones paradisíacas, móviles de última generación, videoconsolas, un aparato reproductor Mp3…) en los que, curiosamente, es fácil participar, te toca el premio… y sus organizadores requieren un ingreso en señal de reserva, fianza… (desconfía del que te pide dinero para disfrutar de premios y asegúrate de que la empresa organizadora existe y es localizable).

Recargas de móvil falsas

Webs falsas de recarga de móviles que lo que buscan es que les facilites tus datos personales y bancarios… Alegarán problemas técnicos para completar la operación… con lo que debes desconfiar enormemente de esas páginas que así te lo digan: ya tienen tus datos y querrán hacerte creer cualquier incidencia para que les llames a un teléfono de tarificación especial para «aclararla».

Conseguir tus datos personales con encuestas en redes sociales

Desconfía de los grupos de Facebook extraños: aquellos que si te agregan afirman que supuestamente obtendrás utilidades nuevas y especiales (¡buenísimas!) o ayudará a que el mail o la red social no la hagan de pago cuyo único… Lo que buscan es instalar una aplicación en tu perfil en la red social que les facilite el acceso a tus datos personales.

Supuesta detección de virus en tu ordenador

Atento a los falsos antivirus que aparecen en webs minoritarias y que te ofrecen un «barrido» gratuito en tu ordenador para hacer un diagnóstico sobre los virus y troyanos que puedas tener ocultos. Te detectará supuestos virus que requieren su limpieza, a lo que se ofrecen ellos con un precio especial (¡cómo no!). Si logran convencerte, les contratarás ese falso software… y les habrás dado tus datos.

Un consejo para evitar ser engañado con estas tretas es mantenerse informado y ser precavido (o, si lo prefieres, desconfiado) con los supuestos chollos. Como dicen los padres, «nadie da duros a cuatro pesetas». Si no conocemos a la persona o empresa que hace la oferta, antes debemos tratar de enterarnos de quién es, con plenas garantías… y evitaremos facilitar nuestros datos o adelantar cualquier cantidad de dinero en las situaciones antes descritas.

También es aconsejable recopilar información sobre las propuestas y quién está detrás de ellas para evitarnos caer como ‘pardillos’. En las páginas web de la Policía Nacional y de la Guardia Civil encontrarás más información así como contactar con ellos para comunicar cualquier comentario o dato sobre estos temas.

Inocentes: Los engaños más repetidos y peligrosos según la Policía

Pantallazo del fraude de 'Localiza tu móvil', un engaño tal y como señala la Policía.Hoy es el Día de los Inocentes, pero de lo que se informa a continuación no es una inocentada. Especialistas de la Policía Nacional han realizado un breve ranking sobre los principales intentos de engaño que han sido más repetidos y peligrosos para los internautas a lo largo del año. El «Top 5» de prácticas o trucos más utilizados por los ciberdelincuentes para intentar estafar o beneficiarse de otros a través del fraude lo han elaborado los miembros de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) en base a las miles de denuncias, consultas y peticiones de ayuda de los internautas a través de los canales telemáticos de la Policía (email, teléfono y redes sociales, en las que es la institución líder en España) durante este año.

Estos son los fraudes más comunes vinculados a una web social y búsqueda de gangas:

1. Fraudes en la compraventa o webs de alquiler entre particulares

En los últimos años no dejan de crecer los anuncios en webs de compraventa o alquiler entre particulares y entre ellos, los intentos de fraude –hasta que, en su mayoría, son retirados por los equipos de control de calidad del proveedor de servicios- en supuestas gangas ofertadas en los productos más demandados: gadgets tecnológicos y smartphones, coches de segunda mano, alquileres en supuestas fantásticas viviendas muy céntricas o apartamentos vacacionales muy atractivos, todos con supuesta apariencia de auténticas gangas.

2. Ofertas de trabajo falsas para sacar dinero a los que buscan empleo

La fuerte demanda de empleo hace que desaprensivos traten de beneficiarse fraudulentamente de ellos. Peticiones de dinero por adelantado «para el temario o cursos previos del puesto a desempeñar» o «para cerrar los trámites de contratación»; pedir que se llamen a un teléfono de alto coste o redireccionarle en segundas instancia a ese tipo de números y alargar la supuesta llamada de recopilación de datos o entrevista de trabajo hasta el máximo posible.

3. Virus para estafar al internauta haciéndose pasar por la Policía Nacional, la SGAE, la AEPD

Este año se han extendido mucho –sobre todo, a través de las páginas de descargas y en links acortados distribuidos masivamente con técnicas de ingeniería social- virus que se hacen pasar por la Policía Nacional española, la Sociedad General de Autores de España o la Agencia Española de Protección de Datos.

El virus es muy dañino y bloquea el ordenador, inventándose una supuesta multa de 100 € por haber detectado pornografía infantil en el disco duro (hecho que no sería sancionable, sino delito, por vía penal) o archivos que violan la propiedad intelectual o la Ley Orgánica de Protección de Datos. Se pide el pago a través de medios no rastreables y el usuario, una vez ha abonado, ve que el ordenador no recupera el normal funcionamiento y que ha sido víctima de este engaño.

4. Phishing sobre cuentas en redes sociales y de correo

Continúa el phishing (tratar de obtener las claves de usuario del internauta para luego obtener beneficios fraudulentos con esos datos) bancario y el engaño más novedoso este año, de enviar SMS para solicitar los datos de la tarjeta de crédito, para desbloquearla, por supuestos motivos de seguridad.

Pero también hay intentos de robo de cuentas en redes sociales y correos, para luego utilizarlas para realizar spam comercial en nombre de una fuente de confianza del internauta y, lo que es peor, para la distribución de malware.

5. Fraude para suscribirte -o promover el envío de- SMS Premium y llamadas a teléfonos de alta tarificación

Los ganchos utilizados son varios: desde supuestos paquetes que no se han recogido (inexistentes, claro está) a supuestas llamadas de personas que no tienen saldo y requieren contactar con ellos a través de esos medios, falsos premios -gadgets o dinero- en concursos en los que, curiosamente, no se ha participado o mensajes ambiguos de supuestas personas recién separadas y que quieren tomar un café.

Consejos para evitar que te engañen en Internet y uso de la tecnología

Los agentes de la BIT recomiendan a los internautas que en su navegación siempre usen medidas de seguridad básicas, con prevención e información como máximas.

– Actúa con «desconfianza racional» ante ofertas de fuente desconocida, a un precio excesivamente barato o demasiado ventajoso respecto a la media del mercado.

– No des siempre por supuesto que tu interlocutor vía web, correo electrónico o red social es quien dice ser… Ni aunque sea a través de la cuenta reconocida por ti de un amigo tuyo. Puede haber sido «secuestrada» a través de ingeniería social (phishing o malware enmascarado en supuestos archivos muy atractivos).

– Desconfía de frases breves en perfiles de redes sociales o cuentas de correos conocidas o no con frases muy breves, atrayentes y links acortados.

– Si te hacen llamadas perdidas desde un teléfono de alta tarificación (905…, por ejemplo) o de un teléfono normal, pero derivándote a un 80… no la devuelvas, jamás. Y desconfía absolutamente de los mensajes que te llegan desde un teléfono móvil corto que intenta que interactúes de alguna forma con esa empresa o entidad o que le envíes un SMS con algún texto, sin especificar bien claro las condiciones.

– Aquellas supuestas ofertas de trabajo que requieren un desembolso económico previo no son casi nunca reales y encierran un engaño o afán de recaudar a costa de los que buscan empleo. Investiga en Internet el teléfono o características del anuncio…

– No compres en webs desconocidas que te lleguen a través de links acortados o fuentes no fiables.

– Verifica que la dirección de la web en la barra de su navegador es ABSOLUTAMENTE igual que el nombre de la empresa (vamos que es dirección legítima de la entidad).

– Si recibes un SMS o un correo pidiendo que actualices tus datos bancarios, de tarjeta o cuenta, no contestes ni rellenes formularios de ningún tipo.

– Si ves en Internet algún chollo, indaga sobre él. Tanto por la opinión de otros compradores (votos, confianza, trayectoria, etc.) como en cualquier buscador, introduciendo datos por si otros usuarios alertaran de algo raro en dicha oferta.

– Si los comprado a otro particular es de gran valor económico, exige que el envío sea certificado y asegurado y que se declare el valor real del paquete.

Medidas básicas de seguridad en el ordenador

Además de las medidas antes detalladas, es importante no olvidar las más genéricas, como mantener actualizado el antivirus, utilizar programas originales y actualizar el sistema operativo, para así evitar la instalación de virus, troyanos, gusanos o programas espía.

También es importante utilizar medios de pago rastreables y cuanto más seguros, mejor. Desconfiar de los que piden pago a través de medios que dificultan la identificación o en condiciones en los que se pierde el control del dinero y el proceso de compra no esté finalizado. Y consultar con periodicidad los movimientos de la tarjeta y cuenta bancarias, incluso con alertas tecnológicas al mail o móvil.

Y, por supuesto, el SENTIDO COMÚN: los premios, si no has participado en ningún concurso, no tocan. Y si tocan, no te deberían suponer un alto coste para poder recibirlo.

Nadie da duros a pesetas, o cómo debe desconfiar de los chollos online

«Desconfíe de supuestos ‘chollos’ en Internet de webs desconocidas o particulares», advierten los especialistas de la Policía Nacional ante el incremento de páginas web de comercio electrónico que intentan defraudar a los consumidores o con ofertas y anuncios de particulares. Por ello recomiendan siempre comprobar la fiabilidad del vendedor y no caer en los típicos fraudes con supuestos empleos que prometen fuertes ingresos sin apenas esfuerzo, coches «casi regalados», apartamentos de ensueño baratísimos o «amores platónicos» en redes sociales, focos de pequeños «multifraudes» en la Red.

Los especialistas de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional advierten a los ciudadanos con motivo del tradicional Día de los Inocentes que desconfíen de supuestos «chollos» que se ofertan en páginas desconocidas de Internet o por particulares a través de webs de compra-venta y anuncios en plataformas muy utilizadas. El aumento de la oferta de comercio electrónico ha traído consigo un incremento en los intentos de fraude por los delincuentes en los productos y páginas más visitados por los internautas.

Los agentes de la BIT previenen a los compradores online ante el incremento de páginas web de comercio electrónico, ofertas y anuncios de particulares -en ocasiones utilizados por los delincuentes para albergar intentos de fraude- y recomiendan comprobar la fiabilidad del vendedor.

Los especialistas señalan que esas tentativas de estafa se dan especialmente con el gancho de falsas gangas ofrecidas en páginas, foros o anuncios en artículos o servicios buscados de forma masiva por los internautas: los smartphones o móviles de última generación, los gadgets o artículos de electrónica de consumo más demandados y complementos de estos aparatos, videojuegos, así como con vehículos de segunda mano o prendas y objetos muy caros (teóricamente con un descuento irrechazable) o de marcas muy elitistas a un precio «tirado».

La Policía Nacional ha colgado en su canal en Youtube el siguiente video, coincidiendo con el Día de los Inocentes, alertan al ciudadano sobre los engaños más frecuentes, con el título «Que no te hagan el lío».

Fraudes online

Los agentes especializados en delitos cibernéticos constatan que los estafadores hacen supuestas ofertas de empleo muy atractivas (cómodo, pues en teoría se puede hacer desde casa; accesible, ya que no piden requisitos físicos o titulaciones especiales; compatible con cualquier actividad, pues no exigen horario… y, por supuesto, con grandes beneficios para los afortunados candidatos que conseguirán colaborar con la empresa, a cambio de una cantidad adelantada o a través de interminables entrevistas telefónicas con un número de tarificación especial…), que nunca llegarán a buen puerto.

De igual forma, la BIT previene de algunos intentos de fraude en las numerosas plataformas de compra-venta online entre particulares, que el usuario debería detectar por lo excepcional de su precio frente al de mercado, así como por la falta de referencias del vendedor y la dificultad para localizarle físicamente. Los expertos recomiendan averiguar previamente quién está detrás de esa supuesta oferta, para detectar posibles estafas.

Ligues en redes sociales necesitan dinero para un romántico encuentro

Los vehículos de segunda mano y el alquiler de apartamentos de ensueño en las mejores zonas de las ciudades o residencias vacacionales son ganchos muy utilizados que acaban demostrando que lo que parecía increíble… lo era. Los timadores alegan cualquier disculpa (viven en otra ciudad, están de viaje o similar) para no encontrarse con el incauto, al que le piden que le adelante una cantidad vía transferencia, a cuya recepción le enviará las llaves y supuesta documentación.

Los delincuentes siguen siempre un mismo patrón de conducta, tanto en la venta como en el cobro de la misma y su intento de dificultar su localización por parte de los compradores. Además, tratan de aprovecharse de que son pequeños fraudes, cuyas víctimas muchas veces -y con un criterio equivocado- no denuncian.

Por su parte, el auge de las redes sociales y de las webs de contactos para búsqueda de pareja afianza el timo ya clásico en Internet de la supuesta ciberenamorada que desea encontrarse con su interlocutor online pero… necesita dinero para llevar a cabo el teórico encuentro entre dos enamorados. Obviamente, ese encuentro con la persona -de la que creemos tener fotos auténticas muy atractivas- no llegará (ni existe).

Estafas recurrentes a través de Internet

Por último, los agentes recuerdan a los ciudadanos sobre los conocidos como «productos milagro» que se venden en Internet, comercios o a través de estructuras piramidales y que sus supuestas bondades para la salud o bienestar no son científicamente demostrables y muchas veces no son sino el llamado «efecto placebo».

También destacan entre engaños ya clásicos el de los falsos procesos de casting para modelos de pasarela, show business y similares; la venta de réplicas de ínfima calidad como si fueran productos auténticos; las peticiones de solidaridad con motivos muy diversos -pero siempre conmovedores- a través de cualquier canal para falsas ONG; concursos y concesiones de premios que requieren llamar a números de tarificación especial o suscripción automática a un servicio premium de SMS, que conllevará durante un tiempo un alto coste para el afectado; webs falsas de recarga de móviles…

Mención especial también dos riesgos de seguridad muy reales para los internautas: aquellos links o archivos que piden que abramos con un atractivo reclamo (un vídeo muy gracioso, espectacular o imágenes llamativas) y que instalará en nuestro ordenador un programa troyano, virus o malware con el que podrán obtener los datos o programar los procesos informáticos que quieran.

El otro riesgo, muy presente en los mails, es el phising, esos correos electrónicos que tratan de engañar a su receptor para que crea que es su entidad financiera o de servicios habitual y le facilite sus datos… para acceder a sus cuentas y robarle.

Consejos de la Policía para navegar seguros en Internet

Los especialistas de la Brigada de la Investigación Tecnológica dan una serie de consejos para detectar y evitar el fraude online:

– Mantener el sistema operativo, programas y navegador de nuestro ordenador, tablet o smartphone actualizados, con un antivirus de confianza instalado y un Firewall.

– Ser precavido al comprar online y asegurarse de que conocemos lo que nos quieren vender y podemos confiar en QUIÉN lo vende.

– Si utilizamos una página de comercio electrónico, ver que opera con un sistema seguro (https), frente al habitual http.

– Comprobar que el pago lo efectuamos a través de canales que permiten conocer la identidad y fiabilidad del destinatario (su «rastro»).

– No atender jamás un mail de phising y reenvíeselo a la Policía. No abrir ningún link de fuente desconocida o que se sospecha que procede de una cuenta «secuestrada» (clickjacking).

– Precaución con los servicios o contratos a los que uno queda suscrito de forma automática sin saberlo. Conocer qué números estamos marcando (tarifas normales o no, qué utilidad directa tiene, etc.) – Revisar de forma periódica las cuentas corrientes, para así poder detectar pagos indeseados, extraños cobros y demás.

– Cuando un internauta compra: que sepa qué, cómo (en qué condiciones) y a quién, contando con la máxima confianza en la web.

Si quieres leer más noticias como Los 22 timos más comunes: no caigas en la trampa como un pardillo, te recomendamos que entres en la categoría de Ocio - Tecnología.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies