Ventajas de trabajar en un coworking


Ventajas de trabajar en un coworking

Seguro que alguna vez has oído la palabra coworking y no sabías muy bien a qué hacía referencia. Se trata de una opción muy popular a la hora de gestionar un espacio de trabajo que ha cobrado mucha fuerza en los últimos años. Te contamos qué es una empresa de coworking y qué ventajas tiene trabajar en un coworking.

¿Qué son las oficinas de coworking?

Un local coworking es un lugar compartido por varias empresas con el objetivo de ahorrar gastos como la electricidad, la limpieza o el teléfono. Es una opción muy interesante cuando una empresa está empezando y tiene grandes dificultades para tener una oficina propia y así puede compartir gastos y reducir la lista de facturas en un coworking. Estas son algunas ventajas de trabajar en un coworking.

Coworking: ventajas

1. Ahorro económico

La cuota de coworking normalmente incluye el alquiler, la luz, el agua, el mantenimiento, las fotocopias… Es posible encontrar unas buenas oficinas por 300-400 euros al mes, lo que supone un gran ahorro económico.

2. Variedad de servicios y equipamiento

Si te estás preguntando cómo funciona un coworking, debes saber que estas oficinas están acondicionadas con todo tipo de servicios y avances tecnológicos, así como zonas comunes para relajarse. Por eso, en la mayoría de ocasiones solo hay que llevarse el ordenador y poco más. El resto de necesidades ya estarán disponibles en las oficinas para empresas de coworking.

3. Fomento del ‘networking’

El ‘networking’ es un concepto que hace referencia a la relación y al contacto entre profesionales de un mismo sector. Como no podía ser de otra manera, el coworking fomenta ese contacto y lo mejora, lo que supone conseguir nuevos proyectos o clientes.

Ventajas de trabajar en un coworking

4. Flexibilidad

El coworking se adapta a tus necesidades, no sólo económicas, sino también profesionales. Por ejemplo, las oficinas coworking se pagan por el tiempo que se usan, por lo que puede elegirse la modalidad de pago por horas, por días o por meses. Esto implica que el acceso a las oficinas es totalmente flexible y adaptado a ti. Por lo tanto, es un sistema ideal para start-ups.

Desde el punto de vista profesional, los espacios coworking proporcionan salas de reuniones a un precio muy económico, ofreciendo una imagen de la empresa muy cuidada y profesional.

5. Motivación y cooperación

Trabajar en un coworking te ayuda a aumentar tu motivación, ya que compartirás espacio con otros coworkers con las mismas inquietudes que tú. Esto fomenta la cooperación entre todos, ya que es habitual crear nuevos proyectos gracias a las posibilidades que ofrece el coworking. Además, como resultado de la interacción con otros coworkers, pueden surgir ideas innovadoras para revitalizar los proyectos.

6. Formación y aprendizaje

Los espacios coworking permiten el acceso a cursos, talleres y eventos que pueden servirte para aumentar tu red de contactos o buscar nuevos clientes.

7. Tranquilidad y comodidad

Trabajar en un coworking aporta la tranquilidad necesaria para concentrarte en los distintos proyectos sin las típicas distracciones de trabajar en casa. Además, debido a las distintas posibilidades que ofrece en cuanto a localización y servicios, es posible seleccionar la oficina coworking que más se adapte a tus necesidades.

Coworking o compartir gastos de oficina entre empresas

En tiempos de crisis hay que exprimir al máximo los recursos disponibles para poder llegar más holgados a final de mes. La lista de gastos de muchas empresas acaban por sobrepasar los ingresos y en algunos casos, es imposible sufragarlos mensualmente. Por ello están surgiendo diversas fórmulas y soluciones, es el caso del reciente «método laboral» denominado coworking. Muchas empresas y pequeños emprendedores recurren a este novedoso sistema denominado coworking para ahorrar. Consiste en compartir el espacio de trabajo con otros profesionales de distinto sector. De esta forma, dichas compañías ofrecen espacios comunes que incluyen alquiler de escritorios, Wi-fi, líneas telefónicas, recepción, salas de reuniones, cocina, etc.

Esta iniciativa deja atrás la típica estructura de oficina tradicional y presenta construcciones funcionales, flexibles, pintorescas y con muchos diseños para fomentar la total comodidad de aquellos que trabajan freelance. Además, estos habitantes itinerantes gozan de horarios flexibles y total individualidad para realizar sus tareas.

La tendencia de las oficinas compartidas surgió en Estados Unidos y día a día se está instalando en nuestro país como una alternativa para las personas que no poseen los recursos para alquilar una oficina propia, para los que viajan constantemente y no tienen permanencia fija en la ciudad o para aquellos que necesitan compañía para motivarse y trabajar.

Los usuarios más habituales de este nuevo recurso son los profesionales extranjeros, que están de paso por la ciudad, y aquellos profesionales relacionados con áreas que les permiten trabajar de esta manera tales como: diseñadores, publicistas, productores de música, programadores, escritores, arquitectos, periodistas, entre otros.

El coworking se caracteriza por brindar a los inquilinos un ambiente fluido y dinámico para que lleven a cabo sus tareas, sin que esto signifique que disminuya su productividad, sino que por el contrario, resulta tan o más motivador que cualquier otro espacio, ya que es el mismo trabajador quien lo elije.

Compartir clientes
Esta propuesta fomenta la vida social porque no sólo permite que los trabajadores se relacionen con profesionales de otras áreas, sino que también posibilita que puedan compartir negocios y clientes, además de ahorrar en el alquiler de oficinas. Por medio del coworking los trabajadores cuentan con un escenario que les permite otorgar cierto dinamismo a sus actividades. En este tipo de espacios las relaciones con profesionales de diferentes áreas pueden abrir nuevas puertas y las ganas de trabajar se pueden adueñar de la jornada laboral.

Dentro de este marco desestructurado, el coworking les permite a los trabajadores ordenar sus actividades dentro un ambiente cálido que se diferencia del cotidiano, para que lo profesional no se mezcle con lo personal. Trabajar dentro de un clima distendido y sin horarios, no sólo ayuda a que las tareas se lleven a cabo más fácilmente sino que también, permite disminuir el estrés y el agotamiento prematuro.

«Siempre se dice que en tiempos difíciles surgen las ideas más innovadora y esta puede ser una de ellas. Gracias al coworking no sólo se ahorra compartiendo gastos, sino que también se fomenta un mayor rendimiento laboral, con un ambiente dinámico y distendido donde se comparten multitud de conocimientos», destaca Ana Martínez Directora de Marketing y Alianzas de Trabajando.es

Si quieres leer más noticias como Ventajas de trabajar en un coworking, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies