Ventajas e inconvenientes de los vehículos eléctricos

Coche eléctrico
NOTICIA de Jessica Pascual
12.02.2021 - 12:36h    Actualizado 22.02.2021 - 14:07h

Si estás pensando en comprarte un coche y no sabes si apostar por los vehículos eléctricos, en este artículo te explicamos todas las ventajas y desventajas de comprar estos vehículos de bajas emisiones. Resolvemos además las principales dudas de los conductores sobre los coches eléctricos.

Qué es un vehículo eléctrico

Antes de adentrarnos en las principales características de estos vehículos tenemos que saber que un vehículo eléctrico es el que funciona mediante el uso de uno o varios motores eléctricos a través de un sistema de baterías. Estas baterías son la parte más cara de todo el vehículo y uno de los componentes más pesados.

En el mercado encontramos distintos tipos de coches eléctricos, los 100% eléctricos que son en los que nos centramos en este artículo y los híbridos, que contienen motores de combustión y eléctricos y que se subdividen en los enchufables y en los que no lo son.

Ventajas

Apostar por un vehículo eléctrico nos ofrece una serie de ventajas tanto a nivel de cuidado de medio ambiente como en la reducción de gastos de mantenimiento del vehículo.

No contaminan

La principal ventaja de un vehículo eléctrico es que respetan el medio ambiente porque no emiten gases contaminantes. Son vehículos que funcionan a través de un motor eléctrico y por tanto no necesitan quemar combustible para funcionar, es decir, que no emiten CO2. Su funcionamiento es a través de un sistema de baterías lo que convierte a estos vehículos en respetuosos con el medio ambiente.

No hacen ruido

En el apartado anterior hemos explicado que son respetuosos con el medio ambiente porque emiten gases contaminantes, pero además de no emitir gases nocivos para el medio ambiente, tampoco producen contaminación acústica.

Son vehículos que prácticamente no hacen ruido lo que nos permite disfrutar de una conducción más tranquila, escuchando música o hablando con el resto de integrantes del vehículo sin tener que alzar la voz por los ruidos del motor.

Mantenimiento

Aunque la inversión inicial del vehículo suele ser mayor, a largo plazo, en cuanto al mantenimiento, son más baratos. Estos vehículos no tienen cajas de marchas con lo que nos olvidamos de uno de los elementos susceptible de romperse o averiarse, además el motor no suele dar problemas.

Por tanto, por norma general, el gasto en mantenimiento que vamos a tener que hacer con un vehículo eléctrico se basa en revisiones periódicas.

Aceleración

El motor de los coches eléctricos es muy potente lo que nos permite conseguir una aceleración mucho más rápida y constante a la vez que conducimos de una forma suave.

Más espacio

Los vehículos eléctricos nos ofrecen un mayor espacio interior puesto que el motor ocupa menos espacio que en los vehículos de combustión y además no tienen caja de marchas. Todo este espacio queda libre para poder dedicarlo a una mayor comodidad para los usuarios. Son, en definitiva, coches más espaciosos.

Más eficientes

Estos coches son más eficientes energéticamente porque necesitan menos energía para realizar el mismo trabajo que un vehículo de combustión. En euros, uno eléctrico gasta una media de un euro por cada 100 kilómetros mientras que uno de combustión gasta entre 6 y 8 euros por cada 100 kilómetros.

Libre circulación

Este tipo de vehículos al tener cero emisiones pueden circular por cualquier lugar sin limitaciones, como por ejemplo por Madrid Central. Otro de los grandes beneficios es que no pagan en zonas de estacionamiento regulado, es decir, en las zonas verde y azul de las grandes ciudades, y no tienen limite horario. Tienen también el acceso privilegiado a carriles Bus-VAO así como descuentos en algunos peajes.

Impuesto de matriculación

Este impuesto se abona en función a la contaminación del vehículo. Los coches con emisiones por debajo de los 120 gramos de contaminación, no tienen que pagarlo.

Si quieres saber más, consulta todos los ratios del Impuesto de Matriculación según las emisiones de tu vehículo.

Ayudas a la compra

Si estás decidido a comprar un vehículo eléctrico te recomendamos que consultes las ayudas para comprar vehículos sin emisiones.

Desventajas

Hemos detallado todas las ventajas que supone la compra de un vehículo eléctrico, pero este tipo de vehículos también tienen una serie de inconvenientes. Te los explicamos.

Autonomía

La autonomía de los vehículos eléctricos va mejorando a medida que se van desarrollando nuevos modelos en este sector, pero supone una de sus grandes limitaciones puesto que los conductores de vehículos eléctricos están condicionados a un número concreto de kilómetros para circular. El límite va a depender de cada coche, pero la media puede situarse entre los 200 y los 400 kilómetros de autonomía.

Es decir, este tipo de vehículos son ideales para trayectos cortos como por ejemplo para ir al trabajo o a llevar a los niños al colegio, pero de momento no para viajes muy largos.

Tiempos de carga

La gran diferencia de estos vehículos con los de combustión de gasolina y diésel es que el proceso de carga no es instantáneo, sino que se necesitan varias horas para que se complete el ciclo. Hay una solución intermedia que es lo que se conoce como carga rápida, pero no se recomienda abusar de este tipo de prácticas porque pueden deteriorar la batería.

Puntos de recarga

La infraestructura de puntos de recarga sigue aumentando aunque, de momento, no hay una amplia red de puntos para poder parar en cualquier parte o apurar el depósito (batería) hasta encontrar el próximo punto. Si vas a hacer un viaje largo o si no tienes autonomía suficiente para llegar a tu destino, antes de encender el coche, infórmate de dónde está el punto de recarga más cercano.

Este hecho tiene fácil solución si instalas un punto de recarga en tu garaje, pero claro, para ello tiene que tener un garaje.

Coste de las baterías

Si se estropea la batería, tienes que preparar la cartera. Este elemento es lo más caro que hay en un vehículo eléctrico. Tienen una duración de vida media de entre siete y diez años, por ello es quizá la peor parte de un vehículo eléctrico, el tener que cambiar la batería tanto porque se haya quedado obsoleta o porque se haya estropeado porque suponen una gran inversión.

Para intentar reducir este gasto, hay personas que alquilan las baterías con el objetivo de no tener que hacer una inversión tan grande.

Talleres

Para reparar un vehículo eléctrico es necesaria una formación especializada y no todos los talleres ofrecen este servicio. Tendrás que informarte cuáles de los talleres que tienes cerca de casa tiene a gente especializada en este tipo de vehículos para en caso de tener una avería, poder acudir de forma inmediata.

Se necesitan talleres especializados porque es necesario que tenga equipos y herramientas válidas para diagnosticar operaciones relacionadas con baterías.

Clima

Ya hemos explicado que las baterías son la parte más costosa, pero además, es también la zona más delicada del vehículo, por ello, no se recomienda que compres un vehículo eléctrico si vives en lugares con climas extremos porque pueden dañarla.

Te recomendamos que consultes todos mantenimientos que hay que hacerle a un hibrido en invierno, puesto que al tener también parte de un motor eléctrico, se aplica también a estos vehículos.

¿Cuánto consumen los vehículos eléctricos?

Un vez que conoces las ventajas y desventajas de los vehículos eléctricos, si estás interesado en comprarte uno, te recomendamos que tengas en cuenta el gasto de kilovatio hora que tiene un coche eléctrico por cada 100 kilómetros.

Esto va a determinar lo que te va a costar cargar la batería. En el mercado podemos encontrar desde coches más eficientes que consumen 13 o 14 kilovatios por cada 100 kilómetros y los que consumen hasta 20 kilovatios en este mismo recorrido.

Dudas sobre los vehículos eléctricos

Desde Casacochecurro.com hemos consultado a los expertos del Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre (CESVIMAP) sobre las cuestiones que circulan sobre los vehículos eléctricos. José María Cancer, director general de CESVIMAP, nos ha dado las respuestas a las dudas más frecuentes de los usuarios acerca de los vehículos de cero emisiones.

¿Me puedo electrocutar si tengo un coche eléctrico y se inunda? Nos explica que desde CESVIMAP se han realizado diferentes pruebas con este tipo de vehículos sumergiendo a todo el coche así como al conjunto del motor en el agua y en ninguna de las pruebas se ha producido la electrocución.

En cuanto a la reparación de un vehículo eléctrico comenta que en caso de que sufra una avería será más o menos sencilla que un vehículo de combustión en función del tipo de avería porque algunas operaciones requieren más cualificación que otras.

A la hora de reparar un vehículo eléctrico además es necesario realizar pruebas del sistema de seguridad de alta tensión por técnicos especialistas, desconectar el sistema de enfriamiento, mangueras y otras conexiones y verificación del aislamiento y ausencia de tensión. En cuanto al proceso para reparar una carrocería de un vehículo eléctrico es exactamente la misma que en otros coches.

Hay dudas sobre si este tipo de vehículos arden más frente a un gasolina o diésel, pero la verdad es que no hay diferencias en este punto entre ambos tipos de vehículos.

¿Se pueden dañar las baterías en una cabina de secado? Según las pruebas termográficas que han realizado en CESVIMAP, no se dañan. Los ciclos de secado se realizan en periodos cortos y no superan los 60 grados y en el interior no se llega a esa temperatura, por tanto, no se dañan las baterías.

Si quieres leer más noticias como Ventajas e inconvenientes de los vehículos eléctricos, te recomendamos que entres en la categoría de Eléctricos.


WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp