Cómo afecta la guerra Ucrania – Rusia en el alquiler de vivienda

Cómo afecta la guerra Ucrania - Rusia en el alquiler de vivienda
NOTICIA de Jessica Pascual
30.03.2022 - 09:00h    Actualizado 30.03.2022 - 10:16h

Los precios en España suben cada vez más. Gasolina, luz, alimentos y, según las previsiones de los expertos del mercado, también van a subir en el sector inmobiliario. El Índice de Precios de Consumo (IPC) está completamente disparado. Las últimas cifras de febrero de 2022 constatan que el IPC alcanzó el 7,6 %. A falta de conocer el dato de marzo y ante las previsiones al alza de los expertos, todo apunta a un incremento considerable en los precios de manera generalizada, también en los alquileres que se vayan a renovar con el IPC.

Ante estas previsiones, la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) ya pidió a principios de marzo que los propietarios no apliquen esta revisión del IPC por el impacto que está teniendo la guerra Ucrania – Rusia. Tal y como indica Sergio Zurdo, directivo de ANA, “lo ideal es que no se aplique en las revisiones de los contratos de alquiler el IPC de febrero o, en su defecto, que se aplique la mitad o, que directamente, no se aplique”. El riesgo que puede provocar esta subida, tal y como apuntan desde ANA, es que los inquilinos busquen otro alquiler más barato o se produzcan impagos de la renta.

Sin embargo, las previsiones en el sector inmobiliario no van en este camino. Si los propietarios deciden aplicar las revisiones del IPC en su totalidad en los contratos de alquiler, los precios de la renta pueden aumentar entre 50 y 60 euros en el mes de febrero de 2022.

Este aumento de la inflación es consecuencia de la suma de varios factores, entre ellos, la guerra Ucrania – Rusia. El aumento del precio del gas sumado a la elevada factura de electricidad y a los disparados precios de la gasolina está directamente relacionado con la tendencia al alza del IPC. Este indicador, según todas las previsiones, seguirá aumentando en la medida que los precios de la energía no bajen.

Ya en el mes de febrero el dato del IPC alcanzó el 7,6 %, el dato más alto de los últimos 36 años para un mes. Todo apunta a que va a continuar rompiendo récords tras superar los máximos históricos de las últimas décadas. ¿Motivos? Algunas previsiones señalan que el IPC del mes de abril puede situarse en torno al 12 %. De este modo, los contratos de alquiler que se tengan que renovar en marzo podrían sufrir un aumento de unos 90 euros al mes.

Revisión de contratos de alquiler según el IPC
En euros, los inquilinos que tengan que asumir una revisión anual del contrato en febrero, verán un aumento de su alquiler en unos 53 euros de media, según señala el portal inmobiliario Idealista. Los inquilinos que más van a notar esta subida son los que vivan en zonas de mayor demanda como San Sebastián, Barcelona, Madrid y Bilbao. En estos casos, el aumento puede alcanzar los 65 euros más al mes.

De media en España, un piso de dos habitaciones, con esta subida de febrero, pasaría a costar 748 euros al mes en lugar de los 695 euros que costaba en febrero de 2021, que en términos anuales es de 634 euros más de alquiler anuales.

Los datos evidencian esta subida son tomando como referencia el IPC del mes de febrero. Pero si en los próximos meses sigue aumentando la inflación, tal y como está previsto en torno al 10 % mensual de IPC para el mes de marzo, los precios quedarían según esta simulación que hacemos a continuación.

Para un supuesto de revisión de contrato en el mes de marzo, si prevemos que se alcanza el 10 % del IPC, tal y como señalan los expertos analistas, el aumento de la revisión sería de 905,70 euros al año. En cifras mensuales, supondría un incremento del alquiler de 75 euros más cada mes.

Siguiendo con los datos del ejemplo y para un supuesto de revisión de contrato en el mes de abril, si el IPC alcanza el 15 % mensual, el precio del alquiler subiría alrededor de 90 euros. En términos anuales, esto supondría 90 euros más de renta al mes.

Límite del IPC al 2 % hasta julio

Ante esta situación, el Gobierno ha aprobado la limitación de la subida del alquiler al 2 % durante los próximos tres meses, independientemente de la subida del IPC. Se trata de una medida de carácter temporal y que desvincula la subida de la renta de los alquileres del IPC debido a la desproporcionada subida de este indicador de estos últimos meses. Así, desde el 1 de abril y hasta el 30 de junio de 2022, los contratos de alquiler de vivienda que tengan que renovarse, podrán subir, como máximo, un 2 % el precio. Este es el porcentaje vinculado al Índice de Garantía de Competitividad (IGC).

La limitación de la subida va a estar vigente, de momento, durante un periodo de tres meses. Y se aplica solamente al alquiler de las viviendas, no de locales comerciales u otros inmuebles.

Además, en la nueva norma, publicada en el Boletín Oficial del Estado, el Gobierno diferencia entre los grandes y pequeños propietarios en cuanto a la aplicación de esta subida. En concreto, esta subida afecta directamente a los grandes tenedores, que debe aplicarse en cualquier caso si deciden renovar el contrato. Mientras que los pequeños propietarios pueden negociar la subida con los inquilinos. Solamente si no llegan a un acuerdo en la subida, el propietario puede aplicar este 2 % en el precio de la renta.

Si quieres leer más noticias como Cómo afecta la guerra Ucrania – Rusia en el alquiler de vivienda, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >