17 ensaladas de verano fáciles y rápidas

17 ensaladas de verano fáciles y rápidas
NOTICIA de Jessica Pascual
14.05.2022 - 11:30h    Actualizado 14.05.2022 - 11:30h

Las ensaladas son una de las comidas estrellas del verano. Son muy saludables, fresquitas y saciantes, lo que las convierte en una de las comidas más recurrentes, fáciles y rápidas de hacer en cualquier día de calor. Lo mejor de todo es que las combinaciones son infinitas. Desde añadir fruta, todo tipo de verduras y hortalizas, legumbres o frutos secos. Aquí puedes encontrar 17 ensaladas de verano fáciles y rápidas para disfrutar de una comida o una cena rica. Aunque si eres fan de este plato haga frío o calor, puedes ampliar tu libro de recetas con estas ensaladas saludables y creativas.

Tomates y cebolla

Un clásico. Cortar un par de tomates, picar una cebolla, aliñar la ensalada y listo. Este es un plato que no vas a tardar ni cinco minutos en preparar y que está delicioso.

Además de ser completamente saludable, añadir tomates a las ensaladas es un manjar en verano, puesto que es un alimento de temporada que puedes comprar directamente en el huerto y disfrutar de un sabor excepcional.

Ensalada campera

Otro plato indispensable del verano. La ensalada campera de patata es perfecta para disfrutar de una comida muy rica y saciante cualquier día de calor. Para hacerla, tienes que cocer patatas antes. O, si prefieres ahorrarte este paso, puedes comprar un bote de patata cocida que vienen ya preparados. Y lo mismo con el huevo.

A la patata cocida y huevo duro puedes añadirle atún, aceitunas, pimientos verdes y rojos, maíz y cebolla o cebolleta. Con todo mezclado, solamente te queda aliñarla al gusto y comértela.

Con frutos secos y espinacas

Las espinacas frescas funcionan muy bien como sustituto de la lechuga en las ensaladas. Para hacer una ensalada con esta verdura como ingrediente principal, puedes añadir a un bol unas cuantas hojas de espinacas, cortar un tomate, echar un poco de atún y añadirle algún fruto seco que te guste. Una de las opciones más recurrentes son las nueces o las pipas peladas. Para que todo se integre en la ensalada, parte las nueces en trozos más pequeños y disfruta de la combinación de sabores.

Ensalada de nueces

Ensalada de calabacín

Al igual que sucede con las espinacas, el calabacín crudo es otro sustituto ideal de las ensaladas. Para hacer una ensalada, puedes cortar tiras de calabacín crudas (o hacerlo en trozos, depende de cómo más te guste), cortar tomate, echarle maíz dulce, atún y un huevo duro.

De sandía

Las ensaladas con fruta siempre son un acierto, sobre todo, si esa fruta es una pieza como la sandía, con un alto porcentaje de agua y baja en calorías. Este ingrediente, que tiene un gran efecto saciante, va a contribuir a hidratarte en los días de más calor.

Puedes hacer un montón de combinaciones con esta fruta. Un ejemplo sería añadir hojas de rúcula o de otro ejemplar de lechuga que te guste, rodajas de pepino, trozos de queso feta y, si te gusta, puedes añadirle cebolla. Aunque, como decimos, siempre puedes combinar los ingredientes como más te gusten.

Ensalada de frutas

Las ensaladas de frutas son muy saludables y saciantes. Y lo mejor es que las combinaciones son infinitas. Aunque te recomendamos que para hacer la receta más sabrosa, consultes primero cuáles son los ejemplares de temporada. Solo así vas a poder elegir las mejores frutas en cada mes del año y disfrutar de su máximo sabor. En estos meses, el melón, la naranja, cerezas, peras, plátano, sandía, mango o los nísperos son los mejores.

Lechuga y frutos secos

Simple y sencilla. Esta ensalada no tiene ningún misterio. Solamente tienes que cortar varios tipos de lechuga para mezclarlas en un bol y añadirle los frutos secos que más te gusten. Desde las pasas, nueces, anacardos, almendras, pistachos, etcétera. Para que la ensalada no te resulte muy seca o pesada, puedes incorporar un poco de fruta que tenga bastante agua para compensar. Algunos ejemplos son la sandía, la pera o la manzana.

Con palitos de cangrejo

Esta es una de las ensaladas de pescado que puedes comer fría. El ingrediente principal son los palitos de cangrejo, a los que puedes añadir otros que te gusten y hacer tu propia ensalada. Nosotros te recomendamos que eches un poco de lechuga, un huevo duro y maíz dulce. Para aliñarla, puedes utilizar vinagre de módena para conseguir un sabor más fuerte.

Con lazos de pasta

Una ensalada de pasta es otra de las comidas populares del verano. Solamente tienes que cocer los lazos de pasta y, cuando se enfríen, mezclarlos en un bol con aceitunas, tomates cherry y queso fresco. Si quieres, puedes añadirle un poco de lechuga.

Ensalada de burrata y tomate

Es una versión de ensalada adoptada de italia. Si te gusta el queso, tienes que probarla alguna vez. Para hacerla solo necesitas comprar el queso tipo burrata y cortar un tomate en láminas. Encima puedes colocar el queso y acompañarlo de alguna lechuga como la rúcula. Aliñarlo y listo para comer.

Ensalada de burrata

Ensalada de arroz

No hay una única ensalada de arroz que puedas hacer en verano. Todo lo contrario. Las combinaciones son infinitas, pero en este caso te proponemos una muy fácil y rápida que puedes hacer. En cuanto al tipo de arroz, puedes utilizar el que más te guste, ya sea integral o normal, arroz redondo o alargado. Para acompañar, puedes echarle maíz dulce, judías verdes y un huevo duro.

De aguacate y gamas

La ensalada de aguacate y gambas es un plato muy saludable y rico que puedes hacer en cualquier momento. Solo necesitas un aguacate, gambas cocidas, tomate, canónigos u otro tipo de lechuga, cebolletas y quinoa. Puedes añadirla con algún tipo de aceite especial, como el de cúrcuma o de otro sabor. Y completar la receta con un toque de zumo de lima, si te agradan los toques cítricos en los platos.

De lentejas

¿Has probado alguna vez una ensalada con legumbres? Pues están riquísimas. Si quieres probar a hacer una ensalada de lentejas, prepara los siguientes ingredientes: Un puñado de lentejas cocidas. Puedes comprar directamente los botes que se venden ya cocidas. Para acompañar, puedes echar un huevo duro, dados de jamón picado y añadir verduras al gusto. En este caso, una buena combinación es echarle pimiento crudo, ya sea verde o rojo.

Ensalada de garbanzos

Una idea de ensalada de garbanzos es echar un puñado de esta legumbre ya cocida. Y añadirle zanahoria, pimiento crudo, atún y algún tipo de lechuga, la que más te guste.

Ensalada césar

La ensalada césar es quizá una de las más famosas y conocidas. Para hacerla necesitas lechuga, trozos de pollo a la plancha, lechuga, picatostes (trozos de pan tostado), queso parmesano, aceitunas negras, una cucharada de zumo de limón o de vinagre, ajo y aliño.

Ensalada con pollo empanado

Es una variante de la anterior. En este caso, la única preparación previa que tienes que hacer es freír filetes de pollo empanado y tiras de bacon. Una vez se enfríen, córtalos en trozos pequeños y añádelos a un bol para hacer la ensalada. Para acompañar a estos ingredientes principales puedes añadir lechuga, tomate y queso en dados.

En lugar de aliñarla con aceite o vinagre, puedes preparar una salsa de miel y mostaza. El resultado que queda es para chuparse los dedos.

Con naranja

Esta es una de las ensaladas con menos ingredientes y más sabor que puedes preparar. Corta una naranja en pequeños trozos, coge unas cuantas hojas de lechuga y añade un poco de cebolleta si quieres darle ese toque a la ensalada. Si te parecen pocos ingredientes, siempre puedes añadir aceitunas, atún, dátiles o maíz para completar.

Ensalada de naranja

Si quieres leer más noticias como 17 ensaladas de verano fáciles y rápidas, te recomendamos que entres en la categoría de Alimentación.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >