Europa tiene los impuestos más bajos del mundo para empresas y los más altos para las personas


Los tipos del Impuesto sobre Sociedades más bajos y los de IVA más altos del mundo siguen estando en Europa. Siguiendo las tendencias de los últimos años, el estudio anual de KPMG sobre el impuesto sobre sociedades y los impuestos indirectos en el mundo (Corporate and Indirect Tax Rate Survey), señala que los Gobiernos tienden a incrementar los impuestos indirectos para obtener más ingresos y rebajar el impuesto sobre sociedades con la finalidad principal de atraer inversión de empresas a sus territorios. España es el país que más incrementó el IVA en 2012 y supera la media en Europa tanto en IVA (20%) como en Impuesto de Sociedades (30%, frente al 22,6% europeo).


Según el informe, la media global de los tipos de impuestos indirectos se ha incrementado ligeramente (0,17 por ciento), hasta situarse en un 15,50 por ciento. En África y Asia se dieron los aumentos más significativos, del 14,17 al 14,57 por ciento y del 11,84 al 12,24 por ciento respectivamente. Una importante novedad en el área de los impuestos indirectos en 2012 fue la introducción de un programa piloto de IVA en Shanghái y su posterior ampliación a otras diez provincias chinas.

Tributos para Gobiernos

En las últimas dos décadas se ha incrementado notablemente el número de países que utilizan la tributación indirecta para financiar las necesidades de los gobiernos. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los impuestos indirectos (IVA/gST) están establecidos en más de 150 estados incluyendo 33 de los 34 que componen la organización (siendo EEUU, la única excepción). Y, mientras IVA/gST son métodos de tributación relativamente nuevos, constituyen claramente la senda hacia el futuro. La OCDE señala que los impuestos sobre el consumo representan el 31 por ciento de todos los ingresos recaudados por los gobiernos de los países de la OCDE y el 20 por ciento de todos los ingresos fiscales mundiales.

«Los impuestos sobre el consumo constituyen una fuente de ingresos a la que pocos gobiernos pueden resistirse. Su aplicación no depende de beneficios empresariales; ofrecen un flujo continuo de ingresos, generalmente más estable, en lugar de sumas más o menos importantes de dinero recibidas en amplios intervalos de tiempo, y se recaudan con mucha más rapidez que los impuestos sobre sociedades», señala Celso García Granda, socio responsable del Área de Tributación Indirecta de KPMG Abogados.

Mayores cumplimientos

En consecuencia, y tal y como se señalaba en los resultados del último estudio de KPMG Benchmark Survey on VAT/gST, la cada día mayor relevancia de los impuestos sobre el consumo, los nuevos modelos de negocio, el incremento de la globalización, la transformación de la función financiera y los rápidos cambios legislativos están sometiendo la gestión de los impuestos indirectos a una presión enorme. Además, los riesgos, obligaciones y retos en materia de cumplimiento son cada vez mayores.

Natalia Pastor, socia del Área de Tributación Indirecta de KPMG Abogados, cree que «en vista de todos los cambios que se están produciendo, incluso las empresas más avanzadas ahora mismo están simplemente luchando por quedarse como están. Todavía queda mucho por hacer antes de que la mayoría de las empresas cuente con los profesionales, procesos y tecnologías adecuados para gestionar de forma correcta los retos que plantean los impuestos indirectos. Mientras tanto, es necesario que los directores generales, financieros y responsables de impuestos valoren la naturaleza y el nivel de riesgo existente y la magnitud de las oportunidades que podrían perderse sin una buena y adecuada gestión de estos impuestos».

«Cabe esperar que la media global de impuestos indirectos siga aumentando en 2013, puesto que son cada vez más los Gobiernos que continúan por este camino para incrementar sus ingresos y encaminarse hacia la recuperación económica», indica Celso García Granda. «A lo largo de 2013 está previsto que suban los impuestos sobre el valor añadido en varios países, entre los que cabe destacar Finlandia, República Dominicana y Chipre», añade.

Impuesto de sociedades

Por su parte, la media global del impuesto sobre sociedades se ha mantenido prácticamente inalterada. Se ha producido un pequeño descenso del 0,09 por ciento, hasta situarse en el 24,43 por ciento. Sin embargo, en muchas propuestas de presupuestos generales del Estado se incluye la reducción del impuesto sobre sociedades para 2013, como por ejemplo México, Suecia y Ecuador.

«El impuesto sobre sociedades nunca será eliminado», afirma Alberto Estrelles, socio responsable del Área de Impuestos sobre Sociedades de KPMG Abogados. «Los beneficios de las entidades siempre tributarán. Así lo piden los Gobiernos y los ciudadanos de a pie. Dada la globalización de las empresas y el hecho de que la recaudación de impuestos se realiza en cada país, se suscitará un mayor debate sobre cómo habrá que ‘distribuir’ los beneficios sujetos a tributación entre las distintas jurisdicciones».

En muchos países, las razones para recortar los impuestos sobre sociedades se basan supuestamente en aumentar la competitividad del país en relación a la inversión extranjera. Los debates sobre este asunto mostrarán rápidamente su polaridad; los que promueven la capacidad de un país de ser competitivo, frente a aquellos que quieren asegurarse de que las grandes empresas paguen impuestos sobre sus beneficios.

En todo caso, a la hora de realizar comparaciones válidas entre los distintos países, los tipos impositivos son sólo el punto de partida. A ojos de los inversores extranjeros, la credibilidad y la consistencia de un gobierno resultan tan importantes como el tipo impositivo.

«El recorte del tipo impositivo a las empresas puede atraer a nuevos inversores extranjeros, pero podría castigar a los actuales si aumenta el tipo efectivo. Los inversores a largo plazo pueden tener planes fiscales en curso que dependen no sólo de los tipos nominales actuales, sino también de la amortización fiscal de ciertos activos y la deducibilidad fiscal de los costes financieros», señala Alberto Estrelles.

«Los posibles cambios imprevistos en un sistema fiscal pueden alterar dichos planes y llevar a los inversores a deshacer sus estructuras actuales. Las medidas dirigidas a mitigar bajadas de tipo nominales con medidas que incrementan la base imponible, como los pasos encaminados a denegar la deducción de determinados intereses o la limitación a la depreciación de activos fijos e intangibles, puede tener un efecto perjudicial», añade Estrelles.

Impuestos Indirectos

En materia de tributación indirecta, España ha incrementado el IVA (3 por ciento) muy por encima del incremento de los tipos medios producidos tanto a nivel global (0,17 por ciento), Unión Europea (0, 37 por ciento) y países de la OCDE (0, 32 por ciento). «Los 3 puntos de subida de España del tipo general, hasta el 21 %, suponen la mayor subida del mundo en dicho impuesto en el 2012. Aunque ese dato pueda resultar llamativo, España, aun con esa subida, se sitúa algo por debajo del tipo medio general de la UE, establecido en el 21,13 por ciento en el 2012, pues partía de un tipo impositivo general del IVA muy por debajo de la media de la UE», señala Celso García Granda. España no solo ha modificado el tipo general de IVA en el 2012, también el tipo reducido se ha incrementado del 8 al 10 por ciento y se han reducido los productos y servicios a los que se aplica el tipo reducido, incrementándose, por tanto, aquellos a los que resulta de aplicación el tipo general.

Las modificaciones más altas en el 2012 corresponden a España (del 18 al 21 por ciento), Hungría (del 25 al 27 por ciento), Irlanda (del 21 al 23 por ciento), Holanda (del 19 al 21 por ciento) y Serbia (del 18 al 20 por ciento). El país que más baja el tipo general de IVA en el 2012 es Grecia (del 23 al 20 por cien).

En este contexto, los tipo generales de IVA más elevados del mundo los encontramos en Hungría (27 por ciento), Islandia (25,5 por ciento), y Suecia, Dinamarca, Noruega y Croacia (25 por ciento).

Por su parte, la isla de Aruba aplica el IVA, o impuesto sobre el volumen de negocio, más bajo, un 1,5 por ciento, seguido por un grupo de países donde el tipo del IVA o el impuesto sobre bienes y servicios (GST por sus siglas en inglés) es del 5 por ciento, y que está formado por Japón, Canadá, Yemen y Nigeria.

Impuesto sobre Sociedades

En materia de Impuesto sobre Sociedades, España no ha modificado los tipos, ni el general, ni los reducidos, a lo largo del 2012, manteniendo la tendencia desde el año 2008, último año en que se redujo el tipo general 2,5 puntos. El tipo general desde dicho año, 30 por ciento, está por encima de la mayoría de los tipos medios generales, 25,25 por ciento OCDE, 22,6 por ciento UE, 20,5 por ciento Europa, ó 24,43 por ciento Global, siendo además significativo que el tipo sobre sociedades medio a nivel global ha disminuido progresivamente durante los últimos 12 años, del 29 por ciento del año 2000 al 24,43 por ciento de 2012. Europa sigue siendo la región del mundo que tiene los tipos medios más bajos, con un tipo medio del 20,5 por ciento.

El único país en el mundo de los analizados en el informe (130) que ha incrementado el tipo general del impuesto en el ejercicio 2012 es Israel, pasando del 24 al 25 por ciento. Los países que más lo bajan son Sri Lanka (del 35 al 28 por ciento), Tailandia (del 30 al 23 por ciento) Curaçao (del 34.5 al 27,5) Belorusia (del 24 al 18 por ciento) y Reino Unido (del 28 al 24 por ciento).

En 2012, el impuesto sobre sociedades más alto del mundo era el de Emiratos Árabes Unidos (55 por ciento), seguido de Estados Unidos (40 por ciento) y Japón (38,01 por ciento). De los países donde existe un impuesto sobre sociedades, Montenegro aplica el tipo más bajo (9 por ciento), seguido de varios países donde se tributa al 10 por ciento: Serbia, Chipre, Paraguay y Qatar.

Los impuestos a los ciudadanos son muy superiores que los de las empresas y sugieren un nuevo tramo del Impuesto de Sociedades para recaudar el doble que un aumento del IVA

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) han sugerido que mediante la creación de un nuevo tramo en el rango superior del Impuesto de Sociedades se lograría aumentar los ingresos anuales del Estado en 13.943 millones de euros sin necesidad de aprobar una subida del IVA, crear nuevos impuestos indirectos o elevar los ya existentes, medidas que el Gobierno pondrá en marcha el próximo año para recaudar 8.000 millones de euros con los que alcanzar los objetivos de déficit.

De este modo, los Técnicos indicaron que la partida «más equitativa» para asegurar el cumplimiento del déficit del 3% del PIB comprometido para el ejercicio 2013 sería la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades para bases imponibles a partir del millón de euros de facturación, que son declaradas sobre todo por las grandes empresas que superan los 45 millones en ventas.

Esta única medida permitiría recaudar 13.943 millones de euros adicionales durante el próximo año, frente a los 5.811 millones de euros anuales que aportaría una subida de dos puntos en el IVA, incluyendo medidas correlativas en Navarra, País Vasco, Canarias, Ceuta y Melilla.

Además, esta alternativa mejoraría la igualdad del sistema fiscal al reducir las diferencias entre el menor tipo efectivo de las grandes corporaciones y el mayor de microempresas y pymes (ver tabla en archivo adjunto al final de la página).

La práctica totalidad del aumento del Impuesto de Sociedades se podría recaudar ya en 2013 a través de los pagos a cuenta, afectando únicamente a 5.740 corporaciones y multinacionales con ‘números negros’, una medida que contrasta con la hipotética subida del IVA, que afectaría a todos los ciudadanos y a todas las empresas independientemente del estado de sus cuentas, pudiendo precipitar el cierre de pymes y autónomos por el menor consumo de las familias.

El colectivo justifica esta alternativa en que el esfuerzo fiscal de las familias españolas a cuenta del IVA y el IRPF se sitúa ya entre el 13% (con ingresos inferiores a 9.000 euros) y el 38,2% (con ingresos de 240.000 euros), una presión «muy superior» la carga entre el 18% y el 25% que soportan las empresas en nuestro país.

A modo de ejemplo, la presión fiscal de una persona soltera y sin hijos con unos ingresos medios de 41.310 euros anuales se sitúa por encima del 27,9%; en cambio, ninguna empresa soporta una carga del impuesto de sociedades por encima del 25,2%.

Por su parte, una persona con dos hijos a su cargo e ingresos medios de 16.524 euros presenta una carga fiscal que ronda el 15,6% de su renta, carga cercana a la de las multinacionales que facturan más de 1.000 millones.

Esfuerzo fiscal (%) por IRPF e IVA, según situación personal y económica*

Ingresos anuales brutos
16.524 €
24.786 €
33.048 €
41.310 €
Una persona sin hijos
23,68%25,66%27,92%
Una persona con dos hijos
15,58%
Una pareja sin hijos
24,01%
Una pareja con dos hijos20,91%22,82%23,93%

En los casos marcados con un guión no existen datos disponibles en la OCDE. Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Pensionistas y mileuristas, los más perjudicados
Para Gestha, una nueva subida del IVA sería «injusta» y «regresiva» ya que afectaría a todos los ciudadanos por igual independientemente de su nivel de renta. De hecho, la medida perjudicaría especialmente a los pensionistas y a la población mileurista, que actualmente representa más del 60% de los asalariados y autónomos de nuestro país, quienes dedican la mayor parte de sus ingresos al consumo.

En su opinión, cualquier aumento del IVA es totalmente «desaconsejable» mientras no se recupere la economía porque actúa como desincentivo del consumo. «Elevar el tipo general del IVA al 20% significaría pagar en impuestos una quinta parte del precio en el 87% de las compras, sin contar los impuestos adicionales sobre los carburantes, tabaco, electricidad, cerveza y alcohol», explica el secretario general de Gestha, José María Mollinedo.

Madrid, Cataluña y Andalucía, donde más se recaudaría
En el plano regional, la Comunidad de Madrid sería la que podría obtener unos mayores ingresos a través de la creación del nuevo tipo del Impuesto de Sociedades, con cerca de 4.406 millones de euros adicionales, cantidad muy superior a los 2.735 millones de euros que recaudaría con la subida del IVA.

Tras ella se situarían Cataluña y Andalucía, que obtendrían 3.078 y 1.155 millones de euros, respectivamente, así como la Comunidad Valenciana (1.144 millones), País Vasco (876 millones, en caso de aprobar una medida equivalente), Galicia (592 millones), Canarias (458 millones), Castilla y León (444 millones) y la Región de Murcia (313 millones).

La recaudación por la subida del Impuesto de Sociedades también sería significativa en Aragón (285 millones), Navarra (251 millones, de aprobar una medida equivalente), Asturias y Baleares (226 millones en ambos casos), Castilla-la Mancha (198 millones), Cantabria (128 millones), Extremadura (92 millones), La Rioja (61 millones).

En cambio, el balance en Ceuta (7 millones) y Melilla (3 millones) es desfavorable, en el caso de aprobar medidas equivalentes en el IPSI, debido a la menor presencia de grandes compañías en esas Ciudades Autónomas.

Comparativa de ingresos adicionales por la subida del IVA y la modificación del IS

Ingresos por subida del IVA*

Ingresos por nuevo tramo del IS

Andalucía

287

1.155

Aragón

94

285

Principado de Asturias

55

226

Islas Baleares

62

226

Canarias1

124

458

Cantabria

38

128

Castilla y León

97

444

Castilla-la Mancha

80

198

Cataluña

1.100

3.078

Comunidad Valenciana

251

1.144

Extremadura

17

92

Galicia

126

592

Comunidad de Madrid

2.735

4.406

Región de Murcia

32

313

Navarra1 2

133

251

País Vasco1 2

531

876

La Rioja

25

61

Ceuta1

14

7

Melilla1

9

3

Total Nacional

5.811

13.943

Cifras en millones de euros. *Estimación de subida de dos puntos en el tipo general (20%) y de un punto en el tipo reducido (9%). 1 La estimación de la subida del IVA incluye 811 millones en el caso de aprobarse subidas equivalentes en el IGIC de Canarias, el IVA de las diputaciones del País Vasco y Navarra, así como el IPSI de Ceuta y Melilla. 2 El nuevo tipo impositivo del 35% para grandes empresas incluye 1.127 millones en caso de aprobarse una subida equivalente en el IS de las diputaciones del País Vasco y Navarra.

Si quieres leer más noticias como Europa tiene los impuestos más bajos del mundo para empresas y los más altos para las personas, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies