Las tres opciones de comprar vivienda para invertir

Las 3 opciones de comprar vivienda para invertir
NOTICIA de Jessica Pascual
16.03.2023 - 15:27h    Actualizado 30.04.2024 - 14:56h

Comprar inmuebles como método de inversión para sacar un beneficio económico es una práctica al alcance de pequeños y grandes inversores que puede realizarse de diferentes formas. A través de la compra para alquilar, mediante la compra de una vivienda con el fin de venderla una vez aumente su valor o a través de nuevas técnicas como el house flipping.

Dependiendo de los intereses, objetivos y necesidades de cada inversión, la mejor vía para invertir en inmuebles variará. Lo que sí es seguro, tal y como explica HousinGo by David De Gea, inmobiliaria de compraventa y alquiler de inmuebles en el Barrio Salamanca de Madrid, es que “comprar inmuebles para invertir es una apuesta segura y rentable. Una acción que permite hacer frente a la inflación con rentabilidades que suelen ser mejor que otras alternativas, como los fondos de inversión o la renta fija”. A lo que añade, que además, “no suponen tanto riesgo como las inversiones en renta variable”, indica.

Cuáles son las mejores opciones para invertir en inmuebles

Hay diferentes opciones al alcance de la mano de los pequeños inversores para comprar inmuebles de manera particular e invertir en ellos:

Comprar una vivienda para alquilar

La compra de vivienda para ponerla en alquiler es un modelo de negocio pensado para aquellos compradores que buscan conseguir unos ingresos de forma periódica y constante cuanto antes. Y, sobre todo, tal y como afirma De Gea, en aquellas viviendas ubicadas en localidades y zonas donde la demanda del alquiler es alta, “como ocurre con los apartamentos en zonas costeras o en las viviendas bien ubicadas en las ciudades con mucho peso laboral y universitario”, aclara.

Comprar vivienda para venderla

Por otra parte, comprar una vivienda con el objetivo de venderla después y sacar beneficio, por ello es otra de las opciones de inversión de inmuebles. Se trata de una vía dirigida a aquellos inversores que compran con el fin de que en un periodo de tiempo a medio o largo plazo aumente el valor de su vivienda. Para obtener un ingreso superior al vender la casa que lo que pagó por el precio de la compra. Es, además, tal como informa De Gea, “la única opción en determinadas zonas donde el alquiler no tiene una alta demanda o no daría una rentabilidad aceptable”.

House flipping

Por último, el house flipping es una tendencia de inversión que ha calado en zonas como en Estados Unidos, pero que está dando sus primeros pasos en España. Consiste en la compra de viviendas a precios asequibles para el comprador, que se encuentran por debajo del precio de mercado y que ofrecen el suficiente margen para acometer obras y reformas que permitan mejorarla y aumentar su valor. El objetivo es mejorarla para vender la vivienda a un precio superior en el menor tiempo posible.

Como todas las inversiones, este modelo de negocio tiene sus riesgos, señala De Gea, puesto que no elegir la vivienda idónea o que las reformas supongan un gasto excesivo son algunos de los inconvenientes. Pero la gran ventaja, indica, es que si se realiza de forma adecuada, los plazos para obtener la inversión realizada son relativamente cortos, “lo que permite al pequeño inversor replicar el proceso con otras viviendas a lo largo del año”, concluye.



WhatsApp Casacochecurro