Lo que debes saber antes de comprar plaza de garaje

Lo que debes saber antes de comprar plaza de garaje
NOTICIA de Jessica Pascual
25.04.2022 - 13:54h    Actualizado 25.04.2022 - 13:54h

Tener una plaza de garaje propia es todo un lujo, sobre todo si vives en una gran ciudad. No perder tiempo en buscar un aparcamiento cada vez que vuelves a casa ni tener que dejar el coche en otro barrio, lejos de tu vivienda, mejoran notablemente la calidad de vida.

Por este motivo, hay quien decide comprarse una plaza de garaje propia. Pero antes de dar el paso hay que tener en cuenta algunos aspectos. ¿Cuáles son los gastos de la compra? ¿Qué impuestos hay que pagar? ¿Qué trámites hay que hacer? En esta guía explicamos con detalle todo lo que debes saber antes de comprar una plaza de garaje para que tomes la mejor decisión.

Tipos de plaza de garaje y opciones de compra

Hay diferentes maneras de adquirir una plaza de garaje, en función del tipo de comprador y de si es una plaza nueva o no. Por este motivo, hay que distinguir entre cuatro posibilidades de compra:

  1. Comprar una plaza de garaje entre particulares. La principal ventaja de esta vía es que puedes ahorrarte los gastos de comisión inmobiliaria por actuar como intermediario. Aunque tiene la dificultad de encontrar a un vendedor por tu cuenta.
  2. Adquirir la plaza de garaje mediante inmobiliaria. En este caso, todos los trámites y papeleo corren a cargo de la entidad y quedas liberado de gran parte de las gestiones. A cambio, debes asumir el coste de los servicios, lo que se conoce como comisión inmobiliaria.
  3. Plaza de garaje nueva. Comprar una plaza de garaje de obra nueva supone una rebaja en el IVA. Aunque si quieres tenerla cerca de tu vivienda, puede que sea más complicado encontrar alguna opción de este tipo.
  4. Plaza de garaje de segunda mano. El pago del IVA en las plazas de segunda mano es más elevado que en las de obra nueva. Antes de comprar hay que revisar y analizar el estado de la plaza.

De manera adicional, hay otra opción que suele resultar más beneficiosa en cuanto a la tributación de la compraventa. Es el caso de la compra de la plaza de manera conjunta a la vivienda, siempre y cuando esté ubicada en el mismo edificio y bajo el mismo contrato de compraventa.

Antes de comprar

Ahora que ya sabes cuáles son las distintas posibilidades a las que puedes recurrir para comprar una plaza de garaje, hay una serie de cuestiones previas que hay que revisar en todos los casos. El objetivo es evitar sorpresas y disgustos tras la compra. Algunos de los aspectos que debes considerar antes de dar el paso son:

  • Revisar el estado de conservación de la plaza de garaje. No sirve de nada que compres una plaza barata si vas a tener que invertir dinero en reformarla. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre una plaza de parking a buen precio, pero en buen estado.
  • Que esté libre de cargas. Puedes comprobar este dato de una manera muy sencilla. A través del Registro de la Propiedad es posible saber quién es el dueño de un inmueble como si tiene cargos pendientes. Por tanto, antes de firmar nada asegúrate de que compras una plaza en buenas condiciones y sin deudas pendientes. Con la nota simple también es posible conocer si está afectada por algún embargo.
  • Otro de los aspectos que debes revisar es que el dueño de la plaza se encuentre al corriente de todas las obligaciones fiscales respecto al parking. Para ello, puedes acudir al ayuntamiento de la localidad donde se encuentre la plaza y solicita estos datos a la administración.

Cómo tributa la compra de una plaza de garaje

Antes de decidirte a formalizar una compra, ten en cuenta todos los gastos e impuestos que hay que pagar por ella:

  • La compraventa de plazas de garaje debe incluirse en la Declaración de la Renta y tributar por ella. Aunque hay una excepción a la norma y se aplica en el siguiente caso: Si una persona ha comprado un máximo de dos plazas de garaje al mismo tiempo que la vivienda en el mismo edificio, no tiene que declararlas ni tributar por ellas. Siempre y cuando no destine estas plazas al alquiler y sean para uso individual. En el resto de supuestos, los impuestos y gastos asociados a una plaza de parking son los que detallamos en los siguientes apartados.

IVA

La cantidad a pagar por este impuesto varía en función del momento de la compra:

  • Si adquieres la plaza de garaje junto a la compra de la vivienda en el mismo momento y bajo el mismo contrato, el IVA es del 10 % según detalla la Ley de Arrendamientos Urbanos.
  • Mientras que si compras la plaza de garaje a posterior, sin que esté vinculada a una vivienda, el IVA a pagar es el 21 %.
  • En el caso de ser una plaza de garaje de obra nueva, el IVA es menor, del 10 %.

Este impuesto debe liquidarse en el momento de la compra de la plaza de garaje.

AJD

Si es de obra nueva, hay que hacer frente al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), cuya cantidad depende directamente de lo estipulado en cada comunidad autónoma.

ITP

Otro de los impuestos que hay que asumir es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), aunque en este caso solamente para la adquisición de plazas de segunda mano. También es un impuesto cuya cantidad está fijada por cada comunidad autónoma. Tiene que pagarse en un plazo de 30 días hábiles tras la compra.

Gastos asociados a la compraventa de una plaza de parking

Además de la tributación de los impuestos, la compraventa y propiedad de una plaza de garaje tiene otros gastos asociados:

  • Para empezar, los gastos derivados de la notaría y del registro de las escrituras. El coste final en este caso depende del notario y de las gestiones específicas que haya que realizar.
  • IBI.
  • Gastos de la comunidad del edificio.
  • Mantenimiento y limpieza de la plaza.
  • Tasa de basuras.
  • Seguro del garaje si lo contratas.

Firma del contrato

Tras revisar todos estos aspectos, si todo está en orden y decides apostar por la compra, el siguiente paso es proceder a la firma del contrato. Cualquier compra de una plaza de garaje u otro inmueble debe estar respaldada por la firma de un contrato de compraventa. Al igual que sucede en los contratos de alquiler o de compraventa de una vivienda, revisa al detalle todas y cada una de las cláusulas. En ellas debe aparecer especificado el precio de compra de la plaza, así como el método de pago y el posible cobro de una señal o fianza. También otros detalles relacionados como quién asume los gastos de las gestiones, como de la notaría y en qué día se produce la entrega de la plaza.

El contrato de compraventa es un documento sencillo, pero que tiene que tener carácter vinculante, puesto que después tiene que firmarse ante notario. Una vez firmado, se procede a la escritura de la compraventa que también debe elevarse ante notario.

Inscripción en el Registro de la Propiedad

El último paso para formalizar la compraventa es inscribir las nuevas escrituras, así como la identidad del nuevo propietario en el Registro de la Propiedad. Este es un trámite sencillo, pero que tiene un coste asociado.

Si quieres leer más noticias como Lo que debes saber antes de comprar plaza de garaje, te recomendamos que entres en la categoría de Trámites.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >