>
Compartir
WhatsApp

¿Qué piezas interesa comprar en un vehículo siniestrado?

Un coche rojo que ha sufrido un fuerte accidente.
NOTICIA de Cristian Pinto
15.02.2024 - 11:50h    Actualizado 15.02.2024 - 11:50h

Si tu vehículo necesita algún recambio, quizás hayas pensado en acudir a desguaces para comprar alguna pieza a un precio más barato. Es una buena opción, aunque debes tener en cuenta que algunas de estas piezas pueden tratarse de vehículos siniestrados. No obstante, según datos de Recomotor, el distribuidor de piezas recuperadas para talleres, en la actualidad es posible recuperar hasta un 95 % de las partes de un automóvil.

En función de la gravedad del accidente, se podrán reutilizar para otros usuarios o para reutilizar en la industria de la automoción. En este sentido, a continuación te explicamos qué piezas se pueden comprar en un desguace en función del tipo de accidente.

Y, en el caso de que hayas sufrido un fuerte accidente, también te explicamos en esta otra información lo que debes hacer si la aseguradora declara siniestro tu coche.

¿Se pueden reciclar piezas de un vehículo siniestro?

La respuesta es . Con el objetivo de la sostenibilidad y el reciclaje, el mundo del motor aprovecha cualquier componente para cumplir con los ambiciosos planes medioambientales. Si no se puede recuperar alguna pieza que sirva como recambio en el desguace, probablemente se pueda reutilizar en las fábricas de automoción, como sucede con los neumáticos.

No importa si el siniestro se produce por un accidente de tráfico, un desastre natural como una inundación o cualquier otra razón. Las piezas del vehículo pueden ser gestionadas de diversas maneras, dependiendo de la gravedad del daño y las políticas del propietario del vehículo, las compañías de seguros y las leyes

Qué hacer si tengo un siniestro

En España, para que un vehículo sea declarado siniestro o siniestro total, hay unos pasos a seguir:

  • El primer paso es que un perito valore el estado del vehículo accidentado y calcule el coste de reparación.
  • Posteriormente se realizará un informe del vehículo que determinará su estado.
  • Hay casos en los que, aunque el vehículo se declare siniestro, se puede llegar a reparar y dejar en óptimas condiciones, aunque a un alto coste económico.
  • Para que un coche sea declarado siniestro total, debe tener unos daños bastante graves para que el valor de reparación sea más elevado que el valor venal del vehículo.

En el peor de los casos, el vehículo se lleva a un centro autorizado para su tratamiento y retirada del parque automovilístico español. Es en este punto dónde se decide qué partes se pueden recuperar y mandar a un desguace o cuáles solo se pueden reciclar.

¿Qué piezas se pueden salvar de un siniestro?

En un coche siniestrado, las piezas que se suelen recuperar dependen en gran medida de la gravedad del daño y del estado general del vehículo. En este sentido, si sufres un fuerte accidente, tendrás que dar de baja el coche de forma temporal, en caso de que aún tenga solución, o de forma definitiva si es declarado siniestro total.

Desde Recomotor, señalan que las piezas que suelen recuperarse son las siguientes:

  • Motor. Si el coche acude al desguace por un golpe en el que el motor no se ha visto afectado, como un alcance por detrás, se realizarán unas pruebas para comprobar de que no haya daños de ningún tipo. En este caso, salvar el corazón del vehículo puede ser muy interesante.
  • Transmisión. Si el coche puede engranar las marchas sin ningún tipo de ruido extraño, se podrán aprovechar los diferenciales, ruedas, caja de cambios o embrague. Este último es una de las piezas de coche más caras.
  • Componentes electrónicos. Tales como módulos, sensores o la unidad central se pueden recuperar si no están quemadas.
  • Carrocería. Puertas, capó maletero, retrovisores y un largo etcétera de componentes puede que salven si el golpe no les ha afectado.
  • Suspensión y frenos. Ya sea el propio sistema de suspensión, amortiguadores, discos o pastillas de freno.
  • Llantas y ruedas. Si en el impacto las llantas no han sufrido ninguna deformación, es muy probable que se puedan salvar. Más complicado es el caso de los neumáticos, pues no se recomienda circular con ruedas gomas que hayan sufrido un accidente. Lo más normal es que se reciclen para fabricar nuevas.
  • Asientos y tapicería. Suelen ser los elementos más salvables, excepto cuando salta el airbag.
  • Sistemas de refrigeración. Los radiadores y otros componentes del sistema de refrigeración y el de calefacción pueden ser recuperados.



WhatsApp Casacochecurro