Dudas sobre el IBI, el impuesto que sube a pesar de que los precios de los pisos bajan


Dudas sobre el IBI, el impuesto que sube a pesar de que los precios de los pisos bajan

El Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI, no ha hecho más que incrementarse en los últimos años a pesar de que al mismo tiempo que caía el valor de las viviendas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cree que es hora de actuar y está recogiendo firmas ante un impuesto que puede ser legal pero de ninguna manera justo. La OCU añade que en los últimos años el precio de la vivienda libre ha caído un 27%, el IPC ha subido un 9,3% y, por el contrario, el poder adquisitivo de las familias no ha hecho más que resentirse. «Son claramente desproporcionadas las subidas del IBI y, para OCU, inadmisibles. No tienen en cuenta la capacidad económica real de los ciudadanos. Y en 2013 las subidas han continuado, afectando a nuevos municipios. Los ciudadanos han tenido que afrontar un impuesto de cuantía muy elevada, incomprensible para muchos de ellos», explican desde la OCU. Es hora de actuar, firma aquí para que no suba más el IBI. Para entender un poco mejor el impuesto del IBI, los expertos de la OCU responden sobre sus particularidades:.

¿Quién está obligado a pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles?

Tienen que pagar el IBI los que son los propietarios de los inmuebles a uno de enero de cada año. También deben pagarlo los titulares de un derecho de usufructo, por ejemplo sobre los bienes heredados. Los copropietarios de un inmueble pueden solicitar la división de la liquidación del impuesto, para que cada uno pague su parte. Para ello deben facilitar sus datos personales, domicilio y su cuota de propiedad sobre el inmueble.

En caso de compraventa de inmuebles, ¿quién paga el IBI en el año de la venta?

El IBI debe pagarlo quien sea propietario del inmueble el 1 de enero de ese año, aunque posteriormente haya vendido la casa. El nuevo propietario debe pagar el recibo del IBI del año siguiente al de la venta.
¿Me pueden obligar a pagar el IBI de la casa que compré, aunque no me corresponda?

Si el vendedor, que es a quien corresponde, no paga el IBI, el Ayuntamiento tratará de cobrarlo por todos los medios (embargo de cuentas, de salario, de bienes…). Sólo si así no tiene éxito, podrá exigirle el pago al nuevo propietario, pero sólo pagaría la cuota del impuesto no tendría que pagar recargo, intereses ni sanciones.

¿Quién paga el IBI de una vivienda alquilada?

El IBI debe pagarlo el propietario de la vivienda (salvo que en el contrato se especifique otra cosa): es él el responsable ante el ayuntamiento. Si se trata de un inmueble de alquiler de renta antigua el dueño puede repercutir al inquilino el importe del IBI.

¿Qué descuentos o bonificaciones hay sobre el IBI?

La Ley de Haciendas Locales establece obligatoriamente algunas bonificaciones y permite que cada ayuntamiento aplique otras, de entre un listado cerrado. Eso hace que las bonificaciones varíen de unos municipios a otros. Las bonificaciones vienen recogidas en la ordenanza fiscal del IBI de cada ayuntamiento: puedes consultarlas en la página web del ayuntamiento o directamente en las dependencias del ayuntamiento. Es importante que sepas que si tienes derecho a bonificaciones en el IBI, en la mayoría de los casos tendrá usted que solicitarlas a su ayuntamiento antes de que termine el año, para su aplicación en el ejercicio siguiente.

¿Cómo se calcula el IBI?

El recibo final a pagar depende principalmente de dos factores: el valor que se dé al inmueble, que se calcula a partir del valor catastral, y el tipo impositivo que se aplique en cada municipio.

¿Cómo se establece valor catastral?

El valor catastral es la base de cálculo para la mayor parte de los impuestos ligados a inmuebles: el IBI, la plusvalía municipal, el IRPF, el ITP o el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. El valor catastral lo determina el Catastro conforme a unas reglas y criterios técnicos complejos y se actualiza cada año aplicando un coeficiente. Además como mínimo cada diez años se deben revisar los valores catastrales para acercarlos al “valor de mercado”. El valor catastral no puede superar el 50% del valor de mercado del inmueble (aunque hoy en día, tras la caída del mercado, existen numerosos valores catastrales superan ese límite).

Además, para cada inmueble, el valor catastral debe tener en cuenta posibles factores que reducen el valor, como la antigüedad de la construcción, el estado de conservación: normal, regular, deficiente o ruinoso, la depreciación funcional o inadecuación (aplicable a suelo y construcción), si es o no interior, apreciación o depreciación económica…

Es responsabilidad del Ayuntamiento de que los valores se adapten, aunque los alcaldes se excusan en que la Ley de Haciendas Locales no deja renovar las valoraciones conjuntas hasta pasados 5 años desde la última.

Si se revisa de modo colectivo el valor catastral, lo habitual es que se pague más porque los valores tienden a aumentar, aunque no siempre. La normativa prevé que el aumento del valor catastral que se haya puesto de manifiesto en una revisión se traslade de forma progresiva al recibo del IBI, a lo largo de diez años. Existen dos vías para limitar el impacto de ese incremento de valores, una automática y otra que depende de cada ayuntamiento

En el recibo del IBI que le envía su ayuntamiento verá un apartado con el “Valor catastral” y otro distinto con el “Valor liquidable”. Es sobre este Valor liquidable sobre el que se aplica el tipo (0,5%, 0,7%, etc., el que haya aprobado su ayuntamiento), para obtener la cantidad a pagar (la cuota).

¿Cómo influye el ayuntamiento en la cuantía del impuesto?

El ayuntamiento tiene mucho margen para adaptar el IBI a la capacidad económica de sus ciudadanos:

  • Fija el tipo del impuesto, dentro de unos amplios márgenes que marca la Ley de Haciendas Locales.
  • Pide al catastro que actualice la valoración de los inmuebles del municipio.
  • Aprueba las bonificaciones que la Ley de Haciendas Locales le autoriza.
  • Facilita el pago mediante el aplazamiento.
  • Puede aprobar subvenciones especiales para ayudar al pago del IBI a colectivos económicamente vulnerables.

¿Cómo influye el Estado en la cuantía de mi recibo del IBI?

Por un lado, en Ley de Haciendas Locales marca las reglas generales sobre el IBI: fija una horquilla de tipos y una lista cerrada de bonificaciones.

Además, el Estado impide que los valores catastrales puedan adaptarse a los cambios de la realidad, al exigir que hayan pasado al menos cinco años para autorizar cambios en los valores globales de un municipio.

De manera extraordinaria, el Estado aprobó a finales de 2011 una subida general de los tipos del IBI, provisional para 2012 y 2013… pero que ahora está aprobado hasta 2015. Esa norma impide en la práctica a los ayuntamientos recortar el tipo del IBI durante su vigencia, pero no tomar otras medidas para rebajar la presión fiscal.

La subida del IBI un 60% desde 2008 contrasta con la caída del precio de la vivienda

La subida del IBI un 60% desde 2008 contrasta con la caída del precio de la vivienda

Mientras el valor de las viviendas se desploma, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se ha incrementado un 60% desde 2008. Sin duda, tal y como denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los propietarios de una vivienda están siendo víctimas del afán recaudatorio. El IBI es uno de los ejemplos, puesto que desde 2008 las subidas alcanzan el 60% en muchos casos y, en otros, incluso superan el 100%. «Es un incremento brutal, causado por la actualización de los valores catastrales, por la subida de los tipos del impuesto, por la eliminación de bonificaciones y aumento de recargos, y por la decisión del Gobierno central de aplicar un incremento extraordinario», denuncian desde la OCU, que exige a las administraciones ser responsables y de adecuar el IBI a la situación económica real.

Para la organización de consumidores el IBI está completamente desconectado de la capacidad económica de los contribuyentes y de la evolución del valor de los bienes inmuebles a los que grava. La subida afecta a todos los propietarios de inmuebles, pero ha sido especialmente grave para los dueños de una vivienda habitual, sobre todo para colectivos desfavorecidos como parados, pensionistas, viudas y viudos, titulares de viviendas de protección oficial, etc.
Parar la subida del IBI
Antes esta situación, y a pesar de la movilización a nivel local de diversos colectivos, las autoridades locales y nacionales eluden sus responsabilidades y se culpan mutuamente. Por eso, OCU quiere parar la subida indiscriminada del IBI y hace un llamamiento a los ciudadanos para que firmen en contra de las subidas desproporcionadas e indiscriminadas del IBI en http://www.ocu.org/ibi

La OCU pide, con el apoyo ciudadano:

  1. Al Gobierno central, que no se prorrogue la subida extraordinaria del IBI en 2014.
  2. A los ayuntamientos y a la Dirección General del Catastro, que se respete la ley y no se admitan valores catastrales que superen el límite legal del 50% del valor de mercado.
  3. A los ayuntamientos, que las subidas del valor catastral sean compensadas en 2014 con otras medidas, como la reducción del tipo impositivo, bonificaciones y subvenciones para colectivos desfavorecidos.
  4. A todas las administraciones, que se revise un sistema impositivo, a todas luces injusto que permite subidas indiscriminadas del 30, 40 o 60% en los últimos años.

Santander y Barcelona, donde más se paga por IBI

Santander y Barcelona, donde más se paga por IBI

Los españoles tendrán que pagar una media de 789 euros por el IBI, el Impuesto de Bienes Inmuebles. Según pisos.com, los propietarios de viviendas unifamiliares son los que harán frente al recibo más caro: supera en 2.900 euros al que recibirán los dueños de viviendas colectivas. Así, santanderinos y barceloneses son los que más pagarán: 658 y 483 euros respectivamente por una vivienda colectiva, mientras que abonarán entre 3.479 y 3.219 euros por una casa unifamiliar.

Los españoles tendrán que hacer frente este año a un Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que asciende a 789 euros de media, aunque la diferencia en función de la ubicación de la vivienda supera los 1.850 euros. Así lo revela un análisis realizado por el portal inmobiliario pisos.com sobre el IBI de las diferentes capitales autonómicas, que también pone de manifiesto que el recibo por una vivienda unifamiliar es un 34% más caro que el de una vivienda colectiva.
El IBI más caro de España
El pago de este recibo se hará cuesta arriba para muchos españoles, sobre todo para santanderinos y barceloneses. Mientras que la media nacional es de 339 euros para las viviendas colectivas y 1.239 euros para las unifamiliares, los cántabros pagarán 658 y 3.479 euros respectivamente, y el recibo de los catalanes ascenderá a 483 euros y 3.219 de media.
Según el director del Gabinete de Estudios de pisos.com, Manuel Gandarias, «el IBI es uno de los impuestos que más cuesta pagar en estos tiempos de dificultades económicas, más aún cuando los valores catastrales se revisan y el recibo es más caro año tras año». Para Gandarias calcular la cuota íntegra aproximada para una vivienda tipo es una cuestión complicada porque el Catastro unifica los valores catastrales en dos categorías por cada distrito: viviendas colectivas e unifamiliares, entendiendo por las primeras pisos en altura y por las segundas chalets adosados e independientes, aunque esta diferenciación es muy general.
Aunque sólo las capitales de Asturias y Aragón han subido el coeficiente de IBI en 2013 (0,19 puntos de media, hasta el 0,78% en el caso de Oviedo y el 0,65% en el de Zaragoza) ninguna de las dos tiene el tipo impositivo más elevado del país; este puesto lo ocupan Valencia, con un 0,97% y Sevilla con un 0,85%. Los vitorianos (0,22%) y pamploneses (0,35%) son los que tienen el coeficiente más bajo.

El IBI en Madrid sube más de un 200% en la última década

Más del 200%. FACUA Madrid critica el incremento desproporcionado del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante esta última década, cuya subida durante los últimos diez años supera el 222%. Por ejemplo, un ciudadano madrileños con una vivienda de 150 metros cuadrados paga 1.214 euros. La asociación critica esta política fiscal y considera inaceptable que sean las familias madrileñas las que paguen las consecuencias derivadas de la mala gestión del gobierno de la Comunidad de Madrid.

FACUA Madrid recuerda que desde la creación del IBI no ha bajado nunca y que además el Gobierno central estableció dentro de sus presupuestos para 2012 y 2013 un recargo entre el 4% y el 10%.
Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid también ha implementado nuevos valores catastrales que entrarán en vigor en esta nueva década, lo que significa que la base imponible del impuesto no dejará de subir y por lo tanto seguirán aumentando la cuota, suponiendo un grave perjuicio para los usuarios madrileños a la hora de adquirir una vivienda.
FACUA Madrid insta tanto al gobierno regional como al local la eliminación de las tasas de basuras puesto que considera que ya están incluidas dentro de este impuesto y por tanto los usuarios lo están abonando dos veces.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, con un promedio de 4,50 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies