>
Compartir
WhatsApp

¿El propietario puede vender el piso donde vivo de alquiler?

Piso de alquiler
NOTICIA de Jessica Pascual
08.02.2024 - 07:54h    Actualizado 08.02.2024 - 07:54h


Tengo un contrato de alquiler y quieren vender el piso, ¿es legal? Sí, la Ley de Arrendamientos Urbanos recoge la posibilidad de que el propietario de una vivienda pueda venderla, aunque tenga inquilinos viviendo en ella y con un contrato legal.

La normativa no deja lugar a dudas: El propietario de una vivienda puede decidir si poner a la venta su inmueble en cualquier momento. Independientemente de si lo tiene alquilado o no. ¿Pero, qué pasa con el contrato de alquiler? ¿Se anula? ¿El inquilino tiene que dejar el pis o puede quedarse?

El dueño de la vivienda debe informar al inquilino con suficiente antelación y realizar el proceso de venta siguiendo unos pasos específicos y siendo totalmente transparente con todas las partes, tanto con su inquilino, como con los potenciales compradores. En esta guía puedes consultar todas las claves acerca de la venta de pisos que están alquilados y los derechos de los inquilinos en estas situaciones.

¿Pueden vender el piso donde vivo de alquiler?

Es una de las cuestiones que más dudas plantean: ¿Es legal que el propietario ponga a la venta el piso donde vivo de alquiler? Sí, no existe ninguna normativa que impida al titular de un inmueble ponerlo a la venta aunque tenga inquilinos viviendo en ese piso. Pero debe hacerlo siguiendo unos pasos y procedimientos que están regulados por ley. En concreto, esta es una posibilidad que recoge la Ley de Arrendamientos Urbanos.

¿Me pueden echar del piso de alquiler al venderlo?

Por norma general, no. La normativa especifica que la venta de una vivienda que está alquilada no da derecho a desalojar al inquilino. Por el contrario, en este tipo de situaciones, se produce lo que se conoce como una subrogación del contrato, es decir, que se mantienen las condiciones firmadas hasta que finalice la vigencia del documento.

En el caso de que en el contrato de alquiler no se haya reflejado una vigencia, la normativa actual establece que la duración de un contrato de alquiler es de 5 años para particulares si en el contrato no se establece lo contrario. Hasta que llegue este momento, si se produce la venta, el nuevo propietario está obligado a respetar al inquilino y las condiciones de su contrato.

¿Puedo comprar el piso en el que estoy alquilado?

Sí, de hecho, la normativa contempla que el inquilino tiene prioridad frente a otros potenciales compradores a la hora de comprar la vivienda en la que vive de alquiler. Pero siempre y cuando acepte las condiciones que marca el propietario y no exista ninguna cláusula en el contrato de alquiler que establezca lo contrario.

El propietario debe informar al inquilino con un mes de antelación

Para que el propietario de una vivienda alquilada pueda iniciar el proceso de compraventa del inmueble, debe avisar a la persona que está de inquilino con suficiente antelación. La normativa especifica que este comunicado debe efectuarse con un plazo mínimo de 30 días antes de la fecha fijada para la compraventa.

En esta notificación debe informarse al inquilino de la intención de vender la casa, así como del precio y las fechas en las que prevé ponerse a la venta y otras cuestiones relacionadas con la operación. De tal manera que, el propio inquilino, si está interesado en adquirir la propiedad, pueda hacerlo.

No solo eso, sino que el propietario debe mantener al inquilino informado acerca del proceso para que tenga en cuenta la evolución de la operación y pueda buscar otra alternativa habitacional durante este tiempo en el caso de que no esté interesado en comprarla.

El casero también debe informar a los posibles compradores

Por otra parte, el propietario que quiere vender el inmueble también debe informar a los futuros compradores de la existencia de los inquilinos y de todos los aspectos relacionados con el alquiler de la vivienda que quiere vender. De manera adicional, detallar otros aspectos relacionados como si el inquilino abona las cuotas en plazo, si respeta la vivienda, quién se encarga del pago de las facturas en el piso de alquiler y otras cuestiones relacionadas. Para que pueda tomar una decisión acerca de si comprar o no la vivienda con toda la información en su mano.

Cómo negociar las visitas de la vivienda alquilada

Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta. Las visitas de posibles compradores a la vivienda de alquiler deben negociarse entre las partes. Tanto el momento de hacerlas, como el proceso. Porque el propietario no puede entrar en la vivienda por libre ni sin consentimiento del inquilino. De la misma manera que, aunque puede tener unas llaves de un piso de alquiler, no puede usarlas cuando hay una persona viviendo de alquiler con un contrato legal firmado.

Si quieres leer más noticias como ¿El propietario puede vender el piso donde vivo de alquiler?, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.