Ay qué calor, consejos para prevenir los efectos de las altas temperaturas

Consejos para prevenir los efectos de las altas temperaturas
NOTICIA de Javi Navarro
17.05.2022 - 14:00h    Actualizado 19.07.2022 - 12:42h

Llega una ola de calor y las temperaturas se disparan. Los termómetros marcan los 35 y hasta los 40 grados en algunas zonas el país, lo que puede resultar peligroso si no se toman las precauciones necesarias. Para minimizar los daños que el exceso de calor puede causar, principalmente en niños, ancianos, pacientes con patologías crónicas y personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre, es recomendable seguir todas estas indicaciones. Insistimos en la importancia de prevenir los efectos negativos del calor, sobre todo los más importantes.

Consejos para el calor

Estos son los 10 consejos que puedes poner en práctica para combatir las altas temperaturas y sobrellevar las épocas de más calor. Además de no agobiarte y tener en cuenta estos consejos, siempre puedes ponerle un toque de humor al asunto y pasar un rato divertido con los mejores memes de la ola de calor.

1. Bebe y bebe y vuelve a beber

Beber agua o líquidos frecuentemente, incluso aunque no sientas sed, es fundamentar para evitar deshidratarse.

2. Evita las bebidas con cafeína

No abuses de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar, puesto que hacen perder más líquido corporal. Evita también el alcohol. Por el contrario, el mejor remedio para mantenerte hidratado de forma saludable y combatir las altas temperaturas es preparando recetas con alimentos con un gran porcentaje de agua y pocas calorías o azúcares, como por ejemplo el agua de pepino o un batido de sandía.

3. Cuidados en bebés con altas temperaturas

Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, presta especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

4. A la sombra y en lo fresco

Permanece el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Refréscate siempre que lo necesites.

Parece obvio, pero no disponer de un sitio fresco en tu casa puede afectar a tu estado de ánimo. Y es que las altas temperaturas provocan irritabilidad y mal humor. Así que uno de los mejores remedios para combatir una ola de calor es buscar las habitaciones más frescas. ¿Cómo? Poniendo en práctica consejos tan sencillos como bajar las persianas y cerrar las ventanas en las horas de mayor calor, para evitar que aumente la temperatura interior del hogar.

5. Ducha antes de dormir

Dormir en verano es todo un desafío. Y pasar las noches dando vueltas o durmiendo de forma intermitente a causa del sudor y el calor, es, por desgracia, algo habitual durante los momentos de mayor temperatura.

Por ello, una fórmula para intentar rebajar esa sensación de calor es darte una ducha templada antes de ir a dormir. Pero no debes ponerte debajo de agua muy fría, puesto que el contraste que vas a experimentar al salir del baño va a ser peor. En estos casos, una ducha templada que te refresque antes de ir a dormir te va a ayudar a conciliar el sueño y a evitar tener insomnio en los meses de más calor.

6. ¿Puedo hacer ejercicio con tanto calor?

Lo mejor es que reduzcas los esfuerzos físicos en las horas de más calor (12:00 a 17:00 horas). Y no practiques deportes al aire libre durante estas horas

7. Qué vestir con estos calores

Para combatir las altas temperaturas es recomendable que utilices ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

8. Evita los coches con altas temperaturas

Nunca dejes a nadie en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos).

9. Cómo saber si me afecta el calor

Consulta a tu médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas.

10. Qué comer con este calor

Haz comidas ligeras que te ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.). Es normal sentir fatiga y cansancio extra en las épocas de mayor temperatura. Por ello, para intentar paliar esta sensación de falta de energía, lo mejor es optar por alimentos con gran aporte de vitaminas y minerales, saludables, fresquitos, con un gran porcentaje de agua para hidratarnos y bajos en azúcares y grasas.

Si no sabes cuáles son las frutas y hortalizas ideales para consumir en verano, aquí te dejamos un listado completo con todos los alimentos de temporada, para que puedas aprovechar y disfrutar del sabor de algunos ejemplares en todo su esplendor.

Además de estas recomendaciones, hay que tener en cuenta cómo conservar los medicamentos para evitar los efectos adversos provocados por las altas temperaturas.

Cómo prevenir los efectos negativos de los rayos solares para proteger la salud

Durante el verano, es cuando más actividades desarrollamos al aire libre, pero también es la época en la que los rayos del sol son más dañinos, puesto que inciden en la Tierra de forma más perpendicular. Nuestra piel es en esta época muy vulnerable a la exposición solar, por lo que una adecuada protección es fundamental para evitar daños sobre la salud, sobre todo porque los efectos negativos de la exposición prolongada al sol son acumulativos.

Algunas de estas consecuencias son quemaduras, insolaciones, afecciones oculares, alteraciones del sistema inmunitario o el envejecimiento cutáneo prematuro. El aumento del cáncer de piel (carcinoma y melanoma maligno) en los últimos años es un claro indicativo de los peligros que comportan estas radiaciones cuando no se toman las debidas medidas de precaución.

No obstante, la mayoría de los efectos adversos de la exposición al sol son evitables siguiendo unos sencillos consejos que recomiendan el Ministerio de Sanidad y Consumo y las organizaciones especializadas:

1. Evite permanecer al sol

Hay que evitar la exposición solar durante las horas centrales del día (de 12 a 17 horas), así como exposiciones prolongadas o siestas.

2. Disminuya las partes del cuerpo expuestas directamente al sol

Las prendas ligeras, las camisas de punto tupido y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Las prendas más cómodas en los climas calurosos son las camisas de algodón de colores claros. La ropa debe ser cómoda y no demasiado ceñida.

3. Protección de la cabeza

Se recomienda cubrir la cabeza con sombreros o gorras.

4. Proteger la vista

El sol puede dañar también los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas homologadas. Aquí te dejamos cómo saber qué gafas comprar para que filtren, al menos, el 90 % de la radiación ultravioleta.

5. Productos protección solar

Utilice productos de protección solar con un factor elevado y adecuados a su edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño. Recuerde que ni siquiera los productos de protección solar muy eficaces y que protegen frente a ambas radiaciones, UVB y UVA, pueden garantizar una protección total frente a los riesgos que la radiación ultravioleta (UV) entraña para la salud.

Por esta razón, se ha cambiado la normativa de etiquetado de los productos de protección solar y no debe declararse ni darse a entender que ofrecen protección total frente a los riesgos derivados de una exposición excesiva a la radiación UV. La única forma de evitar completamente los daños del sol es evitar la exposición y, cuando esto no se haga, tomar las medidas de protección adecuadas descritas para intentar disminuir el riesgo.

6. Un baño en la piscina no protege del sol

Sea cuidadoso en exposiciones en el agua, puesto que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.

7. Cuidado con los más pequeños

Proteja especialmente a los niños, puesto que son muy sensibles a sobre exposiciones al sol en esta época del año. Se debe evitar también que menores de 3 años estén expuestos al sol. Se deben utilizar cremas de factor solar alto y se aconsejan factores de protección solar mayores de 40.

Cuidado también con mascotas, sobre todo en animales como perros que sufren golpes de calor.

8. Cuidado con las quemaduras

No olvide que el riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura (cada 300 metros, aumenta un 4 % el poder de las radiaciones ultravioleta) por lo que en la montaña se deben seguir los mismos consejos para protegerse del sol. Así que no te olvides de echarte crema y protección, si no quieres experimentar los peligros de exponerte al sol de forma continuada.

Si quieres leer más noticias como Ay qué calor, consejos para prevenir los efectos de las altas temperaturas, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >