>
Compartir
WhatsApp

Cómo quitar un pelo enquistado sin dolor de la ingle, axilas, barba o pubis

Depilación
NOTICIA de Jessica Pascual
25.02.2024 - 08:41h    Actualizado 25.02.2024 - 08:42h

Un pelo enquistado es un defecto estético que suele ser bastante doloroso y que aparece generalmente tras la depilación. No suele revestir gravedad, pero es fundamental saber cómo eliminarlo de forma fácil porque resulta bastante incómodo, en especial, en determinadas zonas del cuerpo donde puede provocar rozaduras, como en las ingles o las axilas.

¿Quieres saber cómo quitar un pelo enquistado de forma rápida y sin dolor? En esta guía puedes consultar algunos trucos y consejos para disminuir la infección e inflamación de esta zona y ayudar a extraer el pelo. No hay que confundir estas técnicas con el proceso a seguir para quitar un grano de la cara, puesto que el proceso es completamente diferente.

Qué es un pelo enquistado

Los expertos de Mayo Clinic explican que un vello encarnado se forma cuando un pelo que se ha eliminado (normalmente mediante depilación), vuelve a crecer y se curva dentro de la piel, lo que provoca una obstrucción e infección de la zona porque este vello no puede crecer y salir al exterior de la piel. Como consecuencia, explican, un vello encarnado puede provocar pequeños bultos hinchados en la piel que posiblemente causen dolor.

En resumen, es un vello que no ha podido crecer de forma correcta y se queda enquistado dentro de la piel. Suponen una pequeña infección y es fundamental saber cómo tratarlos para evitar que derive en un problema mayor.

Cómo quitar un pelo enquistado

Para quitar un pelo enquistado, hay una serie de pasos a tener en cuenta que permiten extraerlo de forma fácil y sin generar un problema más grave de infección.

Lo primero que hay que hacer es lavarse las manos y limpiar la zona donde se encuentra el pelo enquistado. Un proceso que puede hacerse con agua tibia y con jabón. Es relevante preparar la piel para proceder con la extracción del vello. Ante todo, no apretar ni querer sacarlo con las manos sucias, puesto que ello puede derivar en una infección mucho más grave.

A continuación, humedecer un paño con agua caliente y aplicarlo sobre la zona. También puedes hacer baños de vapor sobre la zona a tratar para que se reblandezca la piel y permita sacar el pelo con mayor facilidad.

Después, con la zona humedecida y reblandecida, coger unas pinzas de depilar. E intentar sacar de forma cuidadosa el pelo enquistado. Esta es una técnica que solamente sirve si eres capaz de ver la punta del vello. En caso contrario, te recomendamos probar primero otros remedios naturales para potenciar la salida del pelo y después extraerlo con mayor facilidad.

Una vez fuera, aplicar un gel limpiador o una crema calmante para aliviar la irritación de la zona y regenerar la piel afectada.

Remedios caseros que ayudan a expulsar los pelos enquistados

Desde Mayo Clinic explican que, en muchos casos, el vello encarnado mejora sin tratamiento. Aunque si no mejora, siempre pueden ponerse en práctica algunos de los siguientes remedios para eliminarlos de la piel.

Con aloe vera

Sus propiedades permiten eliminar la suciedad originada en la piel y los poros y, además, es un potente calmante y antibacteriano. Tiene capacidad para regenerar la piel y, por todo ello, es uno de los grandes aliados contra los pelos enquistados.

Para aplicarlo y que el efecto sea el deseado, solamente hay que coger el gel del interior de la planta y masajear la zona donde se encuentra el vello encarnado. Previa limpieza e higiene del área para garantizar la efectividad del tratamiento.

En el caso de que no tengas la planta, puedes comprar aloe vera en cualquier establecimiento y realizar el mismo proceso. Es una técnica que puede aplicarse de forma rutinaria todos los días hasta bajar la inflamación.

Junto con estas propiedades, esta conocida y popular planta medicinal tiene amplísimos usos en el ámbito de la belleza y del bienestar. Desde la capacidad de eliminar las estrías con aloe vera hasta usarlo como el mejor remedio casero para eliminar la caspa.

Con miel

El estudio ‘Miel: su propiedad medicinal y actividad antibacteriana‘, publicado en la National Library of Medicine, afirma que la miel tiene grandes beneficios para el cuidado de la piel y, en especial, para combatir las infecciones. En concreto, se explica que la principal curativa de la miel se encuentra en que ofrece una gran actividad antibacteriana, que mantiene la herida húmeda. De manera adicional, su alta viscosidad ayuda a proporcionar una barrera protectora para prevenir infecciones.

Para conseguir una mayor efectividad, hay que aplicar la miel directamente sobre la zona a tratar y dejar que actúe durante unos minutos. Tras este tiempo, si notas que este remedio ha ayudado a calmar la zona y aliviar la irritación, retirar de la piel y limpiar la zona. Puedes repetirlo varias veces hasta conseguir bajar la inflamación y extraer el vello.

Con una infusión de manzanilla

Los pelos enquistados acaban convirtiéndose en pequeños bultos rojos inflamados y molestos cuando están infectados. Por ello, nada mejor que aplicar un calmante como la manzanilla sobre esta zona para aliviar la inflamación e hinchazón provocada por este vello encarnado.

Para ello, solamente hay que hacer una infusión de manzanilla y, tras ello, con ayuda de una gasa, algodón o compresa, empaparla en el contenido y aplicarla directamente sobre la zona infectada. Repetir la acción varias veces hasta notar los efectos. O dejar la gasa puesta encima de la zona a tratar por un periodo de unos 5 o 10 minutos.

La manzanilla es una de las plantas medicinales más comunes en España que tiene múltiples beneficios, dado que se trata de un potente antiinflamatorio que ayudará a expulsar el vello encarnado de forma fácil y sin dolor. Pero además, sirve también como infusión contra el estreñimiento y como remedio para calmar el dolor de garganta, entre otros aspectos.

Junto a estos consejos, hay que tener en cuenta otros aspectos preventivos que ofrecen los expertos para evitar que aparezcan, como lavarse la piel y aplicar un gel limpiador suave para desinfectarla antes de la depilación, así como rasurarse en la bañera y nunca en seco, puesto que las cuchillas irritan la piel. Por último, no olvidar depilarse siempre en la misma dirección, en sentido del crecimiento del vello.



WhatsApp Casacochecurro