Santander, Banesto y Banif, la unión bancaria de expertos en pisotear los derechos de los consumidores

Santander, Banesto y Banif, la unión bancaria de expertos en pisotear los derechos de los consumidores
NOTICIA de Javi Navarro
17.12.2012 - 18:47h    Actualizado 24.06.2021 - 19:59h

El oligopolio financiero continúa aumentando su musculatura tras el anuncio de Banco Santander de absorber Banesto, entidad de la que el banco presidido por Emilio Botín ya tenía un 89,74% de su capital, a lo que se une también la integración de Banif. De esta manera Banco Santander operará ahora bajo una única marca comercial. El Santander de Emilio Botín reconoce que “esta operación se produce en el marco de una profunda reestructuración del sistema financiero español, que está suponiendo una fuerte reducción del número de competidores y la creación de entidades de mayor tamaño”. Es decir, menos competencia en el sector, con la creación de auténticos ‘monstruos’ financieros. Así, se confirma el avance hacia un auténtico y reconocido oligopolio financiero, en el que operen únicamente 8 ó 10 entidades, lo que perjudica gravemente a los usuarios. ¿Inconvenientes? Muchos.

Bancos que pisotean los derechos de los consumidores

Por ejemplo, de esta manera los ciudadanos se encontrarán con menos posibilidades de conseguir financiación, y con una menor oferta a la hora de obtener condiciones favorables cuando se pidan préstamos, entre otros. Además, la ‘unión’ entre Banesto, Banif y Banco Santander no es sino la fusión de tres entidades que han dañado gravemente los derechos de los consumidores.

Banco Santander, de escándalo en escándalo

Desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (ADICAE) recuerdan que el ‘primer banco de España’, Banco Santander, es campeón en menospreciar a los consumidores. Sólo en el último año y medio ha cometido auténticos atropellos y menosprecios. Participaciones preferentes, cláusulas suelo, venta masiva de productos tóxicos como los pagarés o incluso ‘camuflaje’ de estos en forma de depósitos, o el masivo engaño de los Valores Santander, con presiones incluidas a los afectados, son solo algunas de las ‘perlas’ que la entidad de Emilio Botín ha soltado en el último año y medio, por no mencionar el indulto de su número 2 a cargo del ex presidente del Gobierno Zapatero…

Banesto, especialista en hipotecas abusivas

Banesto también ha destacado por no respetar los derechos de los consumidores. Ya no lo hizo en el caso Opening -en el que ADICAE le derrotó y fue condenado a devolver a los alumnos las cantidades indebidamente cobradas-. Ha comercializado CAPs hipotecarios como si fuesen seguros cuando son un producto de inversión arriesgado, incluye cláusulas suelo en sus hipotecas, ha vendido masivamente participaciones preferentes y es una de las entidades que menos cumplen las resoluciones del Banco de España favorables a los consumidores.

El fraude de Banif Inmobiliario

En 2008 la insolvencia del Fondo del Banco Santander destapó uno de los mayores agujeros de la actual crisis financiera e inmobiliaria. El Fondo “Santander BANIF Inmobiliario”, que gestionaba un patrimonio de 3.049 millones de euros, recibió en diciembre de 2008 autorización de la CNMV para realizar una tasación extraordinaria del patrimonio que reduciría sensiblemente su valor. Unas semanas después solicitó suspender los reembolsos a los 69.864 partícipes, a los que ofrecía únicamente el 10% de sus ahorros y préstamos “en condiciones de mercado”. Dos años después los afectados ya han recuperado el 80% de su inversión y ADICAE continúa peleando para que recuperen la totalidad de la misma.

A la mínima, cambiemos de banco

Para la economía, el derecho a escoger es fundamental para la creación de un mercado genuinamente competitivo que estimule la innovación y recompense a aquellas empresas que entregan productos y servicios al cliente de calidad y respetando los derechos de los consumidores, castigando a aquellas que no lo hacen.

Los consumidores no deberían verse obligados a tolerar cobros excesivos, servicios de mala calidad o conductas irresponsables. Pero este derecho de los consumidores es socavado en el sector de los servicios financieros. Aún cuando estén hartos de su banco muchos consumidores sienten que cambiar de banco es demasiado difícil, o que no vale la pena. El resultado es que los bancos y demás proveedores de servicios financieros suelen tener pocos incentivos para mejorar sus servicios o para rebajar sus costos.

¿Qué impide que los consumidores elijan?

– El tiempo requerido para cambiar de banco y la complejidad del proceso.

– El costo directo que existe en cerrar o transferir las cuentas.

– El riesgo que se percibe con respecto a que puedan perderse los pagos o aparecer costos adicionales.

– Las promociones vinculantes que exigen que el consumidor se comprometa con un producto o servicio durante un periodo de tiempo o los paquetes de ofertas, que exigen que el consumidor compre otros productos además del que deseaba comprar en realidad. Este es el caso de España.

– La falta de información clara que explique las diferencias entre los distintos proveedores.

La actual reforma del sistema financiero en España ha creado un oligopolio bancario más descarado de lo que existía. Así es imposible que la verdadera “competencia” se ponga en marcha. Por eso debemos ser los consumidores quienes impulsemos y exijamos mejor trato. No lo dude, a la mínima ¡cambie de banco!

Si quieres leer más noticias como Santander, Banesto y Banif, la unión bancaria de expertos en pisotear los derechos de los consumidores, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >