>
Compartir
WhatsApp

Cómo afecta la nueva regulación de los precios del alquiler al empleo del sector inmobiliario

Balcones en una fachada
NOTICIA de Jessica Pascual
21.03.2024 - 09:57h    Actualizado 25.03.2024 - 10:34h

Pérdida de puestos de trabajo y peores condiciones laborales: Así podría afectar la nueva regulación del alquiler a los puestos de empleo del sector inmobiliario. Esta es una de las consecuencias que se deriva de esta nueva normativa, según apuntan los expertos de Alquiler Seguro, empresa de gestión de viviendas en alquiler, y que se suma a otras, como el efecto de que la limitación de precios impulsará a los propietarios a vender y reducirá la oferta del alquiler.

Las cifras de Alquiler Seguro apuntan a que la declaración de más zonas tensionadas podría poner en peligro hasta un 25 % de los más de 170.000 puestos de trabajo del sector. Una situación que, según indican los expertos de la compañía, “supone un serio varapalo para el sector inmobiliario en España”. En datos y a fecha de febrero de 2024, los precios más económicos para alquilar en grandes ciudades se encuentran entre los 700 y los 1.000 euros.

Cómo afecta la nueva regulación de los alquileres en el sector de trabajo inmobiliario

La nueva regulación de los precios del alquiler podría poner en peligro los puestos de empleo de los profesionales del sector inmobiliario. En concreto, la declaración de zonas tensionadas por la implantación de la nueva Ley de Vivienda y la consecuente norma acerca de la regulación del precio del alquiler del Gobierno“, supone un serio varapalo para el sector inmobiliario en España porque podría poner en peligro hasta un 25 % de los puestos de trabajo del sector que, según datos de la Encuesta de Población Activa, superaron los 170.000 profesionales a finales de 2023”, apuntan desde Alquiler Seguro.

Una situación que se deriva de la incertidumbre que genera la implantación de estas medidas, que ya está desembocando en la contracción de la oferta, aclaran los expertos. En concreto, apuntan a que la subida de costes y la disminución de la facturación podrían acarrear la pérdida de puestos de trabajo y el empeoramiento de las condiciones laborales.

Desde Alquiler Seguro estiman que hasta un 25 % del equipo humano de estas empresas podría verse afectado por las consecuencias de la nueva situación. Motivo por el que desde esta empresa evidencian que los profesionales del sector inmobiliario forman uno de los colectivos que más está sufriendo los estragos de la nueva Ley de Vivienda. Apuntan a que, “los inconvenientes con los que ahora tienen que lidiar desde el ámbito profesional de este sector no son una cuestión menor”, afirma Antonio Carroza, presidente de Alquiler Seguro.

La incertidumbre de los propietarios desemboca en la contracción de la oferta, lo que precariza aún más el mercado de alquiler, explican desde Alquiler Seguro. “Si bien la voluntad manifiesta es la de conseguir que los precios bajen, el alto grado intervencionista de esta regulación desemboca en una contracción de la oferta que provoca una tensión aún mayor en el mercado”, detalla Carroza. Indica que, en cifras, “hasta un 30% de los propietarios se plantean alguno de los modelos alternativos al alquiler residencial”. Una situación que se contrasta con otros estudios elaborados por la misma compañía que apuntan a que los límites al alquiler del Gobierno permiten que un 15 % de las viviendas puedan subir sus precios.

Efectos visibles en Cataluña

Las cifras de la Encuesta de Población Activa muestran que 2023 cerró con 172.600 personas empleadas en el sector inmobiliario, que muestra un ligero descenso frente a los 173.500 trabajadores con los que terminó 2022. El récord de empleo en esta rama de actividad se registró en el segundo trimestre del año pasado, cuando se alcanzaron los 187.100 ocupados.

Los expertos de Alquiler Seguro detallan que las consecuencias ya son visibles en Cataluña, que es la única comunidad autónoma que ha declarado una zona tensionada en 140 municipios donde se podrán intervenir los precios. En concreto, detallan que Lloguer Segur, la filial de Alquiler Seguro en Cataluña, que gestiona más de 4.000 viviendas en esta región, “está notando ya los problemas que conlleva esta nueva situación”.

Explican que la Ley de Vivienda y la declaración de zonas tensionadas es una estrategia errónea que golpea en varias direcciones. Por un lado, en la destrucción de la oferta, que perjudica a los inquilinos porque tendrán menos oferta de vivienda para alquilar. Por otro, “acentuará la gentrificación de las grandes ciudades, como en el caso de Barcelona”. En relación con esta nueva normativa aplicada ya en Cataluña, hay plataformas como Idealista que apuntan a que Barcelona no cumple con los requisitos para ser zona tensionada.

A lo que se suma que hay análisis que concluyen que los precios que da el Gobierno en su índice de alquiler no se corresponde con la realidad del mercado.

Efectos negativos de la nueva regulación de alquileres en el empleo

La pérdida de puestos de trabajo no es la única consecuencia negativa de estas medidas para el sector inmobiliario, indican desde Alquiler Seguro. La aprobación de esta normativa y sus modificaciones implica un aumento de costes en asesoría jurídica, debido al alto volumen de consultas que deben hacer las empresas afectadas.

Además, la Ley de Vivienda contempla un incremento en los tiempos de formalización de los contratos de arrendamiento por actualización, lo que supone un mayor coste indirecto y complica los trámites para alquilar.

Esta incertidumbre también lleva a que se cancelen proyectos de expansión y nuevas aperturas por el alto riesgo y escasas certezas. Y también un incremento de los costes de publicidad por la constante renovación de los anuncios.



WhatsApp Casacochecurro