Hipotecas recargables o cómo conseguir dinero por el valor de lo que ya has pagado de tu casa

Hipotecas recargables, la fórmula para conseguir financiación por valor de lo que ya has pagado de tu casa
NOTICIA de Jessica Pascual
19.05.2022 - 08:11h    Actualizado 19.05.2022 - 08:11h

¿Estás pasando por un mal momento financiero? El aumento del precio de la gasolina, la subida de los alquileres por la inflación, la imparable escalada de la factura luz o los gastos habituales son algunos de los factores que causan estragos en la economía del hogar de muchas familias.

Para salir del bache, si compraste una vivienda después de 2007 y todavía estás pagando la hipoteca de tu vivienda, te explicamos cómo puedes recargarla para conseguir de nuevo el dinero que ya has pagado del préstamo y obtener una financiación más económica y rápida.

Qué es una hipoteca recargable o recarga

Una hipoteca recarga es un préstamo hipotecario tradicional que permite a los clientes obtener, de nuevo, la cantidad de dinero que ya han pagado del crédito concedido. La fórmula es sencilla: Con este tipo de préstamos la entidad “recarga” las cantidades que el cliente ya ha amortizado (pagado) del total del crédito. En este tipo de hipotecas puede recargarse la totalidad del dinero amortizado o solamente una parte.

La única condición es que la suma de lo que quiere recargar el cliente sumado a la deuda pendiente que queda por pagar del préstamo, no supere la cifra del capital inicial que concedió el banco.

Lo vemos con un ejemplo:

El banco ha concedido a un cliente una hipoteca de 170.000 euros. Con el paso de los años, esta persona ya ha pagado 80.000 euros del préstamo, pero necesita liquidez extra. En ese momento, puede solicitar la recarga de la hipoteca. Así, puede pedir al banco que le vuelva a prestar la totalidad del dinero que ya ha pagado del préstamo, es decir, los 80.000 euros. O solicitar una cantidad menor, como por ejemplo, una recarga de 50.000 euros.

De esta manera, la deuda pendiente aumenta en función de la cantidad que el cliente solicite como recarga. En el caso de que solicite la recarga completa de la hipoteca, la deuda vuelve a ser la inicial que cuando el cliente contrató el préstamo.

En resumen, las hipotecas recarga consisten en una refinanciación del préstamo que permite a los clientes conseguir una liquidez extra. No es un producto bancario que pueda contratarse por sí solo, sino que es una de las opciones que ofrecen los préstamos hipotecarios tradicionales.

Requisitos para solicitar una recarga de la hipoteca

Al igual que sucede con cualquier otro producto financiero, no todo el mundo puede solicitar una recarga de una hipoteca. Para acogerse a esta posibilidad, el solicitante debe ajustarse a estos requisitos:

  • La hipoteca firmada con el banco tiene que ser anterior a diciembre de 2007. Momento en el que se aprobó la ley que regulaba e introducía esta medida para modernizar el mercado hipotecario.
  • Que el cliente todavía no haya terminado de pagar la hipoteca y, por tanto, esta no esté cancelada en el Registro.
  • El banco tiene que analizar y estudiar la petición del cliente para asegurarse de que va a poder devolver la cantidad de dinero que quiere ampliar.
  • La cantidad de dinero que el cliente solicita como recarga no puede ser superior al dinero que ya ha pagado de la casa.
  • Los plazos de amortización o devolución del préstamo hipotecario no cambian. El cliente debe devolver, en el mismo tiempo que le quedaba, una mayor cantidad de dinero.

Financiación extra, pero mismos plazos de amortización

La desventaja de este tipo de hipotecas recarga es que aunque amplíes el capital, los plazos de devolución del dinero se mantienen. Es decir, que no cambian las condiciones, solamente amplías el dinero a devolver.

Esto supone que las cuotas mensuales a pagar van a variar notablemente, sobre todo, si te quedaban pocos años de hipoteca. En este caso, vas a notar un notable incremento en esta partida de gasto.

Por ello, es importante analizar bien las posibilidades antes de contratar este servicio, porque, de lo contrario, puede que sin darte cuenta caigas en un sobreendeudamiento y no puedas seguir pagando la hipoteca. Para evitarlo, te recomendamos que antes eches cuentas para saber si te puedes endeudar.

¿Cuánto cuesta recargar la hipoteca?

El funcionamiento de este tipo de hipotecas es muy similar a la novación de una hipoteca para ampliar el préstamo. Pero con una ventaja añadida sobre este otro producto: No hay que pagar por este trámite, porque se trata de la misma hipoteca.

Una hipoteca recarga no es un producto bancario que pueda contratarse por sí solo, sino que es una posibilidad que se incluye dentro de los préstamos hipotecarios al uso. Por este motivo, no hay que pagar ningún coste añadido por solicitarlo.

Fórmula para conseguir financiación más barata

En cuanto a sus ventajas, la recarga de la hipoteca permite a los clientes conseguir una financiación extra de una forma mucho más económica. Al no ser necesario contratar un nuevo producto, no hay que hacer frente a ningún coste y, además, los intereses del préstamo son los mismos que los de la hipoteca. Que suelen ser más favorables que los asociados a otros préstamos personales.

Por este motivo, siempre es fundamental elegir una hipoteca con las mejores condiciones. De esta manera, si tienes que recurrir a una recarga, los intereses no van a suponerte ningún problema.

Si quieres leer más noticias como Hipotecas recargables o cómo conseguir dinero por el valor de lo que ya has pagado de tu casa, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >