Cómo comprar una casa sin ahorros

Cómo comprar una casa sin ahorros
NOTICIA de Jessica Pascual
11.08.2022 - 08:04h    Actualizado 11.08.2022 - 08:04h

¿Se puede comprar una vivienda sin tener ahorros? Sí, es posible adquirir una vivienda sin contar con un gran colchón económico. ¿Cómo? Una de estas opciones es buscar en plataformas donde conseguir una casa por menos de 30.000 euros. Al tener un precio más económico que el resto de viviendas, es posible adquirirlas sin disponer de dinero ahorrado.

La entrada de una casa es una de las grandes barreras que impide a muchas personas, sobre todo jóvenes, a comprarse una vivienda. En cifras, la cantidad que hay que tener ahorrada, de media, es del 30 % del valor de la casa. Lo que supone que para una vivienda de 180.000 euros, hay que tener ahorrados 54.000. ¿Pero, qué hacer si no dispones de esta cantidad de ahorro? En esta guía puedes consultar un total de 8 vías para comprar una casa sin ahorros.

Alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra es una fórmula que permite acceder a una vivienda en un primer momento sin tener ahorros. Durante los primeros meses, el funcionamiento es igual que los alquileres de vivienda. Solo tendrás que hacer un desembolso inicial para pagar un porcentaje específico de la prima con opción a compra, un par de meses de fianza y, después, abonar mes a mes la renta.

Una vez transcurra el tiempo marcado en el contrato de alquiler, el propietario ofrece a los inquilinos la posibilidad de comprar la casa. La ventaja de esta fórmula es que el precio de la vivienda no varía desde que el inquilino firma el contrato de alquiler con opción a compra. Si deciden hacerlo, del precio final de la casa se descuentan todas las mensualidades ya pagadas por el alquiler.

Si quieres saber más acerca de esta fórmula, aquí te explicamos con detalle en qué consiste el alquiler con opción a compra.

Solicitar una hipoteca sin ahorros

Para comprar una vivienda sin disponer de un buen colchón económico, es fundamental conseguir una hipoteca sin ahorros. Si el banco concede el préstamo sin pedir la entrada del 30 %, puedes comprar una casa sin ahorros.

Aval o doble garantía

Es una de las opciones más recurridas. Las personas que no cumplen con los requisitos que pide el banco para solicitar una hipoteca, acuden a un avalista.

La figura del aval permite que muchas personas puedan conseguir una hipoteca porque este actúa como garantía en caso de impago y responde con su patrimonio. Lo habitual es que este avalista sea una persona conocida, de la familia de los solicitantes de la hipoteca. Da igual que hayan terminado de pagar su vivienda o no.

Sin embargo, cada vez más las entidades bancarias piden a los solicitantes de hipotecas que no se ajustan a los requisitos la figura de la doble garantía hipotecaria. Es idéntica a la del avalista, pero con una gran diferencia. La vivienda que esa persona tenga en propiedad tiene que estar libre de cargas, es decir, ya pagada. Si quieres consultar más detalles, aquí te explicamos todo sobre la doble garantía hipotecaria.

Conseguir una hipoteca del 100 % más gastos

Si no tienes ahorros, lo mejor es intentar conseguir una hipoteca con las mejores condiciones posible. Por encima del 80 %. Y si es una hipoteca del 100 % más los gastos, mucho mejor.

Aunque es difícil conseguirlas, no es un imposible. Todavía hay entidades bancarias que ofrecen estos productos a sus clientes. En estos casos, si consigues una mayor financiación, apenas necesitas ahorros para comprar una vivienda.

Pedir dinero prestado a un familiar

Si prefieres no comprometer a tus amigos o familiares con el banco a través de la figura del avalista, puedes pedirle dinero prestado. No hablamos de que te dé dinero en un sobre y todo quede en el aire, sino de prestar dinero de forma legal.

Existen fórmulas para que esta transacción tenga validez legal y se realice bajo un contrato. Mediante esta fórmula, es posible conseguir el dinero que te falta para comprar una vivienda de una manera rápida y sin tener que ahorrar.

Comprar una casa sobre plano

Comprar una casa sobre plano consiste en adquirir una vivienda y empezar a pagarla sin que haya empezado a construirse. Por eso se llama sobre plano, porque la única información que tiene el cliente sobre el proyecto se encuentra en el papel.

Es una fórmula que permite adquirir la vivienda y pagar cuotas de manera progresiva hasta alcanzar ese porcentaje que te falta de la vivienda que no cubren los bancos.

Solicitar un préstamo personal además de la hipoteca

Es una técnica que consiste en pedir una hipoteca al 80 % y solicitar un préstamo personal que cubra el importe pendiente. Ya sea en esa misma entidad o en otras.

No siempre es fácil conseguir estos dos préstamos. Los bancos analizan cada detalle y van a mostrarse algo más reticente a la hora de solicitar un préstamo con una hipoteca pendiente. Además, hay que tener una muy buena gestión del dinero para evitar problemas y saber hasta qué nivel puedes endeudarte.

Aplazar el pago del ITP

Si lo que quieres comprar es una casa ya usada, de segunda mano, puedes abaratar los costes iniciales al solicitar el aplazamiento del pago del ITP. La cantidad a pagar depende de cada Comunidad Autónoma. Para solicitar este aplazamiento, es necesario que la vivienda se ajuste a unos requisitos específicos. De esta manera, puedes reducir el coste inicial, aunque sin olvidarte de rendir cuentas a la Hacienda autonómica correspondiente por ello.

Si quieres leer más noticias como Cómo comprar una casa sin ahorros, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >